Revisión técnico-mecánica: hasta el momento ninguna entidad, ni el Ministerio, saben nada de la información que arroja este proceso

Después de 15 meses de implantada la norma, Aso-CDA dice no tener un balance de lo hecho hasta ahora y el Ministerio de Transporte no reporta cifras.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Desde hace poco más de 14 meses, la sección Vehículos de EL TIEMPO viene informando acerca de la revisión técnico-mecánica, una medida que fue instaurada para bajar los índices de contaminación y accidentalidad en nuestro país, pero que hoy parece no tener doliente.

Un caso muy diciente tiene que ver con la consolidación de las cifras, que ni siquiera Aso-CDA (el gremio que reúne al 80 por ciento de los Centros de Diagnóstico Automotor del país) dice tener, a pesar de que sus asociados le envían al Ministerio de Transporte el reporte de lo hecho, día tras día.

Mientras tanto el Ministerio no responde los cuestionarios que, a lo largo de todo este tiempo, ha enviado esta sección a su oficina de prensa, pero algunos de sus funcionarios reconocen 'off the record', que los documentos FTP enviados por los CDA aún no han sido consolidados.

Lo grave del asunto es que, a la fecha, los vehículos particulares anteriores a 1994 ya deben estar revisados casi en su totalidad, mientras que los propietarios de los modelos más recientes (1995-2005), de placas 5, 6, 7 y 8 tienen supuestamente el certificado en la mano¿ ¿Será cierto?

Tocó ir al núcleo

Pero, bueno. Si el gremio que dice representar a los CDA no sabe en qué andan sus abonados y las autoridades no le han hecho seguimiento a la medida, no queda más remedio que recurrir a los mismos Centros de Diagnóstico Automotor. ¿Quiénes si no ellos saben cómo anda la revisión técnico-mecánica?

La primera impresión del 'paneo' hecho por la Sección Vehículos de EL TIEMPO indica que, al interior de estos centros de diagnóstico, la cosa tampoco está clara, situación que se hizo evidente cuando preguntamos cuál es la anomalía más frecuente de los vehículos.

En Medellín, por ejemplo, Comercializadora Servisuper dice que el sistema de suspensión y frenos es la mayor dolencia de los carros paisas; CDA Las Vegas reconoce que son las luces y CDA La 33 habla de gases. 

En Cali, los CDA Ivesur y Jamundí coinciden en que los gases son críticos en esa ciudad, aunque el primero asegura que los frenos ocupan el segundo lugar en el Valle, mientras que Jamundí responde que es la suspensión.

En Barranquilla, la cosa está repartida entre gases, luces y pintura. Para Check Car Motor, por ejemplo, las luces de freno han sido motivo frecuente de rechazo, mientras que para CDA P-900, ubicado en Soledad, los podridos de la carrocería son los más comunes. 

Todavía no hay claridad

En Ibagué, la tendencia general es el rechazo por gases, seguido de luces y frenos. Según el CDA Autogases, los cuatro centros autorizados en la capital del Tolima están recibiendo entre 50 y 60 vehículos diarios en las semanas pico, cifra muy baja, que estos empresarios le atribuyen a falta de información y desconocimiento de la norma por parte de las autoridades.

"Nosotros hicimos unas jornadas de capacitación para la Policía, especialmente para la de Bogotá, en donde les mostramos en qué consiste la revisión y cuáles son los puntos clave a tener en cuenta en el certificado" dice Santiago Carrillo, representante de los CDA Ivesur. 

Esto no significa, sin embargo, que las autoridades estén con las pilas puestas, o al menos así lo perciben los mismos CDA encuestados, que le atribuyen a la falta de 'mano dura', la pobre afluencia de vehículos y motos.

"Falta más comunicación hacia los ciudadanos y hacia la misma policía", dice Marcela Manosalva, del CDA Autorrollings E.U., de Villavicencio. Para Jaime Palomino, del CDA de motos La 33 de Medellín, "la desinformación ha hecho que, a cuatro meses de instaurada la norma para las motocicletas, tan solo el 5 por ciento esté acudiendo a revisión".

"En la Costa Atlántica -agrega César Rincón, del CDA P-900- están entrando, en promedio, dos motos diarias a la pista porque aquí no hay ningún control". Aunque reconoce que el parque automotor ha mejorado en la región, aún no hay cultura de mantener el vehículo al día.

En honor a la verdad, la sobreoferta de CDA también ha provocado una baja en la rotación de vehículos, especialmente en Bogotá y Medellín, en donde compiten 33 y 14 de estos centros, respectivamente.

"Tenemos una capacidad instalada, suficiente para recibir 20 mil vehículos diarios -asegura Gonzalo Corredor, presidente de Aso-CDA.

