Rinspeed ya tiene listo un prototipo inteligente para presentarlo en el Salón de Ginebra

El fabricante suizo de autos y diseñador tuning creo un modelo futurista de auto eléctrico y autónomo llamado Budii, el cual construyó sobre un BMW i3.

Redacción Motor

08:59 p.m. 19 de febrero del 2015

Imágenes del Rinspeed Budii

Se trata de un carro pensado para brindar una interesante opción de movilidad para dos pasajeros, basada en el establecimiento de una estrecha relación con el contorno urbano y la asimilación de rutas y hábitos de sus ocupantes.

Precisamente lo novedoso de esta creación de cuatro ruedas no es que sea un carro eléctrico ni que se maneje solo, sino su novedosa interfaz de infoentretenimiento. Es algo así, según lo ha dicho el mismo fabricante, como un Smartphone sobre ruedas.

Entre la variedad de servicios que ofrece el Rinspeed Budii está la hechura y el pago del primer alimento diario que usualmente consuman los ocupantes, recordatorios permanentes de la agenda, informar en tiempo real sobre las condiciones del tráfico y poner la música preferida.

En su interior, que originalmente sería para cuatro personas, se redujo a la mitad gracias a que la compañía puso en el lugar de dos plazas una especie de patinetas eléctricas para que sean usadas en caso de que los dos pasajeros tengan que movilizarse por caminos estrechos en los que no quepa el auto.

En la fabricación de este ‘concept car’, compatible con la mayoría de teléfonos celulares actuales, participaron diferentes marcas del mundo de la tecnología, como por ejemplo Kuka, compañía que hizo el brazo robótico que soporta volante y acciona los mandos; NXP, que aportó todo el sistema de carga inalámbrica, y Skai, encargada de la tapicería antimanchas que cubre todo el habitáculo.

Cuando la muestra de Ginebra abra sus puertas el 3 de marzo, podremos conocer en detalle muchas más virtudes de este invento.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.