Trezor: Renault marca el futuro

La prensa especializada eligió este vehículo conceptual como la mejor pieza del Mundial del Automóvil de París que acaba de terminar.

Revista Motor

03:46 p.m. 18 de octubre del 2016
Renault Trezor

Renault Trezor

gracias a su espectacular diseño (heredado del borrador DeZir presentado en el 2010) y a las soluciones técnicas y tecnológicas que le permiten rodar en armonía con sus ocupantes, el entorno y el medio ambiente.

“Cálido, simple y sensual” es como describe Renault el concept Trezor, que nació para mostrarles a sus clientes y a los expertos en movilidad cuál es la tendencia de diseño que seguirá en sus vehículos de calle y, de paso, aclarar por qué los modelos Twizy, Zoe y Kangoo Z.E. son los eléctricos más vendidos en Europa.

No importa el ángulo desde donde se mire, el Trezor luce enorme y espectacular, pues aun tratándose de un modelo deportivo de dos plazas, mide 4.700 milímetros de largo, 2.180 de ancho y 1.080 de alto, y alcanza una distancia entre ejes de 2.766 milímetros.

El frente redondeado, los dos túneles de aire que sirven para ‘pegarlo’ al piso a altas velocidades y las líneas continuas que van desde la nariz hasta la zona posterior forman parte de una carrocería en fibra de carbono muy deportiva, soportada en una estructura del mismo material para un peso de 1.600 kilos.

Renault Trezor

.

Renault Trezor

.

Su comportamiento es excepcional: llega a los 100 kilómetros por hora en menos de cuatro segundos, gracias a su motor eléctrico de 350 caballos de potencia máxima, alimentado por baterías soportadas en estructuras de acero ubicadas adelante y atrás para una distribución del peso óptima. También incorpora un sistema de recuperación de energía a través de los frenos, una tecnología heredada del Campeonato Mundial de Fórmula E (eléctrica).

El acceso al habitáculo se solucionó hábilmente a través de una enorme burbuja que levanta el frente, el techo y los vidrios y permite brincar fácilmente de afuera hacia adentro y viceversa (tal como lo hacían los pilotos con sus autos de carreras en épocas remotas) y acceder a un portaequipajes delantero adornado con correas de cuero que enfatizan su carácter premium.

Renault Trezor

.

Renault Trezor

.

El Renault Trezor admite tres modos de conducción: neutral, deportivo y autónomo. Este último ilumina los logotipos ubicados adelante, a los lados y atrás para indicarles a los demás vehículos que está rodando solo, mientras que, adentro, el timón se extiende a lo ancho y le otorga al conductor una vista panorámica del panel de instrumentos para que este pueda navegar o trabajar mientras lo llevan a su destino.

Renault aspira a ofrecer vehículos autónomos accesibles a sus clientes antes del 2020, los cuales serán diseña-dos a partir de borradores como este y como el DeZir presentado en el 2010.

Renault Trezor

.

Conectividad total

El Renault Trezor pretende marcar una nueva tendencia de diseño en ‘L’ del panel de instrumentos, armado aquí con un vidrio especial denominado Gorilla Glass, que puede curvarse para una mejor resolución de las pantallas. Esta nueva forma permite combinar los indicadores propios del vehículo con los controles del sistema multimedia, los cuales se activan tan pronto ingresa el conductor al elegante habitáculo forrado en cuero de color rojo.

Renault Trezor

.

Dato

Dos baterías ayudan a trabajar el motor eléctrico del Renault Trezor, cada una conectada a su propio sistema de enfriamiento a través de una toma de aire geométricamente variable ubicada en el capó del vehículo.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.