Rolls-Royce Dawn, el nuevo convertible de lujo para cuatro personas

La casa británica acaba de presentar este amplio vehículo, equipado con un poderoso motor de 563 caballos de potencia.

Por Redacción Motor

05:22 p.m. 09 de septiembre del 2015
Rolls-Royce Dawn

Rolls-Royce Dawn

Con su nueva máquina de 12 cilindros en V y 6.6 litros, el Dawn descapotable acelera de cero a cien kilómetros por hora en 4,9 segundos y mantiene una velocidad máxima de 250 kph, cifras más que suficientes sobre todo teniendo en cuenta que en conjunto el auto pesa 2.560 kilos.

Uno de los principales objetivos, según lo hizo saber la compañía, era el de ofrecer la comodidad de un sedán para sus cuatro ocupantes, con toda la diversión de un auto convertible, sin perder un solo fragmento del lujo, y lo logró a cabalidad. Tiene también una novedosa transmisión asistida por satélite.

Rolls-Royce Dawn

Rolls-Royce Dawn

Su carrocería de 5,28 metros de largo y una capacidad de carga de 244 litros, fue pensada desde cero para ser un carro convertible, por lo que un 80 por ciento de componentes son exclusivos para esta versión.

De su diseño exclusivo se resaltan su parrilla cromada, enmarcada por dos luces de particular forma y tecnología led, y su perfil limpio y elegante que remata en una armoniosa parte trasera.

De su interior, impresiona la elegancia de la cubierta posterior de cada asiento, en madera natural, como de la terminación cromada que bordea todo el habitáculo.

Rolls-Royce Dawn

Rolls-Royce Dawn

Para hacer la estadía impecable, cuenta con un sistema de sonido Bespoke de 16 altavoces especialmente adecuado para este auto, así como con el control de crucero automático y un nuevo software de radar y de cámara.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.