John Cooper Works: el Mini más potente de la historia

Llega al país el Mini con más caballos que se ha producido: 228 a 6.000 rpm, provenientes de un nuevo motor 2,0 turbocargado y con inyección directa.

Revista Motor

05:57 p.m. 11 de agosto del 2015
JCW: el Mini más potente de la historia

JCW: el Mini más potente de la historia

Esta pequeña bestia tiene ahora mejores modales en la ruta, es más confortable y predecible, viene cargada con todos los accesorios propios de su precio, cercano a los 135 millones de pesos, y seguramente llenará las expectativas de quienes siempre quieren tener “más Mini”.

JCW: el Mini más potente de la historia

JCW: el Mini más potente de la historia

Nunca antes hubo un Mini tan potente como el John Cooper Works que se estrena por estos días en el mundo y a finales de mes en Colombia. El motor es un dos litros con turbocargador de doble circuito a la usanza de BMW -no en vano la hermandad-, pero el compresor va construido en el mismo múltiple de escape. Al no ser una pieza accesoria, la eficiencia térmica y la respuesta de la unidad permiten que el motor anote sin problemas 228 caballos de potencia y que su torque sea de disponibilidad inmediata.

JCW: el Mini más potente de la historia

JCW: el Mini más potente de la historia

Las 236 libras de fuerza están engatilladas desde las 1.250 revoluciones. Sumadas estas dos cifras a una caja de seis marchas adelante, resulta que el JCW acelera hasta 100 kph en 5,9 segundos, mejora la recuperación en las velocidades intermedias y puede llegar a los 240 kph sin problemas.

Algunos de los refinamientos son la inyección directa en el centro de las válvulas, que se abren en diferentes ciclos de acuerdo con el sistema Valvetronic de BMW, el mecanismo de apagado y encendido automáticos en el tráfico, el ahorro de energía con el funcionamiento controlado de la bomba de la dirección y el alternador y la regeneración de electricidad en el frenado.

Por cierto, este es uno de los puntos fuertes del carro porque Brembo hizo un diseño completo muy eficaz, con coloridas pinzas de seis pistones y unos discos ventilados que se comen agresivamente todo el enorme boquete que dejan los rines de 17 pulgadas.

JCW: el Mini más potente de la historia

JCW: el Mini más potente de la historia

La cascada de versiones que forma parte de la evolución de los Mini, que ya tiene una segunda generación de plataforma y carrocería -aunque no se note mucho-, llegó rápidamente a la versión más agresiva de la línea, inundada de ajustes y novedades, que han logrado mezclar el confort con la deportividad, la rebeldía direccional con la predictibilidad de manejo, el sonido con la necesidad de comunicar la adrenalina, la tracción con el salto consistente del velocímetro y los rasgos externos que lo distinguen claramente como en todo Mini obliga.

El motor está montado ahora en soportes con amortiguación hidráulica que aíslan bien el funcionamiento de la máquina, como también las unidades de resortes/amortiguadores que, sin perder efectividad, hacen que sea transparente su trabajo para que la cabina no sea una caja de resonancia del trabajo de las ruedas.

JCW: el Mini más potente de la historia

JCW: el Mini más potente de la historia

Diría uno que el Mini, en este escalón de su vida, se aparta de las características que hicieron del modelo anterior un espécimen único por la impredictibilidad de la trayectoria al acelerar, el nerviosismo de la dirección y, en general, la brusquedad de sus modales, calcados sobre la rústica marcha de la primera generación de carros, cuya suspensión era de cuatro bloques de caucho. Claramente, el cambio en este JCW es enorme en todos esos aspectos, pero de todas maneras, colocando los controles electrónicos en la posición más deportiva, no solo aparecen la imagen de un cohete y un kart en la enorme pantalla central, sino que el Mini JCW expresa todo el pedigrí de un ‘works car’, en el que el rendimiento debe ir por delante de la comodidad.

Lo vivimos en las carreteras de la preciosa región de Connecticut y New England, en ruta hacia la pista privada del filántropo Alan Wilzig, y luego lo vimos compitiendo mano a mano con Porsches, BMW y carros de mucha mayor envergadura en Lime Rock, dentro el campeonato Tudor para turismos sin modificaciones. Era clara su suficiencia en las frenadas y en el excelente agarre al salir de las curvas en medio del pelotón donde hace sus primeros disparos.

