Restaurada la potente Riva Aquarama de Lamborghini, lancha que se robó la atención en los años 60

El gusto por las potentes y poderosas lanchas, llevó al industrial italiano Ferruccio Lamborghini a la creación de la Riva Aquarama, barco que desde 1993 permanecía varado en un puerto de Italia.

Redacción Motor

09:06 p.m. 07 de octubre del 2013

El industrial Ferruccio Lamborghini incursionó de manera contundente al mundo de los súper deportivos, cuando ya se constituía en un ícono de la industria de tractores, con la que tuvo gran éxito y acumuló una enorme riqueza.

Esta gran lancha destilaba elegancia y casta por donde se le mirara; dejaba entrever siempre su elegancia y brío italiano, que, sumados a la producción limitada de únicamente 281 unidades, le dieron a este bólido del agua mayor exclusividad desde su creación a principios de la década de los 60.

La Riva Aquarama venía equipada con dos potentes motores (Chrysler o Cadillac) que entregaban entre 185 y 400 caballos de potencia, arrojando velocidades cercanas a los 75 kph, que con respecto a la velocidad en tierra, se podía hablar de su equivalente a más de 200 kph.

El propietario de Lamborghini tuvo su propia edición de la potente lancha, adaptada con dos motores V12 de 4 litros, provenientes de sus deportivos 350 GT, que con 700 caballos de potencia a 5.000 rpm la hacían mucho más rápida que las de serie, pues alcanzaba fácilmente una velocidad de 90 kph.

Pero este ejemplar de gran clase y recubierto con madera elegante, tuvo que permanecer anclado en un puerto de Italia desde principios de los años 90, por culpa de una avería en uno de sus motores que fue a parar al museo Lamborghini.

Pero la compañía Riva-World se dio a la tarea de restaurar la embarcación en Países Bajos e inició los trámites de reparación y restauración. Fue así como consiguió que el museoLamborghini, en donde reposaba el motor averiado, les permitiera desmontarlo de exposición para ser reparado y completar la fase de restauración.

Luego de hacer las pruebas de rigor en aguas holandesas, la Aquarama fue llevada a su país de origen y actualmente se encuentra en el lago D’Iseo, en el norte de Italia.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.