La S1000RR es la nueva Superbike de BMW

193 caballos para mover 204 kilos explican la potencia, aceleración y velocidad de esta moto que ahora tiene más refinadas las ayudas electrónicas y ofrece más seguridad con ABS y control de tracción.

Redacción Motor

07:16 p.m. 08 de noviembre del 2011

Fotos de la S1000RR de BMW

Apenas transcurridos dos años desde su lanzamiento al mercado mundial, BMW Motorrad presenta la versión renovada de su poderosa superbike S1000RR. Naturalmente, en todo nuevo aparato, los ingenieros siempre buscan mejorar las características
dinámicas y de seguridad, además de lograr que la moto sea fácil de manejar para que esté al alcance de todos los públicos.

De ahí que uno de los puntos donde más reforzaron el rediseño fue en perfeccionar el funcionamiento del mecanismo antibloqueo de los frenos (ABS) y en el control de tracción para manejar de la forma más amable, pero igualmente eficaz el paso de la potencia al piso.

Esta tarea no es fácil porque la máquina se mueve con un motor de cuatro cilindros que tiene nada menos que 193 caballos de potencia a 13.000 rpm para solo 204 kilos de peso (206,5 con el Race ABS), y un torque de 112 Nm a 9.750 rpm, cifras que la convierten en una de las motos más potentes de su clase y además con una relación peso/potencia, casi perfecta, donde por cada kilo de peso, hay un caballo de potencia.

Para compararla con un auto normal, por ejemplo un Aveo, este pesa cerca de 1.040 kilos y se mueve apenas con 83 caballos. Es decir, cada unidad de potencia arrastra una carga de 12.5 kilos, que sería la misma proporción en la cual esta moto es más potente y veloz. Se deduce que la aceleración del motor es impresionante porque jala en todo el rango de revoluciones hasta llegar a las 13.000 vueltas, generando una sensación de progresión de velocidad interminable.

El motor está conectado por medio de cadena a una caja de 6 cambios compacta y ligera, para la cual BMW ofrece opcional un sistema de asistencia de cambio de marchas llamado "HP", que permite subir los cambios sin tener que usar el clucht ni soltar el acelerador ya que el motor se controla electrónicamente en el intermedio.

Mientras se hace el cambio de marcha, se interrumpen el encendido y la alimentación de gasolina durante una fracción de segundo. De esta manera, al acelerar se gana tiempo valioso, sobre todo cuando la moto se usa para correr en circuito.

El motor está montado sobre un chasís de aluminio con doble viga y un basculante trasero un poco más largo que el del modelo anterior. Esta modificación logra que la moto se inscriba en la curva con mayor facilidad y aprovechar al máximo todo el agarre de la llanta trasera.

La suspensión delantera tiene una horquilla invertida de 46 mm, novedad en su clase, pues es usual que sea de 43 mm y en la parte trasera un amortiguador graduable en compresión, altura y rebote en 10 posiciones, perfecto para ajustar la moto en diferentes tipos de pista o estilos de manejo. La graduación de las suspensiones es tan fácil que la llave de encendido está diseñada para que sea la herramienta con la cual se gradúan los amortiguadores.

La S1000RR calza llantas 120/70 ZR 17 adelante y atrás pisa unas 190/55 ZR 17. Para detener este aparato, Motorrad pone los mejores componentes, en este caso frenos Brembo, delante de dobles discos de 330 mm con cuatro pistones y atrás un disco de 220 mm. Están asistidos por el sistema Race ABS que tiene cuatro posiciones de uso seleccionables. Los frenos son espectaculares y el ABS proporciona una tranquilidad absoluta en situaciones de peligro.

La S1000RR permite modificar el tipo de conducción mediante cuatro posibilidades de regulación electrónica de la potencia, la cual se dosifica por medio del acelerador electrónico, cuyo mando también fue modernizado con menor recorrido y mayor precisión. Por ejemplo, en modo Rain (lluvia), las aceleraciones son más suaves y precisas porque el motor solo entrega 163 caballos de potencia. Con las ayudas electrónicas liberadas al máximo, en los modos Road, Race y Slick (se pueden cambiar con la moto parada o en marcha) no solo camina mucho más duro, sino que los niveles de actuación del control de tracción y el ABS son menores, poniendo la moto más en manos del piloto y de su experiencia.

Los mandos y controles están muy bien ubicados y son de fácil manipulación. La posición de manejo, a pesar de ser una superbike en la cual se maneja bastante agachado, es bien cómoda y se nota un trabajo de ingeniería para que la ergonomía del piloto y la máquina sea perfecta.

Sin duda alguna es la moto más rápida e impresionante que hemos tenido la oportunidad de manejar pues cruza muy bien, frena excelente y con un motor muy potente, elástico y predecible en el modo Rain. De ahí en adelante, de modo en modo, se convierte en un aparato que necesita manos y experiencia, además de una pista que permita sacarle todo el jugo a su potencia y tecnología de punta.

El tablero de instrumentos fue retocado en el modelo 2012 y se cambió la configuración gráfica del tacómetro para facilitar su lectura. El display permite regular la luminosidad y, además, incluye funciones adicionales como el cronómetro que en la pista permite llevar un control de la vuelta más rápida del día. Además viene con la función Speedwarning, que le avisa al piloto si supera una velocidad determinada por él mismo.

FRASES

La S1000RR está disponible en todos los concesionarios y distribuidores de Autogermana en el país, por un valor de $54.600.000.

La figura de la S1000RR es ya una atracción porque tiene toda la estampa de una máquina de carreras, pero con ropa de calle.

Las cuatro posiciones de ajuste del motor permiten usar la moto con la mayor seguridad en cualquier condición, desde la lluvia hasta la pista de carreras.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.