Panamera II: Más grande, más Porsche

Llega la primera actualización de este sedán con carrocería más larga, ancha y alta que la de su predecesor y más tecnología en seguridad y confort.

Revista Motor

05:40 p.m. 12 de julio del 2016
Porsche Panamera II

Porsche Panamera II

Los representantes de la marca en Colombia lo ofrecerán, a partir del 2017, con los nuevos motores biturbo de gasolina V6 y V8 y traerán, a mediano plazo, la versión diésel de 422 caballos de potencia.

No es el modelo preferido de los ‘puristas’ de la marca, pero sí uno de los sedanes con carrocería tipo cupé (deportiva) más atractivos del mundo. Todo porque, por donde se le mire, es un Porsche. Y un Porsche es un Porsche, de tres o de cinco puertas, con espacio para dos o para cuatro pasajeros. Con motor trasero, central o delantero. Y aún en el esquema SUV sostiene los genes de la marca.

Se podría decir que el Panamera es el modelo más ‘completo’ de la casa de Stuttgart (con el perdón de las SUV Macan y Cayenne), no solo por su amplia cabina, que puede albergar cómodamente a cuatro entusiastas, sino porque, en diseño, no tiene nada que envidiarles a otros más célebres, como el 911 o el Cayman, de los que retoma toda la estética deportiva que los caracteriza.

Lo que lo delata frente a estos bólidos es su enorme carrocería de aluminio, que suma 5.049 milímetros de largo (34 más que la del actual), con un ancho de 1.937 milímetros (seis más) y 1.423 milímetros de alto (cinco más), medidas que permitieron una distancia entre ejes de 2.950 milímetros (30 por encima de su antecesor) y desembocaron en una cabina cómoda y un armazón con voladizos extendidos que le otorgaron un centro de gravedad inferior para más estabilidad.

Porsche Panamera II

.

La línea del techo también se benefició, pues ahora es 20 milímetros más baja en la parte trasera, que es una caída que favorece directamente la aerodinámica del vehículo, la cual se beneficia también por los hombros más pronunciados, el spoiler trasero extensible a alta velocidad e integrado al portón trasero y el difusor inferior que esconde dos parejas de tubos de escape instalados a lado y lado (redondos o trapezoidales, según la versión).

A Colombia arribarán el año entrante los modelos Panamera Turbo y Panamera 4S (ambos de tracción total), el primero con un motor V8 biturbo de 4,0 litros de desplazamiento que logra 550 caballos de potencia máxima a 5.570-6.000 rpm (30 más que su predecesor) y 770 Nm a 1.960-4.500 rpm (70 por encima), con una nueva transmisión de ocho velocidades y doble embrague, que lo elevan de 0 a 100 kilómetros por hora en menos de cuatro segundos, según cifras oficiales de Porsche, influenciado también por una relación peso/potencia de tan solo 3,6 kilos por cada caballo.

El 4S, por su parte, fue armado con un motor V6, también biturbo, de 2,9 litros unido a la misma caja de la versión más potente y programado para alcanzar 440 caballos de potencia (20 más que su antecesor) y 550 Nm de torque (30 más), con el cual llega a los 100 kilómetros por hora en 4,4 segundos, gracias también a que los inyectores de gasolina fueron instalados en la propia cámara de ignición, una decisión que permite una combustión óptima y, consecuentemente, una respuesta del motor más eficiente.

Porsche Panamera II

.

Esos turbocompresores son especialmente complejos en el modelo con motor V8, pues gracias a que giran en sentido contrario producen un torque muy elevado a bajas revoluciones. Es también el primer Porsche equipado con control adaptativo de cilindros que, con carga parcial, convierte temporalmente el motor de ocho cilindros en uno de cuatro para reducir el consumo hasta en un 30 por ciento, de acuerdo con cifras de la propia marca.

