Reglas claras le piden camioneros al Gobierno: reposición de camiones en vilo, por inseguridad jurídica

En materia de chatarrización, el Ministerio sigue dando bandazos con el continuo cambio de normatividad. No hay claridad sobre el procedimiento para 'aplastar' un camión.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Los días en que la inseguridad en las carreteras flagelaba a los camioneros ya pasaron, pero ahora se habla de "inseguridad jurídica", que traducido significa que el Gobierno les cambia a los camioneros las reglas de juego a voluntad.

Según Jaime Sorzano, presidente de la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera, Colfecar, "la inseguridad jurídica de hoy es tan peligrosa como la inseguridad física que había en las carreteras colombianas en el 2002".

El 9 de diciembre del 2003, el Ministerio de Transporte expidió la resolución 10500 con el fin de modernizar el parque automotor de carga y evitar su aumento. Dicha resolución obligaba a los transportadores a chatarrizar un camión viejo para matricular uno nuevo.

Según datos oficiales, en la actualidad hay aproximadamente 220 mil vehículos de carga, de los cuales se pueden chatarrizar unos 32 mil, que son los de modelos 1975 hacia atrás que no hayan sido 'repotenciados', es decir, que tengan motor viejo.

En entrevista con EL TIEMPO, Sorzano, quien habló en nombre de algunas marcas que venden camiones, como Mercedes Benz y Hyundai, dijo que el Gobierno les ha cambiado varias veces las reglas de juego y que no se pueden adoptar medidas que beneficien a unos y afecten a otros.

"El Gobierno no puede beneficiar a algunos transportadores y poner en desventaja a otros; más aún cuando todos estamos dentro de la misma cadena", comentó Sorzano.

El cambio de reglas al cual se refiere Sorzano tiene que ver con que, por ejemplo, el Gobierno impuso una medida que consistía en que los dueños de camiones que no pudieran chatarrizar de inmediato sus vehículos adquirieran una póliza que les daba 18 meses de plazo para destruirlos.

Después, el Ministerio de Transporte dijo que ya no eran 18 meses sino seis, y en las últimas semanas se habla de tan solo tres meses para cumplir con esa disposición.

Ello quiere decir que el camionero que adquiera la póliza, que llega a costar hasta 70 millones de pesos para los camiones más grandes, tiene tan solo tres meses para chatarrizarlo.

Incluso, hay quejas de propietarios de camiones de que Diaco, la única siderúrgica autorizada por el Gobierno para chatarrizar camiones, está "hasta el cuello" de trabajo y que está dando citas para dentro de los 25 días siguientes. Esto quiere decir que los tres meses quedan reducidos a casi dos.

No hay cifras, no hay nada
Sorzano, de Colfecar, asegura que la medida de chatarrización del Ministerio no es efectiva para reducir el parque automotor de carga en el país, pues lo que el Gobierno propone es una reposición de carros viejos por nuevos.

Lo anterior mantendría el mismo número de camiones en las carreteras nacionales, más no lo reduciría, como se pretende, si se tiene en cuenta que el Ministerio asegura que hay sobreoferta de camiones, aunque según Sorzano, "el Gobierno no tiene cifras exactas de cuántos camiones hay, o de si hay o no dicha sobreoferta".

Finalmente, el líder gremial anota que en definitiva no se conoce cuál es el procedimiento para chatarrizar un camión, ni cuánto dinero recibe el propietario, pues el Ministerio no ha publicado un texto explicativo al respecto.


EXIGEN UNA NUEVA LEY
Ante la ausencia de políticas y reglas de juego claras del Ministerio de Transporte, el gremio de transportadores de carga por carretera en el país, en cabeza de Colfecar, propone que se pase un nuevo proyecto de ley con algunas de las siguientes propuestas y soluciones:

Fijar una vida útil para los vehículos de carga. Esto también tiene que ver con qué se considera un camión para chatarrizar, de qué modelo y si está repotenciado o no. "Hay que tener mucho cuidado en este punto, pues por la gran cantidad de camiones para chatarrizar, no se podría hacerle un peritaje a cada uno", explica Sorzano.

Adoptar medidas que fomenten el ahorro voluntario de los propietarios de vehículos para la reposición. Cabe anotar que el Gobierno es partidario que este ahorro sea obligatorio, lo que en opinión de Sorzano eso podría contra la pared a quienes no tengan cómo realizar dichos aportes.

Que exista una exención del 16 por ciento del IVA en la adquisición de vehículos para reposición.

Que el Estado se ¿meta la mano al dril¿ para incentivar el ahorro voluntario.

Que se utilicen los recursos de las pólizas de chatarrización para sacar de circulación los vehículos obsoletos. En la actualidad el Estado cuenta con cerca de 240 mil millones de pesos captados mediante la póliza que, dicho sea de paso, no se pueden utilizar este año debido a que no hicieron parte del presupuesto para el 2008.

Sorzano deja ver su preocupación frente a esta situación con una frase que usó en la página editorial de la publicación El Container: "Es en extremo preocupante, más aún cuando cambian las reglas del juego de un día para otro, con bandazos que desorientan hasta al más puesto y afectan gravemente intereses diversos". 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.