La quinta generación del Nissan Sentra quedó totalmente rejuvenecida

Este sedán japonés llega de la fábrica de Aguascalientes (México) con motor 'Eco-Drive' de última tecnología y tres niveles de equipamiento. Se vende desde 48.9 hasta 56.9 millones de pesos.

Redacción Motor

02:42 p.m. 11 de junio del 2013

El pasado 29 de mayo fue un día de doble celebración para Nissan en Colombia. No solo descubrió su primera vitrina tipo ‘boutique’, ubicada en una de las zonas más exclusivas de Bogotá, sino que también presentó en sociedad, el mismo día y a la misma hora, la quinta generación de uno de los sedanes medianos de mayor reconocimiento en América Latina, que en su edición 2014 llega con evidentes cambios por fuera y por dentro, incluido el motor perteneciente a la nueva generación ‘Eco-Drive’ de la casa matriz.

El destape del Nissan Sentra 2014 evidenció, de entrada, la intención de la marca de dar un nuevo paso hacia la conformación de un vehículo moderno y bien equipado, dirigido principalmente a sus usuarios más fieles, testigos excepcionales de los cambios que, con pulso y sin prisa, le han introducido sus diseñadores desde la presentación del B13 (¡aún en producción!), considerado hoy el modelo de entrada de la marca en la región latinoamericana.

Sin embargo, para la consolidación de la quinta generación del Sentra, ese paso a paso de los diseñadores se convirtió en un gran salto que dejó como resultado un auto tipo ‘premium’, dirigido ya no solo a la familia con ingresos promedio sino a hombres y mujeres jóvenes que veían con recelo un carro de buena calidad pero sin la suficiente gracia para lucirse como ejecutivos con aspiraciones.

El primer foco de atracción del Sentra 2014 es el frente, con la misma parrilla en ‘V’ incluida en todos los Nissan de última generación y diseñada en conjunto con los faros envolventes, una tira inferior ‘luz día’ de tecnología led y luces antiniebla adornadas con un reborde cromado en la versión más equipada. Esta fórmula se repite en la zona posterior del vehículo, pues ahora incorpora un conjunto de luces mucho más grande y estilizado que su antecesor, iluminación led que se acciona con el pedal del freno y detalles cromados para una pinta más elegante y estilizada.

A Colombia llega con los apellidos Advance, SR y Exclusive, diferenciados entre sí tan solo por el nivel de equipamiento, ya que todos incorporan un motor de cuatro cilindros en línea de 1,8 litros con 16 válvulas DOHC que desarrolla 129 caballos de potencia a 6.000 rpm y un torque de 128 libras-pie a 3.600 rpm.

Los modelos Advance y SR pueden solicitarse con caja manual de seis velocidades o automática CVT, bautizada ‘Xtronic’ por Nissan, mientras que el Sentra Exclusive solo admite esta última transmisión, también de seis cambios.

Fue precisamente la versión que llegó a nuestras manos, la cual rueda sobre rines de 17 pulgadas moldeados en aluminio (de 16 en la versión Advance) y toques exclusivos de este modelo, como espejos exteriores con direccional y desempañante, y techo corredizo de cristal (también presente en el Sentra SR).

Adentro, el modelo Exclusive incluye aire acondicionado automático de dos zonas (manual en las carrocerías Advance y SR), asientos en cuero, molduras tipo madera y controles de audio y manos libres en el timón (ausentes en el Advance).

Todos son 5 por ciento más livianos que su antecesor, una cifra que se traduce en mayor eficiencia de consumo (13 por ciento, según cifras de la marca), a pesar de tener una distancia entre ejes 1,52 centímetros mayor (270 centímetros total) y una longitud superior en 5,84 centímetros (462 centímetros total).

Ese fue el objetivo de la prueba de ruta de este modelo, mediante la cual logramos un consumo promedio de 35 kilómetros por galón sin exigirlo especialmente, salvo cuando lo aceleramos para rebasar o arrancar en pendiente: por momentos, la transmisión trataba de encontrar el cambio adecuado y ‘cajeaba’ entre una marcha y otra para tratar de mover lo menos posible el indicador de las revoluciones.

Las ayudas para el conductor son más que suficientes e incluyen control crucero, indicador de consumo Eco −evidente en el tablero con cada acelerada y desacelerada− y control en pendientes, que otorga unos segundos para arrancar sin que el vehículo se deslice hacia atrás cuando está detenido en subidas pronunciadas.

