El Rally Fighter de Local Motors, un gladiador suelto en las calles

Este 'guerrero del camino' se sale de las propuestas comunes ofrecidas para la clientela exigente y conocedora de vehículos lujosos, exóticos y de altas prestaciones. Feroz.

Redacción Motor

08:25 p.m. 07 de julio del 2014

Conozca el impactante Rally Fighter de Local Motors.

En 2007, John ‘Jay’ Rogers, CEO de Local Motors, soñaba con crear un auto ‘guerrero’, que se le ‘midiera’ a cualquier obstáculo y que además fuera práctico para llevar al trabajo. De este modo, la idea del Rally Fighter se fue formando en cuestión de meses.

La carrocería del Rally Fighter es de vinilo, material de peso bajo, fácil reparación y personalización. Por debajo de esa piel hay un chasís tubular en acero resistente, que de paso aloja el corazón de la máquina –un poderoso V8– y el sistema de suspensiones de largo recorrido, para devorar cualquier camino.

El motor es de origen GM, un LS3 V8 de 6.2 litros, totalmente en aluminio. Trabaja con una caja de cuatro velocidades automática, también GM, que le permite desarrollar una potencia de 430 caballos, enviados a las ruedas traseras.

El largo recorrido de los resortes amortiguadores permite un margen de desplazamiento de 45,7 cm adelante, mientras la configuración de cuatro brazos en la parte posterior le permite un impresionante movimiento de 50,8 cm. Además, y con suficiente pista, el Rally Fighter acelera de 0 a 100 kph en seis segundos, con una velocidad máxima de 210 kph.

En resumen, el Rally Fighter luce como un auto de carreras, para ir de paseo como si fuese uno de lujo; y su fabricante Local Motors, promete una máquina de máximo poder, desempeño y prestigio.

DATOS:
Altura: 1.759mm
Ancho: 2.057mm
Distancia entre ejes: 2.921mm
Peso en vacío: 3.800-4.000 libras.
Frenos: discos en las cuatro ruedas
Motor: V8 6,2 litros
Caja: automática
Potencia: 430 caballos @ 5.900 rpm
Impulsión trasera
Rines de 17x8 pulgadas en aleación de aluminio

 

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.