Ni muy rápido, ni muy despacio: Manual de Conducción (VIII)

Dentro de la conducción educada y cortés está el correcto manejo de la velocidad. No crea que ir demasiado lento es hacer bien las cosas.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Según el Manual de Conductores del Automóvil Club de Colombia ¿un buen conductor maneja en forma cortés y con seguridad, ahorro y menos contaminación¿.

Para lograrlo hay que tener en cuenta el esfuerzo del motor en el arranque, la velocidad durante el trayecto y los cambios en el consumo de gasolina.

Hay que tener cuidados básicos al momento de manejar un carro. Se deben respetar siempre las señales de tránsito, estar alerta a las situaciones que suceden alrededor, saber anticiparse y adelantar a los demás carros sin agredirlos.

Es necesario tener presente que la seguridad de los pasajeros del carro, de los peatones y de los ocupantes de los demás vehículos depende de la habilidad que tenga el conductor al manejar con seguridad, de acuerdo a las normas de tránsito.

¿El arranque del motor es tan importante y de tanto cuidado como cuando un persona se despierta¿, reza el Manual de Conductores. Esto quiere decir que para cuidar el motor del carro, hay que tener en cuenta que arrancarlo y acelerarlo fuertemente por las mañanas o en frío reduce la eficiencia del motor y desgasta las bujías y los inyectores.

Adicionalmente, esa acción genera mayor consumo de gasolina y contamina más. Hay que esperar a que la temperatura del motor del carro se estabilice para poder poner a funcionar toda su potencia, y para hacerlo es mejor acelerarlo después de un tiempo y no apenas se enciende.

Así mismo, trabajar el motor a más bajas revoluciones de las que exige la marcha fluida del carro produce pérdida de eficiencia y mayor consumo.

Para saber cuáles son los problemas de su vehículo y en qué momento algo le está fallando, el Manual de Conductores del Automóvil Club aconseja llevar un registro permanente de los pagos de la gasolina, los servicios en el taller, el mantenimiento (por ejemplo, cambios de aceite y de filtros) y la compra de repuestos. 

Ande al ritmo adecuado
En cuanto a la velocidad del carro hay que saber que mantener el carro en primera o segunda aumenta en 30 por ciento el consumo de gasolina. Hay que mantenerse dentro de los límites de velocidad para evitar incidentes y no hay que realizar desaceleraciones o movimientos bruscos porque los demás conductores no se lo esperan y eso puede ocasionar accidentes.

De acuerdo con el Manual, ¿la densidad del tránsito exige una velocidad adecuada para obtener la necesaria fluidez y debe ajustarse a las circunstancias de las calles y las carreteras, a los factores ambientales, a la capacidad del vehículo y a la del conductor¿.

Y añade: ¿Circular excesivamente de prisa o lentamente es perjudicial y puede causar un accidente¿. Los buenos conductores son lo que anticipan las situaciones de frenado y de aceleración dependiendo de su velocidad y del tráfico.

Esta situación es especialmente evidente en muchas de las vías ¿rápidas¿ de la ciudad en las que con frecuencia algunos conductores transitan por el carril izquierdo a una velocidad bastante menor para lo cual fue diseñada la vía.

Eso no solo ocasiona congestión, sino que otro carro podría estrellar al lento por detrás, al cambiar de carril, o en la maniobra evasiva se podría golpear a los carros que van por los demás carriles.

Otra de las recomendaciones es que hay que mirar el carro que va adelante y las situaciones que se presentan más de nuestro campo de acción inmediato. Esta pequeña precaución le permite reducir la velocidad a tiempo, sin tener que frenar bruscamente.

Hay que darse el espacio suficiente para frenar o acelerar suavemente, de manera segura. En las subidas se debe acelerar progresivamente y nunca aumentar la velocidad con el acelerador a fondo.

En caso de enfrentar una bajada, es mejor dejar que el peso del carro y la gravedad trabajen por sí solas, así consumirá menos gasolina; aunque tampoco es recomendable irse al otro extremo, y es el de dejar rodar el carro en neutro, pues el vehículo tiende a tomar demasiado impulso y es más difícil detenerlo, pues no tiene la ayuda de la caja de cambios para llevar una marcha más controlada. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.