Tuvimos que recurrir casi permanentemente al sistema dual de climatización del Exclusive por culpa de los repentinos cambios de temperatura que nos acompañan por estos días en el país. Dos zonas de aire o de calor diferentes significan dos pisos térmicos distintos y, en últimas, cero discrepancias entre conductor y pasajero, algo muy sano en medio de los desesperantes atascos.

Ese buen clima se logra también con buena música que, en el caso de los modelos SR y Exclusive, es posible gracias al sistema de audio AM/FM/CD/MP3 con accionamiento remoto desde el timón, acompañado de cuatro parlantes y dos tweeters con conexiones para USB, iPod, Ready y RDS. Nissan ofrece instalación Bose como equipo opcional.

Destacable el espacio interior, especialmente para los que viajan en la banca trasera: ellos tienen 950 milímetros de espacio para estirar las piernas, 1.370 para los hombros y 932 para acomodarse en el espacio que va del asiento al techo, medidas más que suficientes para relajarse en los viajes más largos.

En cuanto a los sistemas de seguridad activa y pasiva, el ahorro es evidente y acorde con la tendencia latinoamericana de adaptar lo básico en aras de bajar costos. El nuevo Sentra incorpora tan solo bolsas de aire frontales y tiene sistema de anclaje para la silla de bebé, barras de protección lateral, frenos ABS con EBD y suspensión delantera reforzada con barra estabilizadora.

Todo esto fabricado y armado en la planta que tiene la marca en Aguascalientes (centro de México), de donde salen también los modelos March, Versa y Tiida, de gran aceptación en la región latinoamericana y desde donde emigraron gran parte de las 127.000 unidades vendidas por la marca el año pasado, las cuales la mantienen con una participación del 25 por ciento en el mercado mexicano.

FRASES:

LOS TRES MODELOS INCLUYEN LLAVE INTELIGENTE (IKEY) CON FUNCIÓN DE APERTURA Y CIERRE DE SEGUROS DE PUERTAS Y BAÚL, QUE NO OBLIGA A INTRODUCIRLA EN NINGUNA CERRADURA NI EN EL ‘SWITCH’.

RUEDA PRECISO Y SILENCIOSO GRACIAS A LA MUY BUENA INSONORIZACIÓN DE LA CABINA Y A SU MEJORADA AERODINÁMICA, CUYO COEFICIENTE DE ARRASTRE SE REDUJO DE 0,34 A 0,29.

PESA ALREDEDOR DE 70 KILOGRAMOS MENOS (-5 POR CIENTO) QUE SU ANTECESOR, A PESAR DE SER LIGERAMENTE MÁS GRANDE Y ESPACIOSO.

LA VIDA A BORDO DE LA VERSIÓN EXCLUSIVE ES ‘DE LUJO’, GRACIAS A DETALLES COMO LOS ASIENTOS FORRADOS EN CUERO, LAS MOLDURAS TIPO MADERA Y LOS APOYABRAZOS DE LAS PUERTAS.

RECUADROS:

SUSPENSIÓN Y FRENOS

El Nissan Sentra 2014 trae suspensión delantera independiente reforzada, con barra estabilizadora, eje posterior de viga de torsión también con barra estabilizadora pero integrada, frenos de discos asistidos ventilados al frente y tambores en la parte trasera con sistemas ABS, EBD. Las versiones SR y Exclusive incorporan rines muy estéticos de 17 pulgadas en aluminio que calzan llantas 205/50 (205/55HR16 el modelo Advance).

AYUDAS DE ÚLTIMA GENERACIÓN

Los medidores del tablero tienen iluminación permanente, lo que se traduce en una lectura precisa cuando se ingresa a parqueaderos o túneles, sin importar si las luces del vehículo están apagadas o prendidas. El radio se manipula desde el timón o por medio de una pantalla ‘led’ ubicada en el centro de la cabina, desde donde se pueden programar las estaciones y el audio, y cuadrar la intensidad del volumen adelante y atrás. También incluye manos libres Bluetooth manipulable desde el timón.

LA PINTA ES LO DE MÁS

Detalles como los cromados y el sistema de iluminación de última generación le dan al Nissan Sentra 2014 un aire ‘premium’ y juvenil del que carecía en las cuatro versiones anteriores, además del generoso espacio interior y la parrilla, alineada con las de los demás modelos de la marca.

Los limpiaparabrisas intermitentes son sensibles a la velocidad al igual que el timón, que se endurece conforme aumenta la velocidad del vehículo. Las versiones SR y Exclusive tienen como equipo opcional la cámara de reverso. Su estilo y diseño emulan al lujoso ‘Altima’, gracias a los cromados, los asientos en cuero, molduras tipo madera y sistemas de conectividad (para la versión más lujosa).

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.