Pekín recibió al Nuevo Porsche 718 Cayman

El coupé deportivo, que equipa motores turbo de cuatro cilindros y llega para ampliar la gama del 718, fue presentado en la muestra automotriz china.

Por Redacción Motor

03:58 p.m. 24 de octubre del 2016
Porsche 718 Cayman y Cayman S

Porsche 718 Cayman y Cayman S

Se trata de la cuarta generación del modelo Porsche con motor central, que se ofrecerá en las versiones Cayman y Cayman S, cuya apariencia se muestra más imponente, atlética y eficiente. Según informó la compañía alemana, en esta ocasión el auto de techo duro se venderá a un precio menor que el descapotable.

En cuanto a la estética del nuevo Cayman, se presentan unas tomas de aire más grandes adelante y a los lados, que junto al morro de formas afiladas y a las delgadas luces delanteras, marcan más deportividad. Su sistema de iluminación está conformado por unos faros bixenón de nuevo diseño y unas luces de conducción diurna tipo LED que, opcionalmnete, pueden ser reemplazadas por luces diurnas de cuatro puntos.

La zaga tiene un aspecto más ancho y tiene una nueva tira de color negro brillante, con las letras Porsche integradas, entre las dos luces traseras, las cuales fueron completamente rediseñadas y se caracterizan por su tecnología tridimensional y los cuatro puntos de luz de freno que parecen flotar.

Porsche 718 Cayman S

Porsche 718 Cayman S

Adentro, se estrena la parte superior del tablero que incluye las salidas de ventilación y un volante deportivo con el diseño del 918 Spyder. Las opciones de conectividad son múltiples gracias al sistema Porsche Communication Management (PCM) que viene instalado de serie.

El 718 Cayman incorpora los mismos motores bóxer de cuatro cilindros con turbocompresor que emplea el 718 Boxster, recientemente presentado, lo que significa una misma potencia para las el coupé y para el roadster.

La versión básica del 718 Cayman tiene una cilindrada de dos litros y proporciona 300 caballos, mientras que el Cayman S es de 2.5 litros y entrega 350 caballos de potencia máxima; esto significa un aumento de 25 caballos comparándolo con los modelos anteriores.

El motor de 2.5 litros del modelo S tiene un turbocompresor con turbina de geometría variable (VTG) -una tecnología que hasta el momento era utilizaba únicamente en el 911 Turbo- y cuenta adicionalmente con una válvula de descarga.

Rueda con la caja de cambios de doble embrague PDK y el paquete opcional Sport Chrono, que le permite al Cayman básico acelerar de 0 a 100 kph en 4,7 segundos y al Cayman S en 4,2, alcanzando los 275 y 285 kilómetros por hora de velocidad máxima, respectivamente.

En términos de dinamismo, el chasis del 718 Cayman fue completamente afinado, lo que se refleja en una dinámica transversal optimizada y en la precisión de los trazados. Los muelles de suspensión y las barras estabilizadoras fueron rediseñadas para ofrecer mayor firmeza y se revisó el reglaje de cada uno de los amortiguadores.

Porsche 718 Cayman S

Porsche 718 Cayman S

Su dirección subió diez puntos en precisión y los rines, que montan llantas de nuevo desarrollo, recibieron media pulgada más de anchura en el eje trasero, obteniendo una mejorada adherencia lateral y una estabilidad superior en las curvas.

Para estar en consonancia con el aumento de prestaciones, fue reforzado el sistema de frenos, que utiliza unos discos de 330 milímetros de diámetro en el eje delantero y de 299 milímetros atrás. El 718 Cayman lleva ahora los frenos que previamente estaban reservados para el Cayman S, el cual usa pinzas de cuatro pistones como las del 911 Carrera, combinadas con discos de freno más anchos.

DATO
Los Porsche 718 Cayman y Cayman S llegarán a los mercados de América Latina y el Caribe terminando el próximo mes de noviembre.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.