Quién no esté en regla no podrá usar gas: norma para usuarios del gas vehicular empezó a regir desde el pasado jueves

Todas las estaciones dispensadoras de gas natural vehicular (GNV) del país comprobarán que esté vigente el certificado de conformidad que garantiza la correcta instalación del equipo de conversión.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Desde el jueves primero de marzo entró en vigencia la Resolución 180928, expedida por el Ministerio de Minas y Energía, que obliga a todas las estaciones dispensadoras de gas natural vehicular (GNV) del país a comprobar que esté vigente el certificado de conformidad que garantiza la correcta instalación del equipo de conversión en los vehículos que usan este combustible alterno al petróleo.

El aval debe ser tramitado por el usuario cada año en cualquiera de los talleres de GNV autorizados en las ciudades del país.

En un comunicado a los medios, Empresas Públicas de Medellín (EPM) dijo que cuando el cliente hace la conversión de su vehículo a GNV, el taller le instala un chip con la fecha de la próxima revisión anual. Para confrontar esa información, las estaciones cuentan con un mecanismo lector en la manguera de suministro del combustible que identifica la información del microchip instalado en el vehículo antes de cada reabastecimiento de combustible.

Si el certificado de conformidad está vigente, autoriza el llenado; de lo contrario, lo rechaza. De ser rechazado, el propietario del vehículo debe actualizarlo en un taller autorizado.

Aunque la medida rige desde hace varios años, por su carácter de ¿norma técnica¿ no era obligatoria y por eso los clientes no tramitaban el certificado cada año, ni las estaciones de servicio lo exigían.

Mediante la Resolución, las estaciones de servicio de GNV tienen la obligación de leer el microchip para verificar que el certificado esté al día y hacer cumplir la disposición.
La estación que no cumpla con esas disposiciones podría ser sancionada, incluso con el cierre del establecimiento. 

LA SEGURIDAD ANTE TODO
Este combustible debe ser manejado bajo unas condiciones seguras, por lo cual se hace necesario adoptar medidas que permitan prevenir riesgos que puedan afectar la seguridad, la vida, la salud y el medio ambiente en las estaciones de servicio que suministran gas natural comprimido para uso vehicular.

La Superintendencia de Industria y Comercio será el organismo encargado de controlar que las estaciones de servicio cumplan con la aplicación de la medida, o para sancionar a las que no lo hagan.

Cada estación debe entregarle a la Superintendencia una Declaración Juramentada en la cual certifique que cumple con lo estipulado en la Resolución 180928, así como los documentos exigidos en el Procedimiento para la evaluación de la conformidad.

VENTAJAS PARA TODOS
El certificado de conformidad reporta las siguientes garantías y beneficios para los interesados:

Estaciones de servicio. Si el equipo de conversión de un vehículo no se encuentra en óptimas condiciones, el proceso de presurización para alimentar el cilindro (que siempre debe llenarse completamente), puede ocasionar severos percances.

Para los conductores. Se avala el funcionamiento del equipo (las válvulas, el cilindro, los componentes electrónicos y las tuberías).

Para los pasajeros. Seguridad para quienes utilizan el transporte público, pues se comprueba que el equipo funciona bien y no ha sido manipulado.  

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.