Al cierre de esta edición, y de acuerdo con el listado publicado en su página Web, el Ministerio de Transporte tiene autorizados 126 CDA y mantiene cancelada la habilitación de otros dos, Car Pits Ltda. y Rastrillantes Ltda., ambos con domicilio en Soacha. 


ESTO DICE EL CÓDIGO DE TRÁNSITO

En cuanto a la revisión

Artículo 50. Condiciones mecánicas y de seguridad. Por razones de seguridad vial y de protección al ambiente, el propietario o tenedor del vehículo de placas nacionales o extranjeras que transite por el territorio nacional, tendrá la obligación de mantenerlo en óptimas condiciones mecánicas y de seguridad.

Artículo 52. Periodicidad y cobertura de la revisión de gases. La revisión de gases de vehículos automotores de servicio público se realizará anualmente y los de servicio diferente a éste, cada dos años. Los vehículos nuevos se someterán a la primera revisión de gases al cumplir dos (2) años contados a partir de su año de matrícula.

Artículo 53. Centros de diagnóstico automotor. La revisión técnico mecánica y de gases se realizará en centros de diagnóstico automotor, legalmente constituidos, que posean las condiciones mínimas que determinen los reglamentos emitidos por el Ministerio de Transporte y el Ministerio del Medio Ambiente en lo de sus competencias.

En cuanto a las sanciones

Artículo 122. Parágrafo 1º.  () Cuando quiera que se infrinjan las prohibiciones, restricciones o regulaciones sobre emisiones contaminantes por vehículos automotores, se seguirá el siguiente procedimiento:

"El agente de vigilancia del tráfico que detecte o advierta una infracción a las normas de emisión de contaminantes o de generación de ruido por vehículos automotores, entregará al presunto infractor una boleta de citación para que el vehículo sea presentado en un centro de diagnóstico para una inspección técnica en un término que no podrá exceder de quince (15) días.

"En la citación se indicará la modalidad de la presunta infracción que la ocasiona. Esto sin perjuicio de la vigencia del certificado de la obligatoria revisión técnico mecánica y de gases.

"Realizada la inspección técnica y determinada así la naturaleza de la infracción, el centro de diagnóstico donde aquella se hubiere practicado, entregará al presunto infractor copia del resultado del examen practicado al vehículo y remitirá el original a la autoridad de tránsito competente, para que, previa audiencia del interesado, se imponga la sanción que en cada caso proceda.

"En caso de que el infractor citado no presentare el vehículo para la práctica de la visita de inspección en la fecha y hora señaladas (¿) las multas a que hubiere lugar se aumentarán hasta en el doble y el vehículo podrá ser inmovilizado por la autoridad de tránsito respectiva, hasta tanto el infractor garantice mediante caución la reparación del vehículo.

"Practicada la inspección técnica, el infractor dispondrá de un término de quince (15) días para reparar el vehículo y corregir la falla que haya sido detectada en el centro de diagnóstico y deberá presentarlo, antes del vencimiento de este nuevo término, para la práctica de una nueva inspección con el fin de determinar que los defectos del vehículo, causantes de la infracción a las normas ambientales, han sido corregidos".

RECONOZCA EL CERTIFICADO

Marca de agua. Aparece cuando se ve el papel a contraluz. Se trata de un diseño o patrón que se le aplica al papel durante su fabricación.

Papel sin blanqueador óptico. Tiene reacción a la luz UV (ultravioleta) porque sus poros no están rellenos como el papel convencional, luego no es tan blanco y tan liso como aquel.

Fibrillas de seguridad. Cuando el certificado se somete a la luz UV, aparecen una serie de fibrillas que son incorporadas a la masa del papel durante su fabricación. Esas fibrillas son de poliéster.

Fondos en tramas de seguridad. Esas tramas forman una compleja estructura de líneas, que ¿juntas- forman una imagen armónica y simétrica, a lo largo del certificado.

Guilloche. Colocado en el reverso del certificado, lo constituye un conjunto de líneas con base en fórmulas matemáticas, creado por un software especial.

Microimpresión. Las rayas se ven muy bien definidas, pero al acercarles un microscopio, se nota que están hechas con letras. La lupa puede identificar fácilmente este sistema de seguridad.

Imagen latente. Basta con voltear un poco el certificado para que, sobre el Guilloche, aparezcan las iniciales del Ministerio de Transporte.

Imagen coincidente. El certificado posee una franja al lado derecho y otra al lado izquierdo, con figuras geométricas complejas. Al unirlas, deben coincidir perfectamente.

Tinta penetrante. Es imposible removerla con solventes o abrasión como sucede con los sustratos que penetran al papel común.

Tinta 'intaglio'. El encabezado del certificado tiene  este pigmento, que por el tipo de impresión crea un efecto tridimensional.   

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.