Renault y Mercedes presentaron sus nuevos motores para la temporada 2014 de Fórmula 1

Poco a poco llegan los sustitutos de las máquinas que protagonizaron la F1 del año pasado. Los nuevos V6 turbo alimentados son más compactos, duraderos y eficientes en consumo. Alta tecnología.

Redacción Motor

04:30 p.m. 24 de enero del 2014

El desarrollo de nuevos motores es casi inmutable en la Fórmula Uno. Por ejemplo el Renault R27 que llevó a Sebastian Vettel al campeonato de la pasada temporada, era en gran parte el mismo que lo acompañó durante sus tres títulos anteriores. Pero para 2014 la FIA ha cambiado por completo el reglamento, abandonando los motores V8 de 2.4 litros y su sistema de recuperación de energía cinética, conminando a los equipos a crear diseños totalmente inéditos.

Por el momento, Renault presenta su nueva máquina propulsora que dicho sea de paso, proveerá algo más de un tercio de la grilla de esta temporada (Red Bull, Toro Rosso, Caterham y Lotus). La unidad de potencia Renault Energy F1-2014 está compuesta por el motor V6 de 1,6 litros de inyección directa, que gira a 15.000 revoluciones por minuto, y el nuevo Sistema de Recuperación de Energía con dos motores eléctricos, uno que recupera energía del frenado y el otro de los gases de escape. La energía se almacena en una batería de a bordo y en total se llegan a producir 760 caballos de potencia, donde unos 600 provienen del motor de combustión térmica y el resto de la asistencia híbrida.

El resultado es similar al ofrecido por los anteriores motores V8, aunque las nuevas unidades deben ser menos costosas y más eficientes. Mientras que el motor V8 permitía un consumo de combustible a voluntad del equipo, con el nuevo turbo V6 solo se permite el consumo de 100 kg de combustible por hora.

En resumen, los nuevos motores no serán más potentes que sus predecesores, pero serán más compactos, duraderos y eficientes en consumo.

Por su parte Mercedes-Benz, de conformidad con la nueva normativa, presenta un nuevo motor que trabaja en alianza con el Sistema de Recuperación de Energía y le provee un impulso de energía extra. Así, esperan que su V6 de 600 caballos de potencia sea reforzado por los 150 que llegan del generador eléctrico, utilizado también para cargar la batería de iones de litio.

Un segundo motor proporciona una carga adicional que complementa al turbo y le ayuda a eliminar el fenómeno ‘lag’.

Además del equipo Mercedes AMG, este motor acompañará los autos de la cuadrilla Force India, como parte de un nuevo acuerdo de suministro a largo plazo (que inició en 2009), en el que Mercedes AMG proveerá todo el conjunto ‘Power Unit’ –que comprende el motor V6 y el Sistema de Recuperación de Energía.

DATOS:
Se conoce como ‘turbo-lag’ al retraso de respuesta del turbo mientras se pisa el acelerador hasta que empieza a ser efectivo el aumento de presión en la alimentación. Esto se produce porque los gases de escape tienen que vencer la inercia de la turbina cuando gira a muy bajas revoluciones. Es decir, cuando la turbina gira con lentitud, el motor se comporta como si no llevara turbo, hasta que alcanza la velocidad de giro necesaria para comprimir el aire de admisión. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.