Qashqai, la crossover más vendida de Nissan se reinventa en su segunda generación

Nueva pinta y más tecnología es la mejor manera de describir a esta camioneta que llega con cuatro niveles de equipamiento, tracción 4x2 o 4x4 y precios que oscilan entre 63 y 75 millones de pesos.

Redacción Motor

03:50 p.m. 21 de octubre del 2014

Imágenes de la nueva Nissan Qashqai

El segmento de las SUV compactas es el de mayor crecimiento y, consecuentemente, el más competido en el mundo. Suena lógico. Lo componen vehículos que combinan cada vez con más acierto la comodidad de los autos familiares con la sensación de fortaleza de los 4x4 y los diseños ajustados al ADN de la respectiva marca.

Así es la nueva crossover Qashqai de Nissan: ‘vestidora’ y práctica. Lo primero tiene que ver con los nuevos trazos de la carrocería, que siguen la tendencia de diseño de la casa japonesa, empezando por el frente, en donde predomina el logotipo enmarcado en un bocel plateado y la parrilla en V, que se prolonga hacia el capó y le da un aspecto marcadamente deportivo.

A las lámparas centrales (led en la versión más equipada) las bordea la tira de luz diurna que ahora adoptan la forma de un bumerán y le dan la mis¬ma mirada que adquirieron ya otros modelos de la marca, como el Sentra, el Versa o la nueva Pathfinder. Similar tratamiento recibió la línea general de la carrocería, ahora menos ‘señorera’, con un parachoques que deja al descubierto una enorme entrada de aire inferior adornada con un bocel en aluminio.

La Nissan Qashqai llega en cuatro opciones y precios, todas equipadas con el mismo motor de cuatro cilindros y 1.997 cm3 de 140 caballos de potencia a 6.000 rpm. La versión básica, bautizada Sense, y la Advance MT fueron armadas con caja manual de seis velocidades, mientras que la Advance CVT y la Exclusive (esta última de tracción 4x4) incorporan la nueva transmisión automática Xtronic con selección manual de igual número de marchas.

El equipamiento también delata el escalafón de cada una de las Qashqai del portafolio. En seguridad, tan solo la Exclusive incluye airbags de cortina (las demás se concentran en conductor y pasajero) y, gracias a la transmisión CVT Xtronic, desacelera intuitivamente ‘de caja’, tal como pueden hacerlo los usuarios de la Advence MT y la Sense de forma manual.

El ajuste eléctrico del asiento del conductor también es 'exclusive', al igual que el sensor de lluvia para los limpiaparabrisas, el aire acondicionado de dos zonas, el nivelador de luces delanteras que las ajusta automáticamente de acuerdo con el grado de inclinación de la carrocería, y el sistema de calefacción para las butacas delanteras.

Eso sí, todas llegan con pantalla central de cinco pulgadas para el control del Bluetooth y el audio (también manipulables desde el timón con el computador a bordo y el control de crucero), frenos ABS con distribución de frenado EBD y asistencia de frenado BA, faros traseros con ledes, asistencia de arranque en pendientes y dirección asistida que se endurece conforme se aprieta el pedal del acelerador.

En comodidad interior también mejoró. La nueva Nissan Qashqai es 62 milímetros más larga que su antecesora, 26 milímetros más ancha y el espacio entre la cabeza de los ocupantes y el techo aumentó 10 milímetros, medidas que la hacen más ‘disfrutable’, especialmente cuando se viaja con los cinco ocupantes.

Bien en seguridad

De acuerdo con la versión, la Qashqai llega equipada con control activo de marcha (ARC), que aplica el freno y ajusta el torque del motor para reducir el cabeceo producto de las irregularidades del camino; control activo de trazo (ATC), que identifica la trayectoria del vehículo cuando entra a una curva y frena cada rueda individualmente, y el sistema All Mode 4x4-i (Exclusive), que distribuye la tracción en los ejes.

Interior nuevo

Por dentro también fue rediseñada. La consola central ofrece diversos espacios de almacenamiento y el sistema de sonido varía de acuerdo con cada versión, pero admite conexiones a USB, iPod y auxiliares. La Qashqai Exclusive incluye, de fábrica, asientos forrados en cuero y techo panorámico.

Competidores directos

CHEVROLET CAPTIVA SPORT LS
Tiene motor 2,4 litros de 182 caballos de potencia con dos niveles de equipamiento (la versión LT cuesta 73,4 millones de pesos). Incluye rines de 17 pulgadas, airbags delanteros y tracción 4x2. Origen: México. $ 67 millones.

DODGE JOURNEY
Contempla cuatro versiones con precios hasta 71,5 millones de pesos, todas con airbags delanteros y de cortina, 4x2 con motor 2,4 litros, transmisión automática de cuatro o seis velocidades y siete puestos. Origen: México. $ 61,5 millones.

