Cómo prefiere su vehículo: ¿original o personalizado?

Para los cultores de la originalidad, personalizar vehículos es un sacrilegio. Para los ¿customizadores¿, los viejitos merecen una segunda Y más moderna oportunidad.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

A partir de la promulgación de la Resolución 019199 del 2002, los automóviles viejos quedaron oficialmente clasificados, ya no en tres, sino en dos categorías, que les permiten rodar con placas especiales por todo el territorio nacional.

¿El carro antiguo debe ser un 75 por ciento original y tener 35 años o más de edad ¿explica Robert Moore, presidente del Club Colombiano de Automóviles Antiguos y Clásicos (CLAC)-. El clásico es reconocido como tal porque tiene más de 50 años de antigüedad, porque es adelantado para su época, porque tiene mejoras sustanciales¿ Es un carro especial¿.

Para clasificarlos, los clubes como el suyo poseen una ¿biblia¿, editada por Classic Car Club of America (www.classiccarclub.org), organización estadounidense que es algo así como el gurú de los viejitos bien tenidos.

Esa guía clasifica las marcas y los vehículos de acuerdo con su importancia y da las pautas para saber cuál de las millones de referencias que ruedan por el mundo merece llamarse ¿clásico¿. Si no aparece, no hay forma de homologarlo como tal, por más viejo y original que esté.

La tercera categoría, existente aún en Estados Unidos, pero eliminada por las autoridades colombianas, es la llamada ¿de interés especial¿. En ella clasificaban los vehículos que aún no habían cumplido la ¿edad de merecer¿, pero que eran de producción especial o limitada. Ahora deben esperar a su cumpleaños número 35 si quieren que se les tenga en cuenta.

Marcando la diferencia
La nueva categorización de los vehículos viejos también trajo consigo el cambio de placas, que no solamente son de otro color (azul y blanco), sino que distinguen a sus portadores entre ¿Antiguo¿ y ¿Clásico¿ (las anteriores abarcaban las dos categorías en una sola).

¿El vehículo clásico colombiano lo es en cualquier parte del mundo, mientras que un antiguo tiene un mercado caprichoso ¿asegura Carlos González Silva, experto evaluador de ese tipo de autos-. Classic Car Club of America edita un catálogo mensual de precios, que da una idea de lo que valen¿.

Otra ¿categoría¿, un tanto más informal si se quiere, es la de los viejos mayores de 35 años, que ruedan en muy buen estado, pero que no cumplen con las especificaciones estéticas y mecánicas para ser antiguos.

¿Se ve mucho, por ejemplo, que les pasan la barra de cambios del timón al piso cuando el varillaje original se desgasta. También les ponen boceles de modelos más recientes, les cambian los carburadores, alteran los filtros de aire o les colocan asientos más cómodos de los que traen originalmente. Esos carros no pueden clasificar como antiguos¿, explica Moore.

Esto no quiere decir, sin embargo, que para ser antiguos, tengan que ser 100 por ciento originales. Todo lo contrario: la filosofía de esta nueva categorización es que los poseedores de estos cariños verdaderos los usen. ¿Los carros son para andarlos y gozarlos, no para verlos morir a punta de trapo en una vitrina¿, añade González.

Los ¿viejos verdes¿
Paralelo a los gomosos de los vehículos clásicos, hay otro grupo que también se siente atraído por los modelos de vanguardia, pero que no se conforma con los diseños y motores que fueron pensados por sus diseñadores originales.

Son los propietarios de los vehículos antiguos personalizados, que andan con la misma cara y características de sus hermanos más conservadores, pero que, a diferencia de ellos, reciben toda una cirugías de reconstrucción para verse diferentes a los demás.

¿A los  carros personalizados se les cambia primordialmente la suspensión, toda la mecánica, incluidos motor y caja, y hasta el chasis, que nosotros mismos les fabricamos¿, relata José Alejandro Roa, un restaurador con más de 30 años de experiencia.

Por sus manos han pasado venerables ancianos, como un Ford 48, un Buick 37, una pick up Chevrolet 53 y hasta un Oldsmobile modelo 58, que mantuvo su imagen original, pero recibió un potente motor Corvette.

La cirugía de un vehículo personalizado o ¿customizado¿ dura entre cuatro y cinco meses, dependiendo de los caprichos de su dueño, y la mayoría de las piezas provienen de mercados especializados de Estados Unidos.

¿Nosotros tratamos de mantener originales las partes del vehículo que están bien y modernizamos lo que ya no tiene originalidad ¿explica Roa-. Cuando la gente se decide por modernizar sus viejitos es porque no consiguen fácilmente los repuestos originales¿.

Todo vale
Lo paradójico del asunto es que, por sus características, estos vehículos suelen ser mucho más costosos que los mismos antiguos, pues las piezas que reciben y los motores que les instalan son de tecnología de punta.

¿El mercado es una de las grandes diferencias entre un carro antiguo y uno personalizado. Mientras el primero se mueve más por un valor sentimental, el segundo responde al valor real de las piezas, que muchas veces alcanzan precios increíbles¿, recalca Robert Moore.

