La segunda generación del Citroën C4 llegó a Colombia

Llegó al país el rediseño de este carro cuyas dimensiones crecieron y tiene mayor presencia y deportividad para 2012. Viene en una linda carrocería 5 puertas, motor de 1.6 litros y caja automática.

Redacción Motor

05:10 a.m. 10 de octubre del 2011

Tiene un motor de 1.6 litros y 120 caballos de potencia, transmisión automática de 4 velocidades, un completo nivel de equipamiento, detalles refinados y más convencionales. Desde 65.9 millones de pesos.

Ver fotos del nuevo Citroën C4

Diez meses después de que se empezara a vender en Europa, llegó a Colombia la segunda generación del Citroën C4 que es uno de los automóviles de la marca francesa que mayor audiencia tiene en los mercados mundiales y, además, cuenta con la reputación de haber sido el carro campeón en el Mundial de Rally de forma consecutiva cuando lo piloteó el francés Sebastián Loeb desde 2007 hasta 2010.

La primera edición de este carro, que se empezó a producir en 2004 y finalizó seis años después, se convirtió en uno de los referentes estilísticos y tecnológicos de la industria mundial. Basta con recordar el atrevido diseño de la edición cupé que tenía una extraña pero llamativa cola y un enorme techo panorámico, así como un curioso volante cuyo centro permanecía fijo con los botones de información y entretenimiento.

Por eso, esta segunda generación llega más refinada, con valores tecnológicos más acordes a la seguridad y el confort y cambios en sus dimensiones que lo hacen un auto más familiar. Ahora es más deportivo, sin perder la elegancia y estilo de sus líneas y tiene una presentación interior lujosa, con nuevos materiales y ayudas electrónicas, en un conjunto de mucha clase.

Empezando de afuera hacia adentro, es mucho más grande que el modelo que reemplaza pues es cinco centímetros más largo, dos más ancho y tres más alto, medidas que donde más se notan es en la gran capacidad del maletero que ahora es de 408 litros, una de las más grandes del segmento y en la presencia que tiene sobre el ancho de la vía ya que la distancia entre ejes se mantuvo en los 2.608 milímetros.

En el nivel estético hay una actualización evidente con tendencia hacia una mayor deportividad. Como novedades se destacan el capó con un par de curvas diminutas, el panorámico más inclinado hacia atrás, unas luces estilo 'ojo de águila' prolongadas sobre los costados y bómperes más voluminosos con una sola entrada de aire y nueva ubicación para las exploradoras.

Dos curvas centrales a cada lado atraviesan el carro y la quinta puerta, que integra parte de los nuevos stops, le da un terminado romo y delicado en la parte posterior.

Aunque hay cuatro motorizaciones, en principio solo se venderá en Colombia con una máquina de gasolina de 1.6 litros y 120 caballos de potencia acoplada a una caja automática de 4 velocidades. Esta última tiene unas relaciones un tanto largas, por lo que no hay que esperar una destacada aceleración en los primeros cambios y hay que exigirle un poco más con el acelerador, pero con ayuda del manejo seudo mecánico, el carro gana velocidad y camina con suficiencia.

El C4 es bastante silencioso en su andar, no solo por la suavidad de funcionamiento del propulsor, cosa a la que también ayuda una perfecta insonorización, sino también a que la suspensión es bastante mullida y aísla las irregularidades del terreno como buen auto francés. En este mismo apartado, si nos referimos a confort y seguridad, es destacable la docilidad y precisión del carro y la dirección ya que cruza con total obediencia y sin sorprender al conductor, como todo Citroën.

De la misma forma, los frenos trabajan sin reparos y son efectivos a cualquier velocidad y este hatchback llega con una solución sencilla pero muy útil cuando se maneja por carreteras oscuras, pues si se toma una curva se enciende de forma automática, en la dirección del giro del volante, la exploradora que apunta al interior de la misma.

Otras inclusiones interesantes dentro de su equipo son el limitador de velocidad que se puede programar para cada conductor y que tiene 5 memorias y el sistema de calefacción que puede continuar trabajando hasta 8 minutos después de haber apagado el carro.

En fin, es un carro familiar con personalidad deportiva con una muy buena presentación interior que llega con un excedente de elementos de seguridad y ayudas electrónicas por un precio que lo hace interesante en su segmento, pues arranca en 65.9 millones de pesos.

Estrenando cabina
Así como en el exterior, la presentación interior es otra en este modelo. Lo primero, es el cambio a un volante fijo al eje central por costos y menor peso, hay materiales blandos en el millaré y la consola propios de un estrato más alto, el diseño original de las sillas y los apoyacabezas, la gama de tres colores con los cuales se puede iluminar el tablero, un enorme techo panorámico de cristal y cajones bajo las sillas delanteras. En seguridad suma 6 airbags, control de estabilidad, asistencias de frenado, conexión Bluetooth, sensores de luces, lluvia y parqueo.

FRASES

Tiene un completo paquete eléctrico de elevavidrios, seguros y espejos, estos últimos también colapsibles y la asistencia de la dirección que es electrohidráulica.

La segunda generación del C4 se presentó en el Salón del Automóvil de París de 2010 y hasta ahora solo se fabrica con carrocería de cinco puertas. Se creó una submarca para las ediciones de tres puertas, que para este caso corresponde al DS4.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.