Renault Fluence, el más costeable en el estudio de Cesvi entre sedanes de 45 a 55 millones

El más económico de reparar, luego de un choque simple resultó ser el Renault Fluence, mientras el más costoso fue el Volkswagen Jetta.

Redacción Motor

09:59 p.m. 10 de octubre del 2011

 Como parte de la medición Cesvi que MOTOR presentó en la edición pasada, en esta agregamos al estudio las cifras de siete sedanes entre 45 y 55 millones de pesos y motores de 1.8 y 2 litros.

A veces, segundas partes son buenas. La continuación del estudio que Cesvi emprendió para medir los costos de reparación en carros tipo sedán con precios entre los 45 y los 55 millones de pesos les tocó a aquellos con motores de 1.8 y 2 litros y arrojó resultados sorpresivos y curiosos.

Por ejemplo, en el primer lugar se ubicó el Renault Fluence, uno de los carros que se estrenó este año en el país. Tiene 9 de los repuestos más económicos y, proporcionalmente, cuenta con los que menos valen frente a los demás del estudio, como por ejemplo el guardafango izquierdo y el condensador del aire acondicionado que cuestan entre 3 y 4 veces menos que el promedio. La mangueta delantera fue el único repuesto con saldo en rojo para un total de reparación de casi 11 millones de pesos.

El segundo y tercer puesto lo ocuparon dos modelos Nissan. El primero de ellos, el Tiida logró un equilibrio con 5 piezas entre las más económicas y 4 entre las más caras. Sin embargo, es el que menos chequera requiere al reparar su parte mecánica. Mientras tanto, el Sentra que no marcó ningún elemento costoso solo logró la puerta trasera izquierda como la más barata y consiguió mantener la parte trasera también en saldo verde sin que tuviera ni un solo elemento de esta sección en el mismo color.

El cuarto y quinto lugar fueron para dos modelos de Hyundai: el Elantra y el i35. Al primero, que no tuvo ningún repuesto costoso, le ayudó la puerta delantera y el amortiguador siendo los más baratos. Para el segundo, sorprendió que a pesar de no tener ningún repuesto de la sección central entre los de menor valor, es el carro por el que menos hay que pagar al repararla.

El Chevrolet Cruze ocupó la sexta casilla pues tuvo 7 piezas costosas y solo una entre las económicas y es por el que hay que pagar más en caso de una reparación en la parte delantera y posterior. El vidrio panorámico trasero fue la única pieza cuyo costo pasó en verde.

Al último lugar llegó el Volkswagen Jetta que, curiosamente, reunió los repuestos de menor y mayor valor de este estudio. Tuvo nueve piezas entre las más caras y cinco entre las más baratas. La parte central y mecánica fueron las más costosas de reparar de la muestra y fue el más caro con 16.8 millones de pesos.

El repuesto más barato de la muestra fue el vidrio de la puerta delantera y el más caro fue el condensador del aire acondicionado, ambos del Jetta.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.