La preparación de Hennessey para el Ford Mustang le exprimió al motor casi 300 caballos

El preparador estadounidense puso al nuevo Ford Mustang dentro del club de los 700. Con sus ajustes ahora el 'pony' puede derrochar 727 caballos. Irá a SEMA a lucir también una estética salvaje.

Redacción Motor

09:32 p.m. 21 de octubre del 2014

Sacar 300 caballos de un motor del nuevo Ford Mustang que de serie entrega 435 es todo un logro tecnológico con el que el preparador estadounidense Hennessey le muestra los 'colmillos' a sus competidores y le pone un punto muy alto de cara al mundial del Tuning en SEMA.

Hennessey Performance llevó al motor V8  de 5 litros del Mustang a entregar 727 caballos para ponerlo en la categoría estratosférica de los súper deportivos del mundo. Y qué le hizo para semejante despliegue de poder?

Le revisó el mapeo de la inyección, le puso una nueva unidad ECU, le instaló un turbocompreso más grande, inyectores eficientes, una bomba de gasolina de mayor presión y rediseñó la 'tubería' de los gases. Algo corto pero que demandó un trabajo exhaustivo para casi duplicar la potencia de serie del deportivo de Ford.

La parte estética, aunque menos complicada, no deja por ello de ser interesante pues aunque va para SEMA es absolutamente sobria. La fibra de carbono no podía faltar y está presente en los bómperes, el capó, las entradas de aire inferiores, los faldones laterales, el spoiler y los difusores. Poco, pero bien puesto y la combinación negro y rojo muy apropiada para su espíritu.

Como todos los productos de Hennessey sólo habrá una producción de 500 unidades, aunque también hay otra preparación con menos caballos, 630HP, de la que también se venderá el mismo número y bajo la misma estética. El precio para estados unidos es de 60 mil dólares, un valor muy atractivo para el mercado estadounidense, principal plaza de estos desarrollos.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.