Las placas de los vehículos son mucho más que letras y números

Un carro sospechoso es más fácil de encontrar si se sabe en dónde está matriculado: el nombre del municipio lo hace más 'visible' frente a la autoridad.

Redacción Motor

05:00 a.m. 23 de septiembre del 2008

MANUEL ANTONIO ORDUZ
REDACCIÓN VEHÍCULOS

Desde el material con que están hechas, hasta las letras y los nombres de los municipios del país responden a estudios juiciosos que pretenden que las placas sean más seguras y confiables.

Estas identificaciones -tal y como las conocemos hoy- nacieron en 1988, cuando por iniciativa del gobierno de entonces y como consecuencia de la nomenclatura insuficiente, se decidió 'arrancar de ceros' y con una lógica numérica diferente.
 
"Las placas negras que antecedieron a las amarillas estaban conformadas por dos letras, escritas verticalmente, y cuatro números escritos de forma horizontal -recuerda Guillermo Anzola, director del desaparecido Instituto Nacional de Tránsito y Transporte (Intra)-, a quien le correspondió la transición. Con el cambio de nomenclatura, ahora de tres letras y tres números, se aumentó infinitamente el 'cupo' para placas nuevas.

Una segunda decisión tuvo que ver con el aspecto físico. Las placas actuales están escritas horizontalmente y llaman más la atención por su color, pero también porque son reflectivas y fáciles de leer de noche.

"No solo se trataba de que se vieran bien, sino de que el carro llamara la atención en caso de una varada, por ejemplo. En sitios oscuros, la placa reflectiva advierte sobre la presencia del vehículo en la vía cuando lo alumbran", añade Anzola.

El tercer cambio ha generado controversia entre los usuarios y tiene que ver con que el nombre 'Colombia' despareció para darle paso al del municipio en donde el auto está matriculado. Esta decisión tiene una lógica práctica: es más fácil hacerle seguimiento inmediato a un vehículo sospechoso si se sabe 'en el acto' el sitio en donde está matriculado.

"En cuanto al traspaso de fronteras, Naciones Unidas le asignó a cada país un código de una o dos letras, escritas dentro de una elipse con fondo blanco, que los viajeros frecuentes deben pegar al lado de la placa trasera para que las autoridades conozcan su origen -explica el ex director del Intra-. Cabe decir, sin embargo, que son contados los carros colombianos que salen del país y muy baja la frecuencia con que lo hacen".  

Otros factores, como el material con el cual están hechas las placas, fueron adoptados con el único fin de frenar actos delincuenciales, como el 'gemeleo', que con las anteriores era muy frecuente.

Antes del 88, los delincuentes tenían verdaderas 'fábricas' de placas a las que recurrían incluso los usuarios comunes, que encargaban las suyas para cambiarlas por aquellas que ya estaban muy 'apaleadas': "A fin de cuentas, moldear una placa en hierro y de color plano es mucho más fácil que hacer una de aluminio, de color reflectivo", explica Anzola.

Las nuevas placas poseen -además- un sello de seguridad con el logotipo del Intra, que las autoridades revisan cuidadosamente cuando detienen a un sospechoso, el cual es 'casi imposible' de clonar.  

La numeración ha cambiado
Cuando arrancaron las nuevas placas, se le asignó a cada ciudad las letras que, fonéticamente, coincidieran con el nombre de la ciudad, de ahí que BO correspondiera a Bogotá o CA a Cali, por ejemplo.

Así mismo, y para que ese cambio no fuera tan traumático, las autoridades decidieron asignarle una letra al primer número de la placa anterior, siendo A=1, B=2, C=3, D=4, y así sucesivamente: la placa AN3800, por ejemplo, se convirtió en ANC800 y la amarilla BKD174 es la misma BK4174 del formato negro con blanco.
Hay que aclarar, sin embrago, que hoy las letras se han ido mezclando y ya no 'suenan' a la ciudad a la cual pertenece el vehículo, gracias a que el usuario tiene la posibilidad de trastear la cuenta de su carro, de un municipio a otro. Por eso no es raro encontrar una placa BOG300 perteneciente a Cali, o una IBG512 de Bogotá.

"Las placas en Colombia son 'para toda la vida' -aclara Guillermo Anzola-. Esto significa que si el dueño se trastea de una ciudad a otra y decide matricular su vehículo en su nuevo lugar de residencia, recibirá placas nuevas con las mismas letras y los mismos números, pero con la leyenda del municipio en donde queda rematriculado".

Placas 'blindadas'
Lo anterior quiere decir también que si las placas se pierden o son retenidas ilegalmente luego de un accidente de pérdida total, el dueño del vehículo está obligado a denunciar esa pérdida ante las autoridades pertinentes, tal como sucede cuando desaparece la cédula de ciudadanía.

Ambas -placas y cédula- pueden ser utilizadas en actos delictivos en los que puede terminar 'enredado' su poseedor, si previamente no ha advertido sobre su desaparición; de ahí que al usuario le toque demostrar que sus placas habían sido robadas y que quien cometió el delito no fue él, sino otra persona.

Quiere decir también que, al igual que la cédula de ciudadanía, son tan solo las autoridades respectivas las autorizadas para fabricar y expedir placas, por sus características de seguridad física y legal, y ¡ojo!: es prohibido alterarlas o repintarlas 'para que no se vean tan viejas'.

