Renault enseña a comprar un vehículo nuevo

En el centro comercial Unicentro se montó toda la infraestructura necesaria para dotar la primera sede de pruebas de vehículos Renault con la que se le enseña a la gente a comprar carro nuevo.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Con el paso del tiempo los automóviles no sólo han evolucionado y se han alimentado de los avances de la tecnología y la vanguardia de la investigación en cada uno de sus puntos más sensibles, sino que con este progreso también se ha modificado la forma como se compra un vehículo.

Hace unos años la gente acostumbraba llevarse el vehículo nuevo de la vitrina sin siquiera haberse montado en él, muchas veces por recomendación de terceros o por simple gusto. Entonces los nuevos dueños no se enfrentaban a un carro cuya plataforma tecnológica, accesorios y servicios cambiaban de un modelo a otro, inclusive dentro de la misma marca.

Era otra época, cuyas actualizaciones e ingresos de modelos nuevos eran mucho más espaciados y los autos conservaban la lógica y ubicación de sus predecesores.

Ahora la lógica del comprador nacional está empezando a variar, y ya parece ilógico que si para cualquier prenda de vestir se realice la operación de prueba, mucho más indispensable sea esta en un artículo del valor y el estatus de un vehículo.

Con esa idea y la misión de ir cambiando porco a poco la cultura de los compradores, Sofasa-Renault puso en funcionamiento desde el pasado 2 de abril, el programa ¿Prueba un Renault¿ en el centro comercial Unicentro, parqueadero del costado norte frente al acceso de la calle 127, con el que se pone a disposición de potenciales clientes, y de cualquier persona, cuatro de los vehículos nuevos del portafolio de la marca.

Este programa está basado en el Centro de Pruebas de Bélgica, denominado Verantwoordelijke Renault Center, que es considerado el más grande de Europa ya que cuenta con más de 70 vehículos y cada prueba tiene una duración de, aproximadamente, hora y media para que los clientes tengan la oportunidad de conducir un
Renault antes de tomar su decisión de compra.

Para esta primera fase de las pruebas, que se cumple todos los días de la semana entre 10 de la mañana y 6 de la tarde, estarán disponibles los modelos Logan 1.6, Mégane II y dos camionetas Scénic 2007.

En qué consiste
En realidad se trata de dos pruebas, según el recorrido que realicen los carros. Hay un recorrido de 15 minutos, orientado a clientes que hayan sido remitidos desde concesionarios y que posean toda la intención de compra, y otro de 5 minutos dirigido especialmente a las personas que, estando en el centro comercial, acuden espontáneamente con el ánimo de ¿medirse¿ alguno de estos vehículos.

Una vez la persona haya escogido el vehículo en el que desea realizar la prueba, se sube con uno de los cuatro pilotos expertos con los que cuenta el centro. La primera indicación, que se enfatiza con vehemencia, es el acatamiento de las normas de seguridad de manejo: uso del cinturón de seguridad, posición de manejo y ubicación de los principales elementos necesarios para la conducción.

Una vez se ha hecho este proceso, el piloto arranca y empieza a señalar el comportamiento del carro en cada una de las situaciones del recorrido, que en los dos casos se realiza en los alrededores de Unicentro, para que la persona se vaya familiarizando con todas los sistemas de ayuda como el uso de frenos con sistema ABS, la respuesta de las suspensiones en calles deterioradas, la recuperación del motor y la comodidad.

Además, en su interacción el piloto informa la función de cada uno de los botones y palancas con los que cuenta el carro y de paso ofrece tips sobre cómo sacar el mejor provecho de muchos de los accesorios que ya son norma en los modelos nuevos, pero que muy pocos conocen en profundidad.

Una retornan al centro de pruebas llega el turno para que el interesado maneje y sienta las características que le acabaron de enunciar.

Durante todo este proceso no hay ningún tipo de negociación y de hecho está terminantemente prohibido, por políticas de Sofasa-Renault, dar precios, descuentos o remitir a un determinado concesionario. La razón: el cliente o curioso debe olvidarse de cualquier tema que interfiera con la sensación de conducción. Al final de la prueba, que no tienen ningún costo, se invita al ¿probador¿ a que llene una encuesta sobre su apreciación acerca del vehículo.

En este punto, si el cliente así lo decide, puede subirse en cualquiera de los otros modelos y volver a realizar este proceso una vez más, para que tenga un mejor punto de comparación.

Esta experiencia ha tenido tanta acogida que hasta el momento cerca de 789 personas se han acercado a realizar la prueba, además de muchas otras que han llamado a apartar cita. ¿Solo unos pocos cancelan dicha cita¿, dicen funcionarios del centro. Por la misma razón en menos de un mes se estarán poniendo a disposición otros automóviles, de la gama Clio y Twingo, para tener completo el portafolio de la marca.

Y para despejar cualquier suspicacia con respecto a la longevidad de los vehículos que se prueban, se determinó que una vez un auto haya superado los 2.500 kilómetros en prueba se reemplace por un 0 kilómetros.

Así se accede a la prueba
Para reservar una cita para la prueba es necesario acercarse al Centro de Pruebas de Unicentro, a cualquiera de los concesionarios de Renault de la ciudad o llamar a los teléfonos 6045683 ó 6040813.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.