Prueba de manejo al GTI, la 'bestia' que se esconde detrás del Volkswagen Golf

Motor 2 litros con turbocargador que entrega 220HP y un torque de 350Nm desde las 1.600 vueltas, caja DSG de doble embrague y 6 velocidades y la estética propia de un deportivo arranca en 70 millones.

Redacción Motor

05:39 a.m. 01 de octubre del 2014

Imágenes de la prueba de manejo del Volkswagen Golf GTI

Un fierrazo, un tote, una bala, llámelo como quiera, pero finalmente es un verdadero GTI en todo el sentido de la palabra. El principal argumento de este carro es su motor de 2 litros que se apoya en un turbo para entregar 220 caballos de potencia y un poderoso torque de 350Nm disponible desde las 1.600 rpm. Matemática suficiente para merecer portar las tres letras (GTI) porque sí, camina, mucho y parejo.

Claro, no al nivel de los grandes súper deportivos del Olimpo automovilístico porque su velocidad tope es de unos 240 kph pero sí bastante para un carro que puede llevar a diario a toda la familia.

Tuvimos la ocasión de probarlo en el autódromo mexicano de Puebla, el Miguel Abed o Amozoc, que es un trazado mixto con curvas pronunciadas con una longitud de 3.363 metros. Sitio especialmente dispuesto para poner a trabajar al máximo el pie derecho y ver hasta dónde respondía el carro.

El GTI es bravo y tiene casta, desde su profundo y ronco bramido que emite cada vez que se toca el acelerador, hasta su pinta que con sólo unos ajustes exteriores se reconoce como un carro diferente al Golf ‘normal’.

Conduciendo un ‘tren bala’
Como parte del Golf, el GTI, conserva la misma posición de manejo, dominante sobre la vía. Cambia su tablero, más deportivo todavía, el volante y la palanca de cambios con costuras rojas y la tapicería que tiene el mismo sello para darle un gran ambiente.

Las levas detrás del timón son fáciles de usar, derecha para ir hacia arriba e izquierda para bajar, y están a la distancia adecuada para hacer los cambios incluso cuando hay que darle un giro generoso al volante.

Desde la arrancada se siente el poder del carro y su torque entra con contundencia, como un cañón. Las relaciones son cortas y se llega muy rápido y suave a la quinta velocidad gracias a la caja DSG de 6 velocidades. Esta pieza será una delicia para sus propietarios.

A medida que se le agarra confianza a su ritmo se le pierde el miedo al acelerador pues el carro entra con precisión quirúrgica en las curvas y a dónde uno apunte la dirección, que es Servotronic, para allá sigue el carro de forma exacta, como si estuviera montado sobre ríeles, como un tren bala.

El ajuste de la suspensión en el eje trasero, cuyo recorrido es más corto, el chasis, y las ayudas como el control de tracción y el de estabilidad, hacen que a pesar de la velocidad el carro cruce sólo cuando se asumen giros pronunciados, como en un trotecito que se oye en el exterior como una estampida, pero que en el interior apenas si se percibe. Y eso aumenta la sensación de seguridad.

Y si el exceso es demasiado, siempre están los frenos, perfectos que contienen cualquier desorden en la cabalgata. Y una vez se entra en las rectas la recuperación del carro es prodigiosa. Muy rápido se pueden ir subiendo los cambios y a pesar de los peraltes la velocidad a la que se puede llegar es superior a los 200kph, sin ningún rubor.

Todo lo contrario, más bien hay que contener la mente y el espíritu y el piloto debe aprender a dominarse porque el rumor de su escape es altamente adictivo y su comportamiento dinámico es tan alegre que se vuelve contagioso y se empieza a pedir cada vez más. La tristeza llega cuando es hora de detenerse y bajarse de este gran carro.

Pinta y equipo GTI
En la parte estética tiene detalles diferentes como la parrilla tipo panal, las luces de corte más deportivo, stops con Led, spoiler trasero y los rines más grandes y con diseños más agresivos y un doble escape. En el interior cuenta con una pantalla táctil multifunción de 5.8 pulgadas, anillos cromados en instrumentos del cuadro de mandos, difusores del aire, del conmutador giratorio luces y los elevavidrios y combinación de apliques en aluminio en diferentes puntos.

Precios y versiones
Serán dos versiones GTI y GTI Performance. Entre otras diferencias entre los dos modelos estará la tapicería en cuero, rines de 18 pulgadas y techo corredizo para el Performance y ajuste eléctrico de las sillas entre otros detalles. El GTI tiene un precio de 70 millones y el GTI Performance de 80 millones de pesos.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.