Tampoco se le pueden añadir leyendas y calcomanías o agujerearlas en lugares que puedan alterar su visibilidad, ni mucho menos cambiarle la nomenclatura.

Si, por ejemplo, se dañan o desaparecen, es necesario devolver las viejas a la secretaría de tránsito respectiva (el Sim, en el caso de Bogotá) o acudir a la entidad con el denuncio de pérdida para solicitar unas placas nuevas. 

Tanto control tiene su explicación por el alto número de robo de vehículos, el 'gemeleo' que no falta y la adulteración, que solo se puede controlar si se blinda lo mejor posible la expedición y el uso de este tipo de identificación.

MECANISMO DE IDENTIFICACIÓN
Según el Código Nacional de Tránsito, la placa es el mecanismo de identificación de un vehículo y tiene carácter 'intransferible e inmodificable' por lo que deberá acompañarlo hasta que se presente la destrucción del mismo.

Artículo 43. Diseño y elaboración. "Corresponde al Ministerio de Transporte diseñar y establecer las características y ficha técnica de la placa única nacional para los vehículos automotores, asignar sus series, rangos y códigos, y a las autoridades de tránsito competentes o a quien el Ministerio de Transporte autorice, su elaboración y entrega (¿)".

Artículo 44. Clasificación. "Las placas se clasifican, en razón del servicio del vehículo, así: de servicio oficial, público, particular, diplomático, consular y de misiones especiales (¿)".

Artículo 45. Ubicación. "Los vehículos automotores llevarán dos (2) placas iguales: una en el extremo delantero y otra en el extremo trasero (). Ningún vehículo automotor matriculado en Colombia podrá llevar, en el lugar destinado a las placas, distintivos similares a éstas o que la imiten, ni que correspondan a placas de otros países, so pena de incurrir en la sanción prevista en este Código para quien transite sin placas; estas deben estar libres de obstáculos que dificulten su plena identificación".

"Parágrafo. En caso de hurto o pérdida de la placa, se expedirá el duplicado con el mismo número".

Artículo 131. Multas. "Será sancionado con multa equivalente a ocho (8) salarios mínimos legales diarios vigentes, el conductor de un vehículo automotor que incurra en cualquiera de las siguientes infracciones ():

'Conducir un vehículo sin placas, o sin el permiso vigente expedido por autoridad de tránsito; con placas adulteradas; con una sola placa, o sin el permiso vigente expedido por autoridad de tránsito; con placas falsas'".

CADA CUAL TIENE SU COLOR
Amarillas: vehículos particulares
Azules: servicio diplomático, consular y misión técnica.
Blancas: servicio público y transporte especial.
Rojas: ya no existen, eran de tránsito temporal. Hoy es posible transitar sin placas, pero con un permiso especial. Esos vehículos no pueden circular después de las 6 de la tarde.

PARA SOLICITAR DUPLICADO DE PLACAS¿
Las autoridades le pedirán lo siguiente:
Original del Formulario Único Nacional (FUN) completamente diligenciado, con improntas (estas deben colocarse directamente adheridas al formulario), firmas y huellas. Este FUN se entrega en SIM cuando se pagan los derechos del trámite.
La(s) placa(s) del vehículo al reclamar el trámite procesado, en caso de deterioro.
Fotocopia del seguro obligatorio (Soat) del vehículo.
Fotocopia simple del pago de impuesto del vehículo del año en curso (autoavalúo), para lo cual se aceptará alguno de los siguientes documentos:
1. Formulario único de impuestos sobre vehículos automotores, con sello de pago visible y autoadhesivo de la entidad receptora.
2. Copia de declaración y pago electrónico de impuesto sobre vehículos automotores.
3. Formulario para declaración sugerida del impuesto de vehículos automotores (impreso desde Internet) con sello de pago visible y autoadhesivo de la entidad receptora.
Cuando la Secretaría de Hacienda no proporcione la copia de la declaración y pago electrónico del impuesto sobre vehículos automotores, se puede recibir el tabulado del detalle del pago de impuestos extraído de la página Web de la Secretaría de Hacienda (www.shd.gov.co), donde se refleje el pago realizado (¿Vehículos automotores exentos del pago de impuestos¿).
Original del recibo de pago de derechos del trámite respectivo, los cuales se cancelan en SIM.
Si intervienen personas jurídicas, original o fotocopia del certificado de existencia y representación expedido por la Cámara de Comercio, SuperBancaria o SuperSociedades, Alcaldía o ente público, con no más de 90 días calendario de expedido.
Denuncia, en caso de pérdida o hurto de las placas.
Autorización escrita del concesionario, importador o propietario con su firma y huella, y la del autorizado, cuando el trámite no se realice personalmente.
Fotocopia de la Licencia de Tránsito (tarjeta de propiedad) o la denuncia por pérdida.
Fuente: SIM


TARIFAS
Para dos placas¿
Derecho a duplicado: 60.100 pesos.
Valor de dos placas: 30.100 pesos.
Derecho al FUN: 7.500 pesos.
Total: 97.700 pesos.

Para una placa¿
Derecho a duplicado: 30.100 pesos.
Valor de una placa: 15.000 pesos.
Derecho al FUN: 7.500 pesos.
Total: 52.600 pesos.
Fuente: SIM

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.