Subaru Legacy: Acción sin ostentación

Su versión más equipada guarda bajo el capó un potente motor bóxer de seis cilindros, alentado por un sistema de tracción permanente y caja CVT.

Revista Motor

03:52 p.m. 15 de noviembre del 2017
Subaru Legacy

Con su cara de ‘yo no fui’ ha conquistado a quienes buscan emoción sin presumir.

No es que la pinta, el tamaño y las soluciones de confort no le merezcan un puesto destacado dentro del segmento. Tiene mucho de todo eso para convencer. Sin embargo, y en honor a la verdad, al comprar el Subaru Legacy con el apellido 3.6R, el usuario obtiene más motor que carro o, por decirlo de otra manera, se sube a un vehículo que no lo va a defraudar ni en la ciudad ni en la carretera.

El Subaru Legacy 3.6R tiene un poco de todo: es un sedán espacioso en virtud de sus generosas dimensiones (4.795 milímetros de largo, 1.840 de ancho y 1.500 de alto, con una distancia entre ejes de 2.750 milímetros) que le permiten una cabina suficientemente amplia para cinco pasajeros y un baúl de 506 litros de capacidad que envidiaría más de una SUV de medidas similares.

Subaru Legacy

.

También es confortable y ‘vestidor’, pues los asientos delanteros y traseros, forrados en cuero, son calefactables (los de piloto y copiloto regulables eléctricamente), la climatización es de dos zonas y el sistema de sonido Harman Kardon de 12 parlantes se puede manipular a través de una pantalla central que incluye íconos para conectar el teléfono, acceder al navegador y observar lo que capta la cámara de reversa.

Pero lo que más nos atrajo fue su tren motor, que consta de una máquina de seis cilindros y 3.630 centímetros cúbicos que logra 256 caballos de potencia y un torque de 350 Nm a 4.400 rpm, caja Lineartronic con modo manual a través de levas ubicadas en el timón y el sistema de tracción permanente 4x4 Symmetrical All Wheel Drive, que le permite ‘pegarse al suelo’ en la carretera o en condiciones climáticas desfavorables.

Esto último le da una seguridad inigualable a este Legacy, una cualidad en la que interviene también el motor, que es plano (bóxer), de configuración horizontalmente opuesta con pistones a 180 grados de distancia, que le otorga un centro de gravedad realmente bajo para circular sin complejos sobre vías exigentes y rodar muy callado y confortable a bajas revoluciones.

Subaru Legacy

.

Fue a lo que más le prestamos atención durante las pruebas a las que lo sometimos, en donde pudimos comprobar un comportamiento destacado de la transmisión continuamente variable (CVT) cuando acudimos a las levas de cambio manual en vías exigentes, aunque en modo automático le hizo falta ‘un hervor’ cuando se le exigió pedal desde la posición cero. Al final de cada jornada, el computador de a bordo reveló un consumo promedio de 30 kilómetros por galón, a la altura de Bogotá.

Hay que decir, sin embargo, que a pesar de incluir sistemas de confort, como el encendido automático de luces y limpiaparabrisas, el accionamiento por voz del sistema de infoentretenimiento y los muy buenos acabados de la cabina, se resiente la ausencia de otros que ya son norma en vehículos de esta categoría, como la llave inteligente y, consecuentemente, la apertura de puertas y el encendido del vehículo automatizados.

Subaru Legacy

.

La del Legacy 3.6R que manejamos es una llave de diseño muy anticuado y frágil, revestida con un plástico ordinario y armada con tres comandos remotos: apertura y cierre de puertas y desbloqueo de la tapa del baúl.

Los sensores de aproximación (incluidos los de reversa) también brillaron por su ausencia, como el desbloqueo automático de puertas cuando se apaga el motor luego de parquear. Para lograr esta maniobra tan básica (la de abrir puertas), fue necesario acudir al botón de desbloqueo manual ubicado en el descansabrazos del conductor y, en el caso del baúl, al interruptor de la llave o directamente en el picaporte.

Son pocas y sutiles ausencias, pero avasalladoras en un vehículo tan bien armado y portado como este, el cual compite sin problema con otros de similares características, como el Honda Accord o el Ford Fusion, aunque no desdicen de su calidad ni de su comportamiento en ciudad, carretera y destapado.

Subaru Legacy

.

Ficha técnica
Motor: 3.630 cm3
Potencia: 256 caballos a 6.000 rpm
Torque: 350 Nm a 4.400 rpm
Caja: Lineartronic CVT
Impulsión: 4x4 permanente

DATOS

El Subaru Legacy 3.6R cuesta 122 millones de pesos y, a diferencia de los modelos con motor de 2,5 litros, luce doble escape cromado y rines bicolor de 18 pulgadas.

Según voceros de la marca, el modelo 2018 llegará con retoques en las luces exploradoras y la parrilla y con un equipamiento más completo, como la llave inteligente y selector de modos de conducción.

Subaru Legacy

.

Interior de primera

La cabina fue armada con muy buenos acabados y un tablero de diseño conservador, timón ajustable en altura y profundidad con comandos remotos para el radio, el computador de a bordo y el control crucero, pantalla de siete pulgadas con íconos muy intuitivos para manipular el sonido y acceder a las aplicaciones del teléfono y el navegador, y un centro de mando con una pantalla de 3,5 pulgadas para rastrear información pertinente del vehículo. También incluye techo de cristal corredizo.

Noticias recomendadas

Más noticias

BMW Gran Tourer, el Serie 2 familiar

Trae carrocería más larga que la de su compañera de plataforma -la Active Tourer- y, opcionalmente, dos pequeños asientos adicionales.

Imágenes del McLaren Senna

Este bólido equipado con un propulsor V8 biturbo de 800 caballos, es un homenaje al piloto Ayrton Senna.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.