Rápido, compacto y dietético: así es el nuevo citycar' Mirage de Mitsubishi

Reúne todos elementos esenciales para ser un auto de perfecto acomodo en una ciudad congestionada. Viene de Tailandia con un motor pequeño acoplado a una caja bien relacionada y un interior práctico.

Redacción Motor

04:08 p.m. 10 de marzo del 2015

Detalles del nuevo Mirage

El Mitsubishi Mirage es el carro más pequeño de la casa japonesa y cumple a cabalidad con el propósito que tienen estas firmas para los ‘kei cars’ o carros con tratamiento fiscal especial, cuyo origen se remonta a los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, cuando las autoridades japonesas buscaban promover la industria con vehículos pequeños y económicos, que con el tiempo se convirtieron en autos libres de impuestos, del peaje y de parqueo en ciudades capitales, y con seguros baratos.

Logrado con esos mismos pergaminos que lo califican con honores como un ‘city car’ y con la fama de ser uno de los vehículos no híbridos más eficientes del mundo, llega en forma a las vitrinas el Mirage, que ya se había presentado durante el pasado Salón del Automóvil de Bogotá y que ingresó al mercado nacional a comienzos de este año.

El Mirage es pequeño y liviano. Dos premisas indispensables para clasificar en el ‘molde’ japonés, pues mide apenas 3,7 metros de largo y 1,66 de ancho, sin embargo su distancia entre ejes no es despreciable: 2,45 metros. La consecuencia es que, en su carrocería de cinco puertas, caben con decencia 4 pasajeros adultos. Más, sería una quimera.

Su peso también es un plus porque muestra pocos kilos a la hora de subirse a la balanza, ya que a pesar de su aspecto -algo robusto si se le compara con similares-, es ligero y solo marca 830 kilogramos.

Y a la ecuación rápido y dietético solo hay que agregarle un motor que ensambla perfecto con este esquema, ya que es un tres cilindros de gasolina de 1,2 litros, tan liviano como su carrocería, con el bloque hecho en aluminio y 12 válvulas en las cámaras, gracias a las cuales entrega 76 caballos de potencia con una gestión tan eficiente que en el tablero se le informa al piloto si va conduciendo en el modo más económico.

De hecho, es gracias a este motor que, según cifras de la marca, ostenta un registro de casi 24 kilómetros por litro de combustible, que traducido a nuestro lenguaje cotidiano serán un poco más de 80 kilómetros por galón. Una barbaridad. Claro, seguro esta cifra será irreproducible en las cambiantes condiciones diarias, pero con seguridad sí está en el top 3 de los de mejor consumo en Colombia.

A este bajo consumo le ayudan el torque de 102 Nm del motor y una caja manual de cinco velocidades muy bien relacionada, con pasos cortos y precisos y la cual solo tiene dos ‘peros’: la primera velocidad es ligeramente larga si se compara con la rapidez con la que pasan la segunda y la tercera, y el otro es que hay que acostumbrarse al lugar adelantado en el que se ubicó la palanca con respecto al puesto de mando.

Manejar el Mirage va a ser un gusto para sus propietarios porque el carro es alegre y veloz, por su tamaño y dinámica, y su relación peso-potencia no engaña, pues cada caballo debe mover 10,8 kilos, cifra que lo ubica en una zona destinada a mayores cilindradas. Por eso se mete en cualquier grieta del tráfico en un dos por tres y su indicador de combustible parece congelado en el tiempo. Cuando hay campo para correr no es tímido, por lo menos la versión manual, y se le perdona un ronroneo en tono alto que entra al habitáculo cuando el motor va alto de vueltas.

Otro punto destacable de su mecánica es el trabajo hecho en la suspensión, que de una configuración tradicional logró una amortiguación muy mullida y suave y al mismo tiempo robusta, pese a ser atrás de eje rígido con barra de torsión, que usualmente genera una respuesta seca sobre todo en carros livianos.

Ya en diseño, presentación interior y equipamiento, el Mirage cuenta con una buena manufactura para su nivel de precio y unas sillas delanteras envolventes muy cómodas. Los tapetes del pequeño baúl, en cambio, son un punto a mejorar.

