Peugeot propone un híbrido que se propulsaría con aire comprimido

Este 'carro inflable' funcionaría con un motor de gasolina y un sistema de aire comprimido que opera sobre un mecanismo hidráulico que apoya el impulso de las ruedas traseras. Innovación tecnológica.

Redacción Motor

11:20 p.m. 15 de abril del 2013

Suena un poco despectivo, pero es una definición simplista de
la propuesta que hizo Peugeot en el pasado Salón de Ginebra, al presentar un chasis que serviría para montar un carro híbrido, pero que se apartaría de los actuales pues no mezcla un motor térmico con uno eléctrico sino con un compresor de aire cuya presión también ayuda a mover el vehículo.

El motor con aire comprimido es una máquina que lleva muchos años dando vueltas por ahí en la industria como una alternativa cero emisiones para la movilidad. En el fondo, se asemeja al motor térmico en el sentido de que es una máquina para procesar aire, con la diferencia que solamente se apoya en la presión externa que le agrega una máquina y no la genera por combustión.

Naturalmente, el motor de aire no es autónomo por sí solo, ya que necesita detenerse para recargar el tanque del gas comprimido, lo cual toma tiempo y necesita sitios destinados para este propósito.
Ya en el 2008, Peugeot había mostrado sus trabajos en este campo y ahora con este nuevo montaje y con los avances en su desarrollo piensa lograr un resultado de medio galón de gasolina para 100 kilómetros de distancia.

El aparato está concebido con un motor para gasolina de tres cilindros y el compresor de aire que requirió registra 80 nuevas patentes para proteger los hallazgos que permiten que el motor térmico accione alternativamente un grupo hidráulico, constituido por un motor y una bomba que comprimen el aire.

Este se almacena en un tanque de alta presión que va a lo largo del chasis y de otro de presión baja que va colocado transversalmente sobre el eje trasero donde se genera la  expansión del gas.

La energía del aire se transmite a las ruedas traseras mediante un tren epicicloidal hidráulico, cuyo aceite es desplazado por la presión del aire al tanque principal y actúa sobre las ruedas traseras.

Ese sistema hidráulico se presuriza por efectos del aire comprimido o bien por una bomba adicional manejada por el motor normal del carro. El auto podría avanzar con gasolina, con solo aire
o con ambas fuentes de motricidad al tiempo.

En este proyecto han trabajado más de 200 ingenieros en conjunto
con agencias ambientales del gobierno francés y usando  electrónica de Bosch. Su futuro, como el de todas estas propuestas de energías alternativas, no es aún claro pues para que tenga un desarrollo industrial requiere muchas pruebas y refinamientos, pero es sin duda menos limitado y complejo que los híbridos con electricidad, cuya dependencia de las baterías sigue siendo un punto neurálgico.

FRASES:

PEUGEOT TRABAJA DESDE EL 2008 EN ESTE CONCEPTO, Y HAY MÁS DE 200 INGENIEROS INVOLUCRADOS JUNTO CON AGENCIAS AMBIENTALES DEL GOBIERNO FRANCÉS Y BOSCH.

EL USO DE LA ENERGÍA DEL AIRE COMPRIMIDO ES
EVENTUALMENTE UNA ALTERNATIVA CON MAYOR AUTONOMÍA Y VIABILIDAD QUE LAS ELÉCTRICAS, PUES
NO DEPENDE DE BATERÍAS.

RECUADROS:

LAS TRES FASES
El carro se puede mover con la producción de un motor térmico convencional (naranja) conectado a las ruedas delanteras, que a su vez acciona el compresor del aire (azul) cuando es necesario, y en determinadas condiciones anda solo con la carga de gas (azul),
que acciona un mecanismo hidráulico que impulsa las ruedas
traseras. Un computador se encarga autónomamente de repartir las energías sin intervención del conductor.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.