Renault-Sofasa le pone al Clio el mismo escalón de precio y un motor similar al del Twingo

La más reciente versión del Clio, llamada Campus, tendrá un motor de 1,2 litros y 75 caballos, al cual le realizaron ajustes para el peso de la carrocería de 5 puertas. Arranca en los $23 millones.

Redacción Motor

03:53 p.m. 02 de octubre del 2012

Una vez finalizada la producción del Twingo, Renault-Sofasa hizo
un movimiento inteligente para no perder presencia en el renglón de entrada de los vehículos nuevos de menos de 25 millones:
le instaló un motor de 1,2 litros, cuya potencia y torque son los mismos del carro que se descontinuó, a una de las carrocerías
más exitosas en el país, la del Clio.

A esta mezcla la denominó Clio Campus, el nuevo carro popular que Renault Sofasa ensamblará para Colombia. Según la marca, el motor de la línea Campus es nuevo, proviene de Argentina y se le hicieron los ajustes electrónicos y los correctivos respectivos, y ahora dispone de 75 caballos de potencia a 5.500 vueltas y un torque de 10,7 km desde las 4.250 revoluciones, cifras con las que mueve con decencia los 950 kilos, unos 60 más que el Twingo, que registra en vacío la edición más básica.

Pero no es la única modificación mecánica que recibió este Clio. También se le incorporó una transmisión manual de 5 velocidades
que se fabrica en Chile y a la cual, en la prueba dinámica que hicimos, le surgieron algunos reparos por el control de cambios,
que por momentos exige más movimientos de los necesarios para entrar correctamente.

En cuanto a la estética, hay apenas algunos cambios que se perciben si se hace una mirada estudiosa. El Campus estrena
bómperes del color de la carrocería, sin los protectores de plástico negro que rompían las líneas, fondo oscuro para las luces halógenas de doble óptica, copas de diseño deportivo y rines de 14 pulgadas.

Sin embargo, una pieza que sí recibió una notable actualización es la puerta trasera y, de paso, la vista posterior, ya que cuenta con un nuevo diseño que tiene un pliegue que divide en dos partes iguales la hoja de metal y sobre el cual se insertó el logo de cromo y mayor tamaño, mientras que por debajo se incluyó el nombre de
la línea desplazando a la placa, que ahora se ubica en la porción central del bómper trasero.

En el interior también hay una nueva presentación para el tablero de instrumentos, que ahora cuenta con una pantalla digital al estilo del Logan para el medidor de combustible, temperatura y otros datos, mientras que continúan los relojes análogos para el tacómetro y el velocímetro, aunque con otro diseño.

Todo este conjunto con iluminación naranja. También estrena consola central con un espacio superior para la guantera, rejillas
de ventilación y meseta para la palanca de cambios.

Su equipamiento es básico, por eso el Campus está dividido en tres versiones: una de entrada que incluye alarma sonora
de olvido de luces encendidas y radio CD Mp3, que se consigue en 23 millones de pesos; una intermedia, que le suma el aire acondicionado, que está en 24,3 millones, y otra que incorpora la dirección hidráulica y cuesta 25,4 millones. Para aumentar
este equipo hay dos kits adicionales Fun y Sport, el primero incluye alarma, bloqueo y elevavidrios delanteros, y el segundo rines de aluminio de 14 pulgadas y molduras de estribo en las puertas.

FRASES:

El espacio de carga del Clio Campus es de 255 litros y tiene la posibilidad de plegar las sillas traseras 1/3 o 2/3 para brindar más
capacidad. La curvatura del techo en la parte de atrás sigue siendo un incoveniente.

RECUADROS:

Suave para el bolsillo
Como ya es costumbre, Renault pone en conocimiento público los
costos del mantenimiento que tienen sus vehículos. Para este Clio Campus se proyecta una revisión preventiva gratis a los 1.000 kilómetros y luego, cada 10 mil, hasta los 50 mil, el propietario
debe visitar el taller. La más económica de estas visitas le costará
un poco más de 227 mil pesos y la más cara 469 mil.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.