JCW: el Mini más potente de la historia

JCW: el Mini más potente de la historia

Tuvimos, además de una larga oportunidad rutera que en Estados Unidos es muy limitada para apretar el pedal derecho, los ensayos en el citado circuito que tiene una milla de extensión con variadas curvas, entre ellas una con alta dosis de peralte. Como es de esperarse, todas las siglas y especificaciones saltan al asfalto de una manera muy cortés, pues el auto, en las posiciones de menores controles de tracción, con la caja en posición automática con rebajes predictivos y los escapes gorgoreando estallidos por las goteras de gasolina que aporta la inyección al soltar el pedal, se convierte en un reto vuelta tras vuelta a medida que se les toma el pulso a su agarre y apoyo, que siempre tienen más de dónde abusar sin problemas.

Luego lo llevamos a la pista de eslalon, en la cual nos sorprendió mucho la obediencia y la rapidez de cruce que tiene, pues lo giramos entre conos deliberadamente colocados con muy poco espacio entre sí para forzar la entrada de la nariz y evidenciar la inteligencia de los sistemas de frenado y control de tracción. Todo un Mini, pero ¡mucho más educado!

JCW: el Mini más potente de la historia

JCW: el Mini más potente de la historia

Reducidas esas habilidades al uso diario en calles y carreteras, tenemos un carro muy ágil, de alta visibilidad gracias a sus rayas en el capó y el spoiler trasero característico de la versión, los rines de 17 pulgadas, el doble tubo de salida de gases, los emblemas, y además transmite las sensaciones de su briosa mecánica con toda alegría.

Agregado este perfil a su carácter único de cabina dos puertas, con asientos especiales para el agite si se cruza con todo el empuje, enorme dial digital central que emula el antiguo velocímetro, pero ahora lleva navegación, música, climatizador, perfiles de manejo, gráficos de uso energético, manual de propietario, comunicaciones y muchas otras ‘carpetas’, el Mini JCW –como todos los autos de esa marca en general– revuelve sin pudor lo nuevo y las cenizas de la antigüedad de sus espartanas cabinas y controles, de los cuales sobreviven los interruptores de clavijas.

JCW: el Mini más potente de la historia

JCW: el Mini más potente de la historia

El precio que puede tener esta versión con todos los esteroides posibles en Colombia, está calculado en la zona de los 135 millones de pesos, región en la cual seguramente puede moverse hacia arriba a medida que nuestro peso se debilita frente al costo de estos juguetes y han pasado días desde cuando se escribe esta nota.

José Clopatofsky
Probamos el Mini JCW en la zona de New Haven, Connecticut, Estados Unidos, por una gentil invitación de BMW Latinoamérica y de Autogermana.

Revuelto de estilos

Todo el interior tiene una presentación deportiva con sillas de soporte lateral aumentado. En el gran display central se muestran toda la información y sistemas en un ambiente con luces y colores ‘discotequeros’ que contrasta con la seriedad de los interruptores de clavija, que representan el mundo análogo en el invasivo ambiente digital.

JCW: el Mini más potente de la historia

JCW: el Mini más potente de la historia

¿Qué es un ‘Works Car’?

Es una tradición en la industria inglesa atacar a todos sus modelos con algún tipo de modificaciones orientadas hacia la competencia. Pocos modelos se han salvado de esta tendencia. Los autos en los cuales las fábricas trabajan directamente para estos desarrollos o para estudiar versiones y accesorios, son prototipos o pocas unidades con las cuales han competido oficialmente, se llaman ‘works cars’. Cuando trascienden al mercado, una vez agotada la vigencia de sus secretos, tienen un valor importante.

A la usanza de lo sucedido en los comienzos de la historia del Mini, cuando John Cooper modificó los carros con un éxito muy conocido, el nuevo modelo retoma el apelativo para hacer más atractivas sus especificaciones, aunque ya no goce de la exclusividad por ser de producción masiva y de clientela genérica.

JCW: el Mini más potente de la historia

JCW: el Mini más potente de la historia

DATOS

Las funciones prevalecen sobre los accesorios, por lo cual las exploradoras se suprimieron para darles paso a tomas de aire en el bómper delantero para refrigerar los frenos, el intercooler y el radiador principal. Atrás, el difusor de flujo bajo la carrocería ayuda a una mejor carga sobre las ruedas a alta velocidad.

En la pista se comporta como todo un Mini, cuya estabilidad ha sido algo inigualable en el curso de su historia. Por supuesto con toda la potencia que tiene, las ayudas electrónicas son fundamentales, en especial en ciudad y ruta. En la pista, cuando intervienen, cortan ligeramente la aceleración, pero no matan el ritmo.

JCW: el Mini más potente de la historia

JCW: el Mini más potente de la historia

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.