Además de su pintura estrambótica, los rines de lujo y, por supuesto, los potentes motores que les son instalados, los personalizados tienen otros ¿gallos¿ que los hacen únicos, como pantallas LCD para video e Internet, equipos de sonido, cuyos costos superan los cinco millones de pesos, asientos de carreras, timones especiales y hasta sistemas bluetooth de comunicación.

¿Los que más me gustan son los que aparentan originalidad, pero que bajo el capó guardan motores potentes ¿confiesa el experto evaluador Carlos González-. El año pasado estuve en un evento en donde se reunieron vehículos de ambas ¿corrientes¿, muy bien tenidos¿.

Obviamente para él, como para las organizaciones que aglutinan los originales, la personalización es un sacrilegio, más cuando la idea de las autoridades y la misma Federación de Antiguos y Clásicos es la de convertir estos modelos en patrimonio histórico del país.

Para los ¿personalizadores¿, sin embargo, su trabajo es algo así como una segunda oportunidad que les dan a estos carros de sobresalir sobre los demás, como lo hicieron el año de su nacimiento.

¿Para nosotros, estos carros también son unas reliquias; por eso les corregimos muchas piezas, pero dejándoles el aspecto con que nacieron. Cuando están un 80 por ciento originales, los restauramos, de lo contrario, los modernizamos¿, concluye José Alejandro Roa.

Ficha oficial
Para clasificar los carros entre antiguos y clásicos, el Ministerio de Transporte, con la ayuda de la Federación de Antiguos y Clásicos de Colombia, diseñó una ficha técnica a la que tienen que acogerse todos los clubes avalados por él para certificarlos.

¿Cada ítem del cuestionario de evaluación tiene un valor diferente y si, al sumarlos, el auto obtiene 75 puntos sobre 100, se autoriza la placa de ¿Antiguo¿¿, dice Carlos González.

Aspectos como el motor, la electricidad, la transmisión, el chasis, las ruedas, la latonería, la ebanistería, la pintura, el cromado, el interior y la tapicería son mirados con lupa por expertos como él. Si el vehículo no logra el puntaje mínimo, se le dan al dueño una serie de recomendaciones para que corrija las fallas y vuelva a presentarlo.

Para qué la placa
Además del valor sentimental y el pasado histórico que delatan sus placas, los automóviles antiguos o clásicos tienen un régimen impositivo especial, aunque están obligados a portar el Soat.

Art. 6, Resolución 019199 del 2002: ¿Los automóviles registrados como Antiguos o Clásicos deberán portar en sus desplazamientos el Soat, de acuerdo con las exigencias establecidas (¿)¿.
Art. 9: El impuesto de automotores de vehículos Antiguos o Clásicos se liquidará por el 50 por ciento del avalúo comercial fijado para los vehículos de más de 20 años (¿)¿.

La seguridad es primordial
Aunque la originalidad es clave en los vehículos antiguos o clásicos, las autoridades permiten alterar algunas funciones clave de seguridad con el fin de que rueden ¿con todas las de la ley¿.
Art. 7, Resolución 019199 del 2002: ¿Por razones de seguridad, solo se aceptarán cambios en los siguientes elementos: frenos, limpiaparabrisas, luces y llantas, siempre que las originales no se encuentren en el mercado¿. También deben portar cinturón de seguridad de dos puntos.

Un buen ¿personalizado¿¿
*No ¿niega¿ su origen.
*Tiene un trabajo de pintura diferente al original.
*Recibe suspensión hidráulica y neumática.
*Posee motor y caja superior al su homólogo antiguo.
*Jamás pierde su carácter.
*Tiene lo último en tecnología, adentro y afuera.
*Responde al gusto y las necesidades de su dueño.

Cali se viste de clásico
El próximo 8 de septiembre se llevará a cabo el séptimo desfile de Antiguos y Clásicos en Cali, un desfile que partirá desde los almacenes Éxito de Unicentro y finalizará en los almacenes Éxito de La Flora.

Las inscripciones estarán abiertas hasta el próximo miércoles 5 de septiembre, aunque ya confirmaron su presencia el Citroën de Recamier, el Austin Sprite convertible 62, el camión cisterna 1932, el Dodge Dart coupé 66 y el microbús Volkswagen Samba, único en Cali.


Los viejitos, ¿en peligro?
La revisión técnico-mecánica ha sido muy cuestionada por los propietarios de vehículos viejos, que no entienden por qué se les mide con la misma vara de los más modernos.

¿Debía existir una revisión especial para los antiguos, cuya mecánica y estructura es distinta. Por ejemplo, el interior de una carrocería de un modelo 30 es de madera, mientras que el de uno nuevo es metálico¿, dice Robert Moore, presidente de Clac.

Por otro lado, la chatarrización para carros viejos, propuesta por estos días, sería ideal para aquellos que ya están en sus últimas. ¿Son los que les meten ¿el tornillo atravesado¿ y ya están tan mal, que son un peligro rodante¿, dice el experto Carlos González.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.