La primera camioneta de BYD en Colombia es la S6

Entre las novedades está el motor de 2,4L, un gran tamaño interior, el mayor espacio de carga de su segmento, un lindo tablero digital y buen nivel de equipo. Arranca con un precio de $52,9 millones.

Redacción Motor

03:37 p.m. 03 de septiembre del 2013

La marca china BYD, importada por Praco-Didacol, trae por primera vez al país una camioneta de gran tamaño, motor, presentación y equipamiento, cuyo desarrollo comenzó en 2008 y se convirtió en una de las más vendidas en su país de origen luego de la presentación oficial en el Salón de Pekín, en 2010.

Su aspecto demuestra el avance que ha tenido la industria china con sus vehículos en los años recientes, tanto en materia estética como en presentación interior, equipamiento y seguridad. Por eso su diseño exterior, sin ser una novedad en el mercado, muestra una camioneta moderna, robusta, de gran tamaño, sin la parafernalia de ángulos y cromos que tenían los carros chinos hace unos años.

Es muy bien puesta, seria e imponente. En sus líneas guarda un gran parecido con la camioneta Lexus RX, lo cual significa un dibujo de superficies limpias, con excepción del capó, un frontal alto y prominente con una parrilla trapezoidal estrecha y minimalista, un enorme bómper, grandes luces bifocales con fondos oscurecidos, pasos de rueda anchos, un pilar C dominante que le da una elegante caída de techo y una gran capacidad de carga, stops de buen tamaño integrados al portón, y el conjunto se cierra con una bonita iluminación para el logo en esta posición.

En el interior la S6 transmite una sensación de elegancia por la calidad estética de los acabados y los materiales suaves al tacto, los tapizados en cuero oscuro, la palanca de cambios ubicada sobre la consola central, y el tablero, que merece un capítulo aparte. El enorme espacio es un plus en el mercado nacional pues los pasajeros no solo se acomodan con suma comodidad sino que además hay lugar más que suficiente para el equipaje.

No es para menos, pues mide 4,18 metros de largo, 1,85 de alto y 1,72 de ancho, lo cual genera una cabina bien espaciada por los 2,72 metros de distancia entre ejes. Toda una sala. La S6 tiene un motor de 2,4 litros de desarrollo original de la marca, que se enciende con un botón pues tiene llave electrónica. Entrega 165 caballos de potencia con un torque de 236 Nm, que podría ser más evidente de no ser por las relaciones muy largas de caja, por lo cual hay que buscar el caminado con el pedal del acelerador generosamente abierto y el tacómetro en las 4.000 revoluciones.

Probablemente un programa más cuidadoso del computador para esta altura le dé mejor salida porque hay momentos de la curva de revoluciones en los cuales la potencia se siente mucho más. En las tres primeras relaciones la marcha es correcta, pero de cuarta en adelante la cosa se vuelve de paciencia, la quinta es bastante decorativa, y mucho más la sexta. Hay que anotar que en las arrancadas y retomas hay una vibración o carraspeo del motor y su funcionamiento a buen régimen es sumamente ruidoso en la cabina.

En cambio la sensación de las suspensiones en marcha es muy confortable y su dirección electroasistida la hace girar prontamente, aunque tiene un radio de giro que necesita una buena área para completarse. La suspensión tiene los recorridos cortos y en algunos rizados o huecos bruscos se topetean los resortes y amortiguadores. Como una apreciación estética, está muy elevada sobre el chasis por lo que da la sensación de que necesita ruedas y rines más grandes o un ajuste más bajo, aunque perdería los 19 centímetros sobre el suelo que pueden ser útiles a la hora de sortear obstáculos en el trazado urbano, pues hay que aclarar que esta camioneta no es 4x4 ni es su filosofía ser todoterreno. Por el contrario, es de una marcha muy agradable pues el ajuste de la carrocería y la insonorización son notables.

Todos los mandos son ergonómicos y están al alcance de la mano, muy intuitivos, y los múltiples compartimientos para objetos de diversa índole la hacen una bodega muy organizada y elegante. Por su tamaño y altura hace una falta norme la cámara de reversa o por lo menos los sensores para estacionarla, y se reclaman las barras del techo, que en estos vehículos son una norma.

El equipamiento se completa con el sistema ABS y EBD, frenos de disco en las cuatro ruedas, dos airbags adelante, anclaje Isofix, luces antiniebla adelante y atrás, aire acondicionado bizona, espejos, seguros y vidrios de mandos eléctricos, comandos satelitales del equipo de sonido en el volante de cuero y sistema de luces de bienvenida.

Este conjunto convierte a la camioneta S6 de BYD en un competidor destacado en el segmento de las SUV medianas, en el cual se destacará por su gran espacio interior, su marcha suave y su precio, pues arranca en 52,9 millones de pesos. Esto evidencia que los vehículos chinos empiezan a dejar de ser ‘chinos’ tanto por nivel y presentación como por precio.

FRASES:
La BYD S6, que fue declarada LA SUV del año en China, pesa 1.700 kilogramos, lo que le da una relación peso/potencia de 10,3 kilos por cada caballo, una cifra proporcional a su tamaño.

El enorme espacio de carga con el cupo de pasajeros completos es de 1.084 litros, que se pueden ampliar hasta casi un ‘lote’ de 2.400.

La camioneta que se venderá en el mercado nacional no cuenta con pantalla táctil en la consola central, pero mantiene la misma disposición de diseños e instrumentos.

RECUADROS:
Tablero descrestante
A la altura de las marcas de gama alta de Europa o Estados Unidos, la BYD S6 cuenta con un tablero de instrumentos denominado TFT de LCD con matriz activa, que se traduce como transistor de película fina y pantalla de cristal líquido. Esto significa que tiene gran calidad de imagen y que se puede ver con claridad bajo cualquier circunstancia de luz. Esta se activa cuando da encendido a la camioneta y se despliega desde los costados hacia el centro. En su presentación muestra un gran reloj en el centro, que es el odómetro, y a los costados tiene los indicadores de temperatura del motor y el tacómetro. En las esquinas salen la información de autonomía, cantidad de combustible en el tanque de 72 litros y temperatura exterior.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.