Por el Salón de Tokio que terminó la semana pasada, pasaron muchos prototipos extraños y alucinantes

Esta exhibición japonesa es la que provee a la industria mundial automovilística con sus variados modelos y la que mayor tecnología anuncia.

Redacción Motor

08:19 p.m. 10 de diciembre del 2013

Vea imágenes del Salón de Tokio 2013

La edición 2013 mostró el afianzamiento de la estética cubista para los carros urbanos, el regreso de deportivos convertibles de mínimas proporciones, la apuesta por el hidrógeno como combustible alternativo, la infaltable movilidad individual y, para algunas marcas, una agresiva actualización de su portafolio.

Los japoneses tienen una forma diferente de ver el automóvil a pesar de que cada vez más sus productos tienen pasaporte mundial para venderse y, en muchas ocasiones, camuflarse en cualquier vitrina del mundo por su diseño para gustos universales. El espacio en sus ciudades principales, del cual carecen, transformó el automóvil y por eso le sacan provecho hasta al último centímetro cúbico en sus formas con una eficiencia pasmosa, a veces en perjuicio de la fluidez de líneas de las carrocerías de otras latitudes. Pero cuando a los diseñadores les dan licencia para soñar, revolucionan con sus propuestas atrevidas, pues suelen pasar sin rubor de un extremo al otro.

Por eso no es extraño que uno de los modelos más llamativos de la muestra haya sido el Daihatsu FC-Deck, que es el prototipo de un minicamión que no puede ser más cuadrado y que está pensado como solución para el transporte de carga o grúa dentro de la ciudad. Esta misma marca presentó la nueva generación del miniconvertible Kopen, que conocimos en el Salón de Bogotá de 2010 como Copen en su anterior generación. Llega con nuevo diseño, una edición aventurera que mantiene las mismas dimensiones, porque el tamaño se traduce en más o menos impuestos en Japón.

Pero no fue la única firma pasada de inspiración. Mitsubishi se enchufó a la propulsión híbrida y dos de las tres nuevas camionetas que mostró tendrán esta mecánica con diferentes potencias, situación que aprovechó para afilar el lápiz y darles un giro mucho más deportivo a sus camionetas con enormes bómperes, luces muy finas y alargadas y parales y marcos de ventanas asimétricos.

Suzuki también llevó cinco prototipos, de los cuales rescatamos los tres más novedosos. Dos de ellos son SUV muy compactos con carrocerías coupé, de formas abombadas, luces led como manda la moda, y muy ligeros con motores pequeños. El otro es un vehículo multipropósito enmarcado en la filosofía ‘kei car’, el aprovechamiento del espacio.

En Honda también pisaron el acelerador a fondo. Más de 5 carros nuevos para diferentes usos y estilos llevaron tanto a Tokio como al Salón de Los Ángeles, pues este último funcionó paralelo con la cita japonesa. Entre ellos se anotan la apuesta por la pila de hidrógeno, el proyecto de un biplaza para la ciudad, la edición más atlética del NSX y el pequeño S600, un convertible tan diminuto y deportivo como el Kopen.

Nissan se apoyó en la estética retro para estrenar un carro de corte deportivo, el Idx, que tendrá edición de calle y otra para las pistas; mientras que Subaru reveló su nuevo lenguaje de diseño, con líneas más agresivas, y una nueva camioneta en fase de concepto, la Levorg. Toyota, por su parte, también propuso un vehículo unipersonal muy futurista y además se suma a la motorización ‘limpia’ alimentada por hidrógeno. Y la muestra alcanzó hasta para que Yamaha presentará su primer carro. Mejor dicho, Tokio en su edición 2013 fue un revolcón total.

Hidrógeno: el siguiente paso

Honda y Toyota, como otras marcas en el mundo, se preparan para el siguiente nivel de combustibles en materia de movilidad sostenible y ecológica: una motorización que se alimenta de la electricidad producida por la electrólisis, producto de la descomposición del hidrógeno en líquido, cuya única emisión será vapor de agua. A esta tecnología se le denomina ‘Pila de combustible de hidrógeno’, pero por el momento su compleja infraestructura de recarga y sus costos aplazan su comercialización para dentro de unos tres años. Sin embargo, su mayor promesa, una autonomía de más de 500 kilómetros, será un gancho muy atractivo de estos vehículos futuristas.

DATOS
El Salón Internacional de Tokio llegó a su edición 43 y este año tuvo 76 estrenos locales e internacionales.

Más de 180 marcas procedentes de 12 países acudieron a la cita japonesa que, como todos los años, no defraudó en cuanto a la cantidad de prototipos y rarezas exhibidas.

La arquitectura de los carros va modificándose con los años: de la tradicional ahora se ven configuraciones de diamante (1+2+1) y triciclos (1+2) o (2+1).

Como el Salón de Tokio y el de Los Ángeles fueron simultáneos, compartieron varios est renos, como el del Jaguar F-Type Coupé, el Porsche Macan, el Mini 2014 y el BMW Serie 4 Cabrio, entre otros.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.