Prueba de revista MOTOR en Colombia a la tercera generación del Renault Megane

El nuevo Megane III, que trae la marca desde Turquía, usa el motor 2 litros de 143 caballos y cajas de 6 velocidades, manual o CVT. Una berlina familiar con gran baúl y características bien probadas.

Redacción Motor

07:33 p.m. 28 de mayo del 2012

Galería de fotos de la tercera generación del Megane

Después de haberlo fabricado durante muchos años localmente y de tener una segunda generación del mismo modelo importada desde España y Turquía, Renault regresa con la tercera oportunidad para el Megane.

Es un carro que sigue en el mismo espacio del mercado, los sedanes familiares medianos, pero, como todos los demás autos de su especie, ha crecido y ganado con todos los avances tecnológicos que se logran con el paso de los años y los ajustes pertinentes.

El auto viene con un motor conocido, el dos litros en cuatro cilindros de 143 caballos de potencia, que en previos modelos
Renault ha ofrecido en el país. Según la ficha técnica, es capaz de impulsar el carro hasta los 200 kilómetros por hora con la caja mecánica de seis velocidades adelante, y lo acelera de 0 a 100 en 9.9 segundos.

La segunda opción de transmisión es una caja automática de relaciones variables continuas con puntos preestablecidos de cambios, si se quiere usar manualmente.

Pudimos probar esta segunda configuración, la más curiosa mecánicamente, y francamente el rendimiento es bastante melancólico, al menos en la altura de Bogotá, donde el carro tiene
una lenta aceleración, y como el motor se mantiene más allá de las 5.000 revoluciones, el tiempo de espera mientras la caja va cambiando la multiplicación y llega la velocidad es sumamente largo y debe castigar de manera importante el consumo.

Salvo que nuestro carro de prueba tuviera una programación de
rodaje o algo así. No probamos el mecánico, pero seguramente
tiene una personalidad y comportamientos totalmente diferentes,
mucho más positivos y acordes con su relación peso/potencia, que es de 9.45 kilos por caballo, dentro del promedio.

La máquina pesa en total 1.349 kilos. El Megane III viene de Turquía, donde Renault tiene una importante presencia y factoría, por lo cual el precio de 56.5 millones con caja mecánica, y 60 millones para la CVT, es una oferta importante considerando la tasa de impuestos que paga.

Como un auto familiar que es, la cabina está dotada de las fijaciones Isofix para sillas de niños y protegida por seis airbags
de serie, y los asientos delanteros tienen unos apoyacabezas con un diseño especial que previene lesiones en la nuca. Por supuesto, el ABS y la ayuda de frenado en emergencias son sistemas de serie, sobre todo en Renault cuyos autos tienen un estándar de seguridad elevado.

Todas las carrocerías son hatchback, con quinta puerta trasera para enfatizar su vocación familiar, y dispone de un gran baúl de 386 litros de capacidad que se complementa con el espacio  adicional que se gana con abatir los espaldares de las sillas traseras. Es decir, van las maletas de los cinco pasajeros sin problemas.

Externamente no tiene antecedentes pues se trata de una generación de carro totalmente nueva. Las líneas son limpias, con buena proporción de cristal y lámina en los costados para una correcta visibilidad, y los guardafangos ensanchados le dan gran fortaleza a la estampa.

El panel de instrumentos es bastante moderno y agradable, con grandes instrumentos y un display digital de funciones, además de la lectura análoga de la velocidad y las revoluciones del motor. El equipo de sonido se informa en un panel adicional central y la climatización tiene controles electrónicos y se gradúa independientemente para la zona izquierda o derecha de la cabina en tres niveles de rendimiento.

Los acabados son finos, con un diseño de tapizados en paños
alegres y modernos. En el timón situaron el mando del radio y el sonido, que se ofrece con un equipo de buen rendimiento y  fidelidad y plena conectividad para fuentes auxiliares.

Como curiosidades encontramos la guantera refrigerada por el mismo aire acondicionado del carro, el ajuste lumbar para la silla del conductor, bluetooth para aparear el teléfono, y que el timón solamente se gradúa en altura y no en profundidad.

Son de serie el techo de apertura eléctrica, el encendido  utomático de limpiabrisas y luces, los sensores acústicos de reverso y la tarjeta que evita el uso de la llave tradicional para el encendido, entre lo principal. Es un carro con muchos puntos comunes conocidos en la mecánica, con ropa nueva y refinado, que se sitúa por encima del Fluence, más grande, cuidadosamente equipado y a un precio muy interesante dada su tipología y la concurrencia que enfrenta, además de su origen casi europeo.

Es mucho más tradicional en todo su aspecto y funciones, no tiene lances extremos de diseño, como tuvo el modelo anterior, por lo
cual su clientela será mucho más universal.

RECUADROS:

Bonos adicionales
El automóvil viene amparado por unas pólizas especiales de seguros a costos preferenciales para los dos primeros meses de venta, expedidas en alianza por Colseguros y Liberty. La póliza básica cuesta 1.468.740 pesos más IVA. Para el automático es de 1.559.740 más el impuesto. También hay beneficios de descuentos y carro de soporte en situaciones extendidas de taller.

Revisiones subsidiadas
Para mantener competitividad y atractivo en el tema de postventa
y servicios, Sofasa fijó de antemano el valor de las revisiones obligatorias, que están convocadas cada diez mil kilómetros, y va desde 285 mil hasta 417 mil pesos a los 40 mil kilómetros.

Personalización a la carta
De entrada, Sofasa ofrece diversos niveles de equipos opcionales para que el cliente personalice y distinga su auto en el  concesionario. Tienen el kit Sport con mejoras en la parrilla, bandas decorativas y estribos de aluminio. Además venden peras de la palanca de cambios de Renault Sport, GPS, alarma y pantallas DVD.

FRASES:

Con caja mecánica de seis cambios adelante, el Megane III cuesta 56.5 millones, y con la transmisión CVT variable continuamente vale 60 millones.

El Megane III es hecho en Turquía, país desde el cual se suministró hace años una de las versiones del Megane II.

La seguridad es algo importante en este auto que viene con seis airbags, apoyacabezas delanteros inteligentes y frenado de emergencia asistido.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.