Prefix Medusa Roadster, un Viper SRT que se quita el sombrero

La compañía norteamericana Prefix, especializada en diseño y desarrollo de autos personalizados, acaba de proponer la versión descapotable para la quinta generación del Viper SRT.

Redacción Motor

08:35 p.m. 28 de julio del 2014

Conozca la versión convertible del Viper SRT (quinta generación), hecho por Prefix

Hasta ahora la quinta generación del Viper SRT únicamente estaba disponible en carrocería coupé; pero una firma de ingeniería y diseño de vehículos con sede en Michigan (Estados Unidos), llamada Prefix, ha intervenido la estética de este modelo desarrollando su propia versión de Viper convertible.

La conversión fue llamada Medusa Roadster (Medusa por las palabras Manufactured, Engineered, Developed in the USA) y costó 35 mil dólares. Prefix, el desarrollador, anunció inicialmente que tienen planes para hacer solo 10 de esos autos, cada uno con su respectivo distintivo de edición limitada.

El Medusa Roadster se lanzó en un evento especial ante 500 propietarios y entusiastas de Viper, quienes fueron sorprendidos con la presentación del modelo.

Vale la pena señalar que Prefix sabe muy bien lo que hace cuando se trata del Viper SRT, ya que es de hecho uno de los proveedores involucrados con la fabricación de este ejemplar –la pintura en particular–. Así que se espera lo mejor en su calidad de formas y acabados.

Además de la capota, el Prefix Medusa lleva distintivos en ‘cromo ahumado’, tapas de la bobina y tapetes en color que combinan con la carrocería y extras opcionales que incluyen otros tonos de pintura o las rayas; además, acabados interiores a gusto del cliente y rines personalizados.

Los compradores tienen la opción de reunirse con el equipo de diseño para revisar todas las opciones disponibles y seleccionar las de su predilección para así construir un ejemplar único.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.