Otro que se renueva para el Salón de Nueva York: el Mercedes-Benz GLK

La edición 2013 del utilitario deportivo GLK llega con un 'face lift' que le quita parte de su aspecto rústico y le da mayor elegancia, fluidez y dinamismo. Estrena nueva gama de motores también.

Redacción Motor

08:36 p.m. 30 de marzo del 2012

Cuatro años después de su estreno mundial, Mercedes decidió renovar la más pequeña de sus camionetas y darle un cambio estético, dotarla de un completo conjunto de asistencias de seguridad y un amplio grupo de motores más potentes y económicos.

Si se empieza por el corazón se puede decir que la nueva GLK tiene un amplio abanico para moverse. Tiene motores diésel de 143 caballos de potencia y un consumo de menos de dos galones por cada 100 o el 220 CDI de 170 caballos con tracción total o trasera.También está el 220 a gasolina de 170 unidades de potencia con tracción total, o el 250 de 204 caballos también con tracción total. Este último sorprende pues es un propulsor de 2.1 litros de cilindrada al que le sacaron bastante performance. Los más grandes son los 350 a gasolina de 306 y diésel de 265.  Cuatro de estos motores tienen el sistema BlueEFFICIENCY que es con el cual presentan un mínimo consumo de combustible con la máxima eficiencia.

En cuanto al diseño exterior, la marca alemana le 'limó' tanta recta que le daban un aire quizá excesivamente robusto y lo alineó con el nuevo lenguaje de dibujo que está aplicando a cada uno de sus automóviles. Por esto ahora tiene unos faros más elegantes y redondeados, con una línea de leds para el día, así como una nueva parrilla más voluminosa, pero conservando sus delgados parales delanteros y su verticalidad característica. Los bómper también cambiaron, son menos voluminosos y más angulosos y tienen una enorme 'boca' para la entrada de aire.

Como  novedades se estrenana las asistencias de prevención ante proximidad de peatones, transmisión automática de 7 velocidades, pedales escualizables ante choques, además de toda la línea de seguridad que está presente en la gama de sedanes de la marca.

En el interior la estética esta más cerca de una berlina que de una camioneta con capacidad 'todo terreno'. Cromo, formas redondas, volante de tres radios con levas para la caja de cambios, iluminación led, instrumentos más ergonómicos y nuevos materiales.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.