Proyecto que promueve el aumento de los límites de velocidad en carretera

El autor del proyecto de Ley que busca aumentar los límites de velocidad fija su posición. Actualmente hace tránsito en el Congreso de la República.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

 "Nuestro país ya transita por el siglo XXI con vías terrestres más seguras, mejor diseñadas y demarcadas, vehículos con tecnología de punta en seguridad para los pasajeros y de los mismos automotores¿.

Estas palabras le sirven de marco senador Miguel Pinedo Vidal, autor del Proyecto de Ley que busca aumentar los límites de velocidad -de 60 a 80 kph en ciudad y, de 80 a 120 kph en zona rural- para explicar su posición frente al tema. 

Según el ponente, aunque es cierto que el parque automotor sigue rezagado en modernidad, ese fenómeno tiende a disminuir con el boom en la venta de automotores (cálculos conservadores hablan que 260 mil vehículos nuevos rodarán al finalizar el año) y el mejoramiento de la red vial del país.

Para el Fondo de Prevención Vial, sin embargo, el debate no se debe centrar exclusivamente en la comercialización del sector, sino ¿además- en lo cultural.

¿Las personas en Colombia no estamos acostumbradas a velocidades tan altas, y las vías del país no están preparadas a nivel urbano ni rural para velocidades mayores¿, dijo en un comunicado enviado a los medios Francisco Fernández Mejía, director de la entidad.

¿Algunos aducen que subir los límites de velocidad significaría elevar la accidentalidad. Ese argumento es desmontable porque, desafortunadamente, hasta en las mejores carreteras del mundo (léase Estados Unidos, buena parte de los países de Europa o Venezuela) siempre se van a presentar, aún transitando dentro de los límites de velocidad legales¿, justifica Vidal.

Mejorar los desplazamientos
Otro argumento del ponente del Proyecto de Ley tiene que ver directamente con la movilidad, que urge medidas contundentes y diferentes a la restricción. Una de ellas es aumentar la velocidad.

¿Hoy las autoridades locales se quejan por el elevado número de automóviles que inundan las principales avenidas, lo cual genera lentitud en el desplazamiento porque los límites de velocidad actuales son de finales del siglo pasado ¿asegura Pinedo-. Subirlos permitirá menos congestión¿.

Adicional a ello, beneficiaría el medio ambiente, pues la contaminación baja conforme sube la velocidad, debido a que hay menos consumo de combustible. Además, el motor del vehículo ¿sufre¿ menos. 

Medida económica
Un tercer argumento tiene que ver con el bolsillo de los conductores, pues, según el proyecto de Ley, no es justificable que un colombiano que paga 30, 50 ó 100 millones de pesos por un vehículo y que debe cancelar los peajes más costosos del mundo, se vea obligado a circular tan despacio o, como suele suceder, a violar los topes permanentemente.

¿En Alemania, país tecnológicamente modelo en esta materia, la velocidad es libre y presenta el menor índice de accidentes frente a otras naciones que tienen límites establecidos ¿continúa el senador ponente-. El nerviosismo que provoca el radar cuando se está circulando a más de 80 kph también provoca accidentes¿.

Lo cierto es que la necesidad de una mejor movilización, el incremento de la circulación de vehículos y el afán por disminuir la contaminación está haciendo que los límites de velocidad se estén incrementando ¿por inercia¿, de ahí la urgencia de legalizar lo que ya es un hecho.

¿Subir los límites de velocidad acorde con nuestras vías, que es lo que propongo, aumenta la productividad laboral, industrial, empresarial y académica, y reduce  el estrés, el mal genio y la agresividad. También hace más responsables a peatones y a motociclistas¿, concluye Pinedo Vidal.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.