FORD ESCAPE 4X2
Llega con motor 2,0 litros Ecoboost de 240 caballos de potencia, transmisión automática de seis velocidades, rines de 17 pulgadas, sistema de conectividad Sync y airbags delanteros, laterales y para rodillas. Origen: Estados Unidos. $ 69,6 millones.

HONDA CR-V CITY
La versión City Plus cuesta 76 millones de pesos, ambas son de tracción 4x2 con motor 2,4 litros de 177 caballos de potencia, caja automática de cinco velocidades, airbags frontales y rines de 17 pulgadas. Origen: México. $ 70 millones.

HYUNDAI TUCSON IX35
La marca ofrece otras tres versiones 4x2, la más costosa de 72 millones de pesos. Las mueve un motor 2,0 litros de 156 caballos de potencia a 6.200 rpm con transmisión mecánica o automática. Origen: Corea. $ 62,5 millones.

KIA SPORTAGE REVOLUTION 4X2
Tanto esta como la versión automática de 72,6 millones de pesos incorporan un motor 2,0 litros de 166 caballos de potencia a 6.200 rpm y transmisión mecánica o automática de seis velocidades y doble airbag. Origen: Corea. $ 65, 4 millones.

JEEP COMPASS SPORT
Tiene motor 2,4 litros de 172 caballos de potencia a 6.000 rpm y 165 libras-pie de torque a 4.000 rpm, tracción 4x2, transmisión automática de seis marchas y bolsas de aire delanteras y de cortina. Origen: Estados Unidos. $ 70 millones.

MAHINDRA XUV 500 4X2
Se ofrece con motor diésel de 2.179 cm3 que desarrolla 140 caballos de potencia a 3.750 rpm, caja mecánica de seis velocidades y airbags frontales. Otra versión 4x2 más equipada cuesta 73 millones de pesos. Origen: India. $ 68 millones.

MAZDA CX-5 4X2
La mueve un motor 1.998 cm3 de 153 caballos de potencia y una tracción 4x2 con rines de 17 pulgadas y airbags frontales. La versión Touring 4x2, 2,0 litros automática cuesta 74,8 millones de pesos. Origen: Japón. $ 68 millones.

MITSUBISHI ASX
En Colombia se ofrece en cuatro versiones, la más costosa de 67 millones de pesos, tracción 4x4. Todas se mueven con motor 2,0 litros de 147 caballos de potencia, con caja mecánica o automática. Origen: Japón. $ 6 3 millones.

RENAULT KOLEOS
Esta versión Dynamique se ofrece con motor de 2.488 cm3 de 170 caballos de potencia y una caja CVT de seis velocidades, con airbags frontales, rines de 17 pulgadas y aire acondicionado de dos zonas. Origen: Corea. $ 64 millones.

SSANGYONG KYRON
Tiene un motor de 2,3 litros y 148 caballos de potencia a 5.500 rpm, con tracción 4x2. Otra versión 2,0 diésel 4x4 cuesta 75 millones de pesos, ambas con rines de 16 pulgadas y doble airbag. Origen: Corea. $ 65 millones.

SUBARU FORESTER
Esta versión, con caja mecánica y otra con caja CVT, de 75 millones de pesos, viene equipada con motor 1.995 cm3 de 150 caballos de potencia a 6.200 rpm, airbags frontales y rines de 17 pulgadas. Origen: Japón. $ 72 millones.

SUZUKI GRAND VITARA
La marca ofrece esta camioneta en versiones 4x2 y 4x4, y precios que van hasta 68 millones de pesos, con motor 2,4 litros de 163 caballos de potencia a 6.000 rpm, rines de 17 pulgadas y doble airbag. Origen: Japón. $ 63 millones.

DATOS
17 pulgadas en los rines, con llantas 215/60, calzan los modelos Sense y Advance, y 19 pulgadas con llantas 225/45 la versión Exclusive. Todas incluyen frenos de disco ventilado adelante y atrás, y están soportadas en una suspensión delantera independiente y trasera, también independiente, con sistema Multi-Link.

La Nissan Qashqai fue concebida en el centro de diseño europeo que posee la marca en Londres y en las dos sedes del centro técnico del viejo continente, ubicadas en Cranfield (Inglaterra) y en Barcelona (España), con el aval de los diseñadores de la matriz de Atsugi (Japón).

El segmento de utilitarios como este es el segundo que más se mueve en Colombia. En el período enero-agosto 2014, las marcas colocaron 52.443 de estos vehículos, frente a 100.481 automóviles, con una participación del 26,4 y el 50,5 por ciento, respectivamente. Entre estos, las SUV compactas y subcompactas son las que más han crecido en oferta de modelos.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.