Skoda Octavia: el renovado sedán checo llega cargado de tecnología

Tiene un motor turbo, de excelente comportamiento, unido a una caja de siete velocidades. Incluye parqueo automático perpendicular, clave para estacionar en los edificios y centros comerciales.

Redacción Motor

03:40 p.m. 24 de febrero del 2015

Imágenes del renovado sedán checo

Hablar de buen equipamiento en un Skoda es casi una redundancia en los países europeos, en donde estos vehículos ruedan con todos los fierros desde la caída del muro. Finalmente, se trata de una marca más del Grupo VW, la misma que asume la paternidad de los diferentes modelos de Volkswagen, Audi y Seat, todos mellizos de madres distintas.

De ese mismo clan es este nuevo Octavia, exitoso sedán mediano de Skoda, ahora ataviado con una atractiva carrocería de líneas anguladas (ese es el rasgo de toda la familia) y equipado con motor TSI y caja DSG, dos tecnologías ya inoculadas en varios de sus parientes, como el Seat León, el Audi A3 o el VW Golf GTi.

En Colombia, el Skoda Octavia se comercializa en una sola versión, llamada precisamente ‘TSI’, con un eficiente motor turbo de 1.395 centímetros cúbicos de cilindrada (unido a una caja automática con opción manual de siete velocidades) que logra 138 caballos de potencia máxima y 250 Nm a 1.500- 3.500 rpm, números muy favorables a la hora de cargar con una masa de 1.265 kilogramos.

Si se le compara con su antecesor, el Octavia 2015 crece en tamaño y se reduce en peso; tiene ‘menos motor’, pero es mucho más eficiente; ostenta un diseño conservador, pero incorpora tecnologías de última generación. En resumen, es un checo con ADN alemán que llega a nuestro país con sistemas de seguridad y confort hasta ahora reservados a vehículos de más quilates.

Empezando por la pantalla de 5,8 pulgadas incrustada en la zona media del millaré o los comandos del timón deportivo, que accionan los gráficos (no letreros) interactivos para acceder fácilmente al Bluetooth, la climatización o la música, sin tener que ‘leer’ ni tomar decisiones complicadas mientras trata de seguir la ruta.

Dentro de esas operaciones de ajuste está el selector de modos de conducción, que cambia las configuraciones de timón, caja y suspensión para acoplar el tipo de manejo al entorno (durante el trancón, ‘Eco’; para la ciudad, ‘Normal’ y en carretera ‘Sport’) e incluye un nivel extra de personalización, en donde es factible cuadrar cada una de esas unidades por aparte, de acuerdo con las preferencias.

Hay que decir, sin embargo, que la mayor cualidad de la máquina está en el despegue con el odómetro en ceros o cuando el vehículo circula a bajas rpm y se hace necesario sobrepasar o esquivar. Esto se traduce en un excelente comportamiento a regímenes bajos o medios, pero también en una velocidad limitada, pues las revoluciones llegan al tope rápidamente y castigan la velocidad de fondo.

Ya en carretera, el Octavia sobrepasa con suavidad las irregularidades del terreno y genera confianza en las curvas cuando se le exige corregir entre esquina y esquina, en virtud del selector de modos de conducción descrito atrás, pero también de los sistemas incorporados para mejorar su comportamiento, como los de asistencia de frenado y distribución de su fuerza, los de control de torque y de tracción y el de bloqueo electrónico de diferencial.

Eso sí, solo incorpora dos bolsas de aire adelante o, para ser más específicos, carece de este elemento en el resto del habitáculo, algo que debería ser de norma en carrocerías de este tamaño, en donde pueden viajar, con toda comodidad, cinco adultos.

Por lo demás, es una clara opción para tener en cuenta en el segmento medio, más cuando se contempla como auto familiar, gracias a su generoso espacio interior y a la apertura del baúl, tipo ‘liftback’, que levanta la tapa con todo y panorámico trasero para un acceso de primera y un espacio posterior realmente generoso.

Seguro y confortable

A través de la pantalla interactiva, el conductor puede conectar o desconectar el apagado automático en los semáforos (start/stop), controlar la velocidad de crucero y registrar una climatización más ajustada a las necesidades de confort, sin tener que acudir a los botones cada vez que se sube al vehículo. La climatización es bizona y la guantera es refrigerada.

El único que parquea solo

Uno de los mayores ‘descrestes’ del Octavia es el asistente de parqueo, una ayuda que la marca introdujo en el país con el sedán de lujo Superb y que, más adelante, le incluyó a la SUV Yeti. A través de esta, el vehículo identifica el espacio ideal para estacionar en línea por medio de sensores que tiene incorporados en los bómperes, los cuales se activan oprimiendo un botón ubicado en la consola central. Cuando el auto encuentra el lugar ideal de parqueo le avisa al conductor, quien a su turno conecta la reversa y maniobra tan solo con acelerador, freno y caja, pues del timón se encarga el carro. La misma acción puede lograrse de forma perpendicular (en los centros comerciales, por ejemplo). Es el único de su segmento con estos dispositivos.