Con todos estos elementos, este carro proveniente de Tailandia se convierte en una buena opción en el renglón de los 40 y 41 millones de pesos, al que llega a competir en dos versiones, según la caja manual o CVT, por lo menos con 14 rivales de dife-rentes carrocerías, motorizaciones y configuraciones. La pelea está servida


Cumple con su raza

En su rango de precio reúne los requisitos básicos de seguridad con dos airbags, para conductor y acompañante, sistema antibloqueo de frenos y distribución electrónica de frenado. A este conjunto se le suma la dirección asistida de forma eléctrica, que es una seda y trabaja con la precisión de un compás durante las maniobras de parqueo en lugares estrechos.


Equipo justo

El Mitsubishi Mirage ofrece aire acondicionado, vidrios, espejos y seguros de mando eléctrico, columna de dirección ajustable, puerto USB, spoiler trasero, exploradoras, rines de aleación de 15 pulgadas, sillas abatibles y columna de dirección ajustable.


Algunos competidores

CHEVROLET COBALT 1.8 LTZ
Tiene motor de 1,8 litros y 104 caballos de potencia. Se organiza en dos versiones, según su transmisión: en manual de cinco velocidades o automática de seis. Viene con doble airbag, frenos ABS, dirección hidráulica y su baúl es enorme: 563 litros. Origen: Colombia. $ 41,5 millones.

FIAT IDEA ADVENTURE
Este crossover tiene un motor de 1,6 litros y 113 caballos de potencia con un torque de 160 Nm. Incorpora doble airbag, frenos ABS y EBD, aire acondicionado, vidrios, seguros y espejos de mando eléctrico y sistema Locker de bloqueo del diferencial. Origen: Brasil. $ 41,7 millones.

FORD FIESTA SEDÁN
En este precio arranca la carrocería sedán con motor de 1,6 litros y 120 caballos de potencia. Es uno de los más equipados de la zona, con siete airbags, dirección eléctrica, control de estabilidad, asistente de arranque en pendiente y sensor de reversa. Origen: México. $ 42 millones.

HYUNDAI I25
Llega con motores de 1,4 litros de 100 caballos y de 1,6 litros de 122 caballos de potencia (este último arranca en 40,7 millones de pesos), todos con caja manual de seis velocidades o automática de cuatro. La versión más básica es la hatchback. Origen: Corea. $ 38,9 millones.

KIA RIO
Sus motores son de 1,25 litros, de 87 caballos de potencia, y 1,4 litros de 109, con cajas manuales de cinco y seis velocidades o automática de cuatro. De serie trae vidrios, espejos y seguros eléctricos y dirección electroasistida. Origen: Corea. $ 38,3 millones.

MAZDA 2 SPORT
Tiene motor de 1,5 litros de 102 caballos de potencia, acoplado a una caja manual de cinco velocidades o automática de cuatro. Le añadieron doble airbag, frenos ABS con EBD, dirección electroasistida y vidrios y espejos eléctricos. Origen: Colombia. $ 38,9 millones.

NISSAN TIIDA MIIO
Este sedán tiene motor 1,8 litros de 124 caballos, el más potente y el de mayor torque (170 Nm) por su precio, con caja automática de cuatro velocidades. Su equipo básico incluye aire acondicionado y timón graduable en altura. Origen: México. $ 40 millones.

NISSAN VERSA
Este precio corresponde a la versión básica, que trae motor de 1,6 litros de 106 caballos de potencia, con disponibilidad de caja manual o automática. Todas las ediciones incluyen doble airbag y frenos ABS con EBD. Origen: México. $ 39,5 millones.

SKODA FABIA COMFORTLINE
Incorpora motores de 1,2 litros y 69 caballos y 1,6 litros de 108 de potencia, con versiones que rondan entre 39 y 41 millones de pesos. Cuenta con sensores de reversa e indicador de manejo económico. Origen: República Checa. $ 39 millones.


DATOS
830 kilos es el peso del Mitsubishi Mirage gracias a que está fabricado con acero de alta resistencia, y esto lo convierte en uno de los vehículos más ligeros y fuertes de su segmento.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.