Recomendaciones del Manual de motociclistas de Michigan: Siéntese correctamente en su moto para asumir bien cualquier eventualidad

Recomendaciones del Manual de motociclistas de Michigan: Siéntese correctamente en su moto para asumir bien cualquier eventualidad

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

La maniobrabilidad de la motocicleta está relacionada con las ventajas que se tengan sobre ella.

El control permanente sobre la dirección, la velocidad y el balance de la motocicleta tiene que ver directamente con la postura de la espalda, las piernas, las manos y los pies, las partes del cuerpo que un motociclista utiliza para conducir adecuadamente.

Según el Manual de conductores de motocicleta de Michigan (Estados Unidos), el control de estos vehículos empieza por el de las propias facultades, y el de conocer y obedecer las reglas de tránsito.

Cada parte tiene su función

El documento tiene en cuenta cinco partes vitales del cuerpo, que si se saben 'manejar' bien, permiten un transitar seguro.

El torso. Al sentarse, es importante sentir que se tiene control total sobre el aparato y no la sensación de que se está 'colgado' del manubrio.

Los brazos. Pero no basta con ubicarse sobre el asiento. Es importante moverse ligeramente hacia delante, "hasta que los brazos queden ligeramente doblados cuando agarre el manubrio ¿recomienda el Manual-. Mantener los brazos doblados permite presionar el mango sin tener que estirarse".

Las manos. Deben agarrar firmemente el manubrio, de manera que se pueda mantener sujeto, aún en terrenos difíciles. "Comience colocando su muñeca derecha recta, esto le ayudará a evitar el uso del acelerador por accidente", dicen las autoridades de Michigan.

Es necesario ajustar la dirección de manera tal que las manos estén a la altura o un poco más abajo de los codos, esto con el fin de usar los músculos adecuados para controlarla.

Las rodillas. Como ya se sabe, las rodillas deben permanecer junto al tanque de gasolina para ayudar con el equilibrio de la moto, especialmente en las curvas.

Los pies. Los apoyos son importantes para mantener el balance de la moto con los pies. Hay que colocarlos en posición recta y no arrastrarlos ni moverlos durante el viaje para no atorarlos ni accionar controles indebidos.

"Mantenga los pies cerca de los controles, de modo que si necesita accionarlos pueda alcanzarlos fácilmente; no deje que los dedos apunten hacia abajo porque pueden atorarse entre el piso y el pedal", advierte el documento. 

Control de velocidad

Uno de los controles más importantes que se logran con una buena posición de manejo de una motocicleta es el de la velocidad. Significa no solo ir aumentando la marcha, sino, como lo describe el manual, realizar adecuadamente maniobras clave: desacelerar, tomar una curva o arrancar en cuesta.

Desacelerar con seguridad implica utilizar el embrague para ir cambiando a velocidades menores. Esto le da al conductor la posibilidad de arrancar rápidamente, en caso de ser necesario. Una vez en el semáforo, lo recomendable es engranar en primera marcha para arrancar tan pronto sea posible.

Igual sucede cuando se va a entrar en una curva: lo mejor es disminuir de marcha antes de tomarla y, si toca, hacer el cambio mientras se está dando la vuelta. En este último caso hay que hacerlo con suavidad porque un cambio brusco puede hacer patinar la moto.

Desacelerar debe ir también acorde con la adecuada utilización de los frenos. Es importante usar ambos al mismo tiempo para disminuir la velocidad y evitar el descontrol de la moto.

"Apriete suavemente el freno delantero y presione hacia abajo el freno trasero ¿advierte el Manual-. Si jala fuertemente el primero o aplica hasta abajo el segundo, puede causar que los frenos se atoren y pierde el control de la motocicleta".


OBSERVE, PRESIONE Y GIRE

Antes de tomar una curva, el Manual de conductores de motocicletas de Michigan recomienda lo siguiente:

Disminuya la velocidad. Deje de mover el acelerador y accione suavemente los frenos.

Observe. Mire exactamente hacia dónde se quiere dirigir. Voltee la cabeza, no mueva los hombros y mantenga los ojos alineados con el horizonte.

Presione. Haga presión sobre el mango de la moto hacia la dirección en que da la curva. Inclínese hacia el mismo lado.

Gire. Aplique el acelerador durante la maniobra para que la suspensión de la moto se estabilice. Trate de mantener una velocidad constante o acelere suavemente para mantener la estabilidad.

Fuente: Manual de conductores de motocicleta de Michigan.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.