Luces inteligentes

Al encender el vehículo, las unidades de luz giran hacia los lados y hacia arriba y abajo hasta encontrar la posición adecuada de acuerdo con el ángulo de la carrocería, la cual cambia, por ejemplo, si el auto arranca con el cupo completo de pasajeros o si lo hace con tan solo el conductor. El encendido también es automático, es decir, se acciona cuando el sol deja de brillar o si se ingresa a un sótano oscuro.


Competidores directos

AUDI A3 1.2 ATTRACTION
Este hatchback de tres puertas fue equipado con motor 1,2 litros turbo de 105 caballos de potencia, caja S-tronic, rines de 16 pulgadas, aire acondicionado manual, luces ledes opcionales para operación diurna y dos airbags. Origen: Alemania. $ 80 millones.

BMW 114I
Tiene motor twin turbo de 1.598 cm3 con caja manual de seis velocidades que le permiten una potencia máxima de 102 caballos a 4.000 rpm. Incluye sistema EcoPro de ahorro de combustible, seis airbags y rines de 16 pulgadas. Origen: Alemania. $ 75 millones.

CITROËN DS3 VTI
El segmento deportivo ‘DS’ de Citroën incluye este modelo con motor 1,6 litros turbo de 155 caballos a 6.000 rpm, caja automática de cuatro o manual de seis marchas, airbags delanteros, laterales y de cortina, rines de 17 pulgadas y sensores de luz y lluvia. Origen: Francia. $ 80 millones.

FORD FUSION TITANIUM
Incorpora motor 2,0 litros Ecoboost de 240 caballos de potencia a 5.500 rpm atado a una transmisión Select Shift de seis marchas con levas en el timón. Ocho airbags, climatizador dual, rines de 18 pulgadas y sistema de conectividad MyFord Touch. Origen: México. $ 72 millones.

HONDA CIVIC EXL
Llega equipado con motor 1,8 litros i-Vtec de 180 caballos de potencia a 6.500 rpm, transmisión automática de cinco velocidades, sistema Econ de ahorro de combustible, rines de 16 pulgadas y airbags frontales, laterales y de cortina. Origen: Estados Unidos. $ 73 millones.

KIA OPTIMA
Se mueve con un motor 2,0 litros y una transmisión automática de seis velocidades que le permiten desarrollar 162 caballos de potencia a 6.500 rpm. Incluye seis airbags, rines de 17 pulgadas, aire acondicionado automático y techo corredizo. Origen: Corea. $ 72 millones.

MAZDA 6
En su versión básica, se mueve con una máquina de 1.998 cm3 y 153 caballos de potencia a 6.000 rpm. Incluye transmisión automática de seis velocidades, rines de 17 pulgadas, seis airbags y aire acondicionado manual. Origen: Japón. $ 76 millones.

NISSAN ALTIMA
Incorpora un motor 2,5 litros de 182 caballos de potencia a 6.000 rpm unido a una transmisión automática con opción manual X-Tronic, rines de 17 pulgadas, airbags frontales, laterales y de cortina y climatizador de dos zonas. Origen: Japón. $ 75 millones.

SEAT LEÓN FR
Su motor turbo 1,8 litros de 180 caballos de potencia trabaja con una transmisión DSG de siete velocidades. Calza rines de 17 pulgadas e incluye seis airbags, techo corredizo de cristal y modos de manejo normal, sport o individual. Origen: España. $ 79 millones.

SUBARU IMPREZA LIMITED
Su motor Boxer 2,0 litros, la tracción 4x4 y la caja CVT de seis velocidades le permiten desarrollar 150 caballos de potencia a 6.200 rpm. Rueda sobre rines de 16 pulgadas y su equipamiento incluye dos airbags y techo corredizo. Origen: Japón. $76,5 millones.

VOLKSWAGEN JETTA GLI
Tiene motor 2,0 litros turbo de 210 caballos de potencia a 5.300 rpm y transmisión DSG de seis marchas. Calza rines de 17 pulgadas e incluye seis airbags. El Golf GTI Performance, de 80 millones de pesos, también compite. Origen: México. $ 79 millones.

VOLVO V40 T4
Incorpora motor 1,6 litros de 180 caballos de potencia a 5.700 rpm, caja mecánica o ‘secuencial’ de seis velocidades, sistema city safety de frenado automático, rines de 16 o 17 pulgadas y ocho airbags. También compite con el sedán S60 T4. Origen: Suecia. $77 millones.


DATOS
78 millones de pesos piden las vitrinas Skoda por el Octavia 2015, que será comercializado en una única versión con equipamiento ‘full’.

Rueda sobre llantas 205/55 calzadas en rines de lujo de 16 pulgadas, con frenos de disco atrás, e incluye control de arranque en pendientes que le da unos segundos al conductor para iniciar la marcha antes de ‘descolgarse’.

590 litros mide el generoso baúl, que queda al descubierto desde el filo del techo hasta el parachoques trasero y contempla soluciones prácticas, como piso doble y diversidad de accesorios para que objetos pequeños no ‘rueden’ durante el viaje.

Los faros frontales bixenón proveen un muy buen haz de luz mientras el vehículo rueda en la oscuridad, e incluyen tiras ‘led’ de iluminación diurna y exploradoras con la misma tecnología.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.