Este prototipo, hecho por la división americana de Infiniti, ganó el concurso 'Sintiendo el futuro'

'¿Cómo interactuarán los autos con nosotros en el 2029?',citaba el certamen convocado por el Salón de Los Ángeles en noviembre pasado. Para presentar el auto se acudió a la realidad aumentada en 3D.

Redacción Motor

11:20 p.m. 01 de diciembre del 2014

¿La medida del futuro?

Todo empezó en el estudio que posee Infiniti en San Diego (Estados Unidos), al que le fue encargada la ‘construcción’ de un aparato que respondiera de una vez por todas si es posible una interacción directa entre el conductor y su máquina, es decir, si en un futuro próximo puede rodar un vehículo para ‘vestir’ y manipular sin límite, por tierra y aire.

La respuesta fue el conceptual Synaptiq y el arma para convencer, la realidad aumentada con hologramas 3D, a través de la cual lo pusieron a ‘rodar’ desde Los Ángeles hasta Las Vegas por una carretera con características de pista de Fórmula 1, luego hasta el Gran Cañón a través de un difícil trazado off road, y desde allí de nuevo a Los Ángeles, vía aérea y utilizando una serie de anillos holográficos que marcan el curso a seguir.

En cada una de las carreras de este triatlón automovilístico, bautizado por los diseñadores A.R.C. Race, el conductor per-manece en la cabina y puede interactuar con el vehículo de la misma manera, no importa si se encuentra viajando a gran velocidad, saltando obstáculos o volando. ¿Cómo lo hace?

El equipo de diseñadores imaginó un fuselaje modular para facilitar la interacción hombre-máquina, conectando una interfaz simbiótica bautizada S.U.I.T., que les permite a ambos actuar como uno solo. Esa conexión S.U.I.T. pone al conductor en la posición ideal mientras rueda o vuela, simulando una interacción física a través de tejidos que simulan músculos humanos.

Al interior de la cabina, unas pantallas de cristal con sistema de realidad aumentada exponen permanentemente información relevante para el piloto, como sus signos vitales, y el esta¬do de todos los sistemas del vehículo.

El Synaptiq de Infiniti es el ‘Transformer’ del futuro, un medio de transporte que le permitiría al ser humano cumplir el sueño de volar a su antojo y, de paso, llegar hasta los lugares más recónditos del planeta sin tener que comprar pasajes, cambiar de medio de transporte, esperar la llegada del tren o calcular el trancón en la carretera.

El preferido

El Synaptiq recibió la mayor votación por parte de los visitantes al Salón del Automóvil de Los Ángeles 2014 y se llevó el reconocido premio People’s Choice Award, promovido por los organizadores de ese encuentro. El éxito de este proyecto se lo atribuyen los directivos de Infiniti a que se trata de una idea que puede verse demasiado futurista pero que, gracias a lo que demuestra la realidad aumentada, es un sueño que no está lejos de convertirse en realidad.

DATOS

16 diseñadores participaron en el proyecto Synaptiq de Infiniti, que arrancó en el 2009 bajo la sigla HMI (interacción hombre y máquina, en castellano) con la premisa de lograr que el hombre y su vehículo rueden como uno solo.

El piloto permanece en la misma cabina, pero puede acudir a tres tipos de chasises mientras despliega las gráficas respectivas de interconexión con el Synaptiq.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.