Strati de Local Motors el primero hecho en una impresora 3D que se 'mueve'

En la industria automotriz no es la primera vez que se hace un carro de este tipo pero el de este pequeño fabricante estadounidense, a diferencia de las maquetas, se puede mover. Se hizo en 44 horas.

Redacción Motor

08:39 p.m. 07 de octubre del 2014

Las impresoras 3D son la última maravilla en materia de fabricación y su paso acelerado alcanzó ya a la industria automovilística con el primer carro que se fabricó en una de estas máquinas y que, a diferencia de las maquetas, se puede mover.

Este carro, denominado Strati, fue la materialización de un proyecto que presentó la empresa estadounidense Local Motors, que se especializa en modificaciones y preparaciones especiales y en bajo número para ese mercado.

A diferencia de un carro 'normal' el Strati contó con la ventaja de una enorme reducción de piezas, que en una fabricación convencional requiere de hasta 6000 elementos, y su estructura quedó reducida a tan sólo 49 páneles. Claro, la reducción en costos que implicaría también se debe justificar por su aspecto, minimalista y en el que no se requirió de un techo.

El tiempo de fabricación total fue de 44 horas pero luego de estas durante 3 días se debió proceder al ensamblaje y montaje de cada uno de los elementos que produjo la impresora 3D que incluyeron el chasis del carro y varias piezas estructurales. Lo único que no se fabricó en esta máquina fueron los componentes mecánicos como el motor, la suspensión, la batería y el cableado.

Para los dueños de Local Motors, la principal intención de llevar a cabo este proyecto fue mostrar una nueva forma de fabricación de los vehículos para un futuro cercano.

DATO
El Strati de Local Motors realizó su primer trayecto el 13 de septiembre y a partir de allí empezó una gira internacional para demostrar sus capacidades.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.