Pero quizás lo más atractivo del Panamera es que, a diferencia de los demás deportivos del portafolio Porsche, fue diseñado también para vivir por dentro. De ahí que luzca una cabina nueva, con mandos táctiles en lugar de interruptores, dos pantallas de siete pulgadas con información del vehículo y otra central, de 12,3 pulgadas, que puede ser programada individualmente por conductor y pasajero para el uso de sus teléfonos móviles, sus tabletas o sus iWatch, un sistema heredado del 918 Spyder y bautizado Advanced Cockpit por la compañía.

Todo esto sumado a la suspensión neumática con tres cámaras de aire y los acabados, que incluyen cuatro asientos individuales tipo cubo con masaje forrados en cueros de alta calidad, reloj análogo, iluminación ambiente personalizable y un maletero de 495 litros que alcanza 1.034 litros con la tercera banca abatida, hacen del Panamera, armado en su totalidad en la planta que tiene Porsche en Leipzig (Alemania), un Gran Turismo con piel de limusina.

Como se ve, es íntegramente un Porsche, solo que armado para uso familiar por su espacio y capacidad, sin perder prestaciones, por lo cual es la disculpa perfecta para quien quiere un deportivo completo que puede compartir y usar en todas sus actividades domésticas o corporativas que los deportivos biplaza restringen.

Porsche Panamera II

.

Cinco Claves del Panamera II

LA PARRILLA fue reforzada con una barra transversal, mientras que el capó enfatiza el ancho del vehículo y retoma la forma de flecha de los deportivos de la marca. Los faros de tecnología Led incluyen cuatro puntos de luz diurna que siguen la tendencia de diseño de Porsche.

LOS RINES, la suspensión neumática adaptativa (PASM) y el control dinámico del chasís, del que forma parte la distribución automática de torque, la estabilización de balanceo y la dirección electromecánica, fueron rediseñados.

LAS PUERTAS con superficies de líneas cóncavas y convexas lo hacen ver más musculoso, al igual que las salidas de aire situadas por detrás de las ruedas delanteras, los guardabarros más anchos y los neumáticos de 19 (4S), 20 (Turbo) y 21 pulgadas (opcional).

EL NUEVO LATERAL
de la carrocería, el capó, el portón trasero, el techo y las aletas son moldeados en aluminio. Las ventanillas laterales también fueron rediseñadas para darle una línea continua al armazón, de adelante hacia atrás, tal cual el deportivo 911.

LAS LUMINARIAS traseras tridimensionales envolventes son más angostas que las del modelo predecesor e incorporan tecnología Led, con cuatro puntos de luz de freno que emulan los modelos deportivos de última generación en la zona posterior.

Porsche Panamera II

.

Interior cinco estrellas

El panel de control de la consola central es muy intuitivo, con varias funciones para el bienestar en la cabina, como las rejillas centrales de ventilación, que se regulan eléctricamente, y la pantalla de infoentretenimiento para los pasajeros posteriores, a través de la cual pueden manejar su propio sistema de información y regular la climatización de cuatro zonas (opcional). Los equipos de sonido Bose de 16 bocinas y 710 vatios de salida o Burmester 3D con 21 bocinas y 1.455 vatios de potencia, y la conectividad de última generación convierten este superdeportivo en una superlimusina. ¿O al revés?

DATOS

Cuatro modos de conducción tiene el botón de respuesta adaptativa del Panamera, introducido por primera vez en el modelo 918 Spyder: Normal, Sport, Sport Plus e Individual.

El Panamera incluye eje trasero direccional, heredado de los modelos 918 Spyder y 911 turbo, que le permite una precisión milimétrica a la dirección y le otorga al vehículo un comportamiento deportivo similar a los gran turismo de pista.

El diseño del tablero Advanced Cockpit luce analógico, aunque se refleja en el tablero de forma digital. Con ello se trató de seguir con el “componente pasional” que siempre ha caracterizado a la marca. El cuentarrevoluciones, ubicado en el centro del cuadro de instrumentos, es un homenaje al Porsche 356 A de 1955.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.