Subaru presenta en el país la nueva 'crossover' XV con la que empieza a cambiar su 'estilo'

Esta 'crossover' de Subaru es la más compacta de su portafolio y representa el cambio de diseño que la marca les impondrá a sus nuevos modelos. Habrá 3 versiones desde los 77 millones de pesos.

Redacción Motor

05:07 a.m. 14 de mayo del 2012

Ver galeria de fotos de la nueva Subaru XV

Desde hace más de dos años, Subaru, de manera silenciosa pero progresiva, viene mejorando el único punto vulnerable de sus vehículos: el diseño exterior.

En la presentación de sus prototipos, como es el caso del deportivo BRZ, en las más recientes ferias automovilísticas, se palpa la renovación en la casa japonesa y por eso no es de extrañar que el primer atisbo de esa nueva estética lo haya concretado en el segmento de mayor crecimiento de ventas en el mundo, el de las SUV compactas, con su nueva camioneta
XV, que ya está en Colombia.

La XV se presentó por primera vez en los salones de Shanghái y Frankfurt del año pasado a manera de prototipo para reemplazar el Impreza XV, que fue un intento de la marca de 'vestir' la carrocería
hatchback de este carro para que pareciera una camioneta. Por eso este nuevo modelo mantuvo la misma plataforma mecánica y
recibió una carrocería más acorde con la actualidad del segmento.

Aunque los cambios no son radicales, sí muestran el estilo naciente pues el frontal es mucho más moderno y deportivo, remplazando la mirada 'oriental' del Impreza y las superficies monótonas por pliegues y nuevas formas en luces, parrilla y ópticas.

En la misma línea, se les inyectó más 'músculo' a los bómperes delantero y trasero y a los pasos de rueda para darle una apariencia robusta. A estos últimos se les redujo el grosor del 'plástico negro', así como a los faldones, lo cual hace ver a la XV
mucho más refinada y elegante.

Otros detalles también la ponen en una línea de mayor alcurnia.
Los espejos laterales salen del marco de la ventana y ahora van sobre la línea de la cintura en la carrocería y, de paso, con esta
mudanza se eliminó el punto ciego en esas esquinas.

También se removió el spoiler trasero que le daba un terminado cuadrado a la caída del techo sobre la quinta puerta, con lo que se suavizó este punto, y los stops se achicaron, aunque se extienden hacia adelante por los costados y ya no integran la quinta puerta, que dejó de ser cuadrada y ahora tiene forma irregular.

Por todos estos cambios estéticos es que Subaru considera que la XV hace parte de una línea diferente de la familia Impreza, y en ellos se encuentra el ADN de los futuros modelos de la marca.

En un terreno más tradicional aterriza su arquitectura mecánica, pues son reconocidos mundialmente la confiabilidad, eficiencia y desempeño de estos vehículos japoneses. La XV que llega a Colombia viene con un nuevo motor a gasolina de 2 litros, con la famosa configuración de cilindros horizontales opuestos o Boxer, que tiene doble árbol de levas y 16 válvulas y entrega 150 caballos
de potencia a las 6.200 vueltas, con un torque de 196 Nm desde las 4.200.

Con este propulsor la XV, que pesa 1.385 kilos con transmisión manual y 1.315 con caja CVT, hace de 0 a 100 kph en 10,5 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 187 kph.

En cuanto a la capacidad para afrontar caminos difíciles, la XV cuenta con 22 centímetros de altura sobre el suelo, rines de 17 pulgadas con un lacado negro especial, y una suspensión firme y cómoda que aunque no le permite clasificarse como una todoterreno, le da la aptitud para superar una gran variedad de terrenos irregulares.

A diferencia de sus rivales coreanos y japoneses, la XV tiene tracción total de serie, lo que le significa un punto a favor y confirma la posibilidad de salir sin problemas de una superficie dudosa. Este sistema 4x4 simétrico puede ser de dos tipos,
dependiendo de la transmisión.

Si es manual, lleva un diferencial central con acoplamiento viscoso y deslizamiento limitado. La versión Lineartronic, como llama Subaru a la caja CVT, tiene un sistema de tracción sin diferencial central, y lo que hace de unión entre ambos ejes es un embrague.
A este sistema se le denominó sistema de tracción de distribución de torque activo, con el que se ajusta este último adelante o atrás, según se necesite.

Dentro de los elementos y asistentes de seguridad que vienen de serie en las tres ediciones se cuentan seis airbags, pedales
colapsables, frenos ABS, distribución electrónica de la fuerza de frenado y asistencia en caso de frenadas de emergencia, control electrónico de estabilidad y asistente de arranque en pendientes.

El equipamiento de confort y lujo varía dependiendo del modelo. La versión más básica cuenta con exploradoras, rines de aluminio,
rieles y spoiler de techo, volante y palanca de cambios forrados en cuero, elevavidrios eléctrico, climatizador con conductos posteriores, sistema de audio con Bluetooth y controles desde el timón, pantalla digital sobre la consola central y control de crucero.

Los precios arrancan en 77 millones de pesos para la XV con caja manual de seis velocidades, le sigue la XV con caja CVT en 81.5 millones, y por último la versión full equipo, también con transmisión CVT, por la que debe pagarse 89 millones.

FRASES:

A pesar de que utiliza la misma plataforma mecánica del Subaru Impreza, su diseño constituye no una evolución sino una revolución, con emoción en los trazos.

Las proporciones de la XV se ajustaron a 4.4 metros de longitud, 1.78 de ancho y 1.61 de alto y le dejaron un maletero apenas justo pues tiene una capacidad de 310 litros.

Subaru estrenó dos motores a gasolina para la XV, de 1.6 y 114 caballos y el 2 litros de 150, que son mucho más eficientes. Al país solo llegará este último.

RECUADROS:

Interior 1A
La XV tiene una distancia entre ejes de 2.63 metros, lo cual le permite disponer de un amplio espacio interior, y por la forma de las puertas y la altura de la cojinería el acceso a la cabina es muy cómodo. Para la edición tope de la gama hay tapicería de cuero de excelente terminado y comodidad, climatizador bizona y selector de cambios con levas en el volante.

Aunque todas las versiones tienen pantalla digital, solo la más costosa muestra las imágenes que le transmite una cámara posterior que ayuda en las maniobras de parqueo.

La nueva mirada japonesa

El cambio más notable de diseño se aprecia en el frontal. En la nueva XV el capó luce cuatro pliegues que se extienden hasta el panorámico, y la parrilla pasó de ser un trapecio a ser un hexágono en medio del cual campea el logo de la marca de mayor tamaño sobre una hoja de cromo, con una rejilla tipo panal como fondo. La nueva 'cara' la completa la afinación que les hicieron a los 'ojos de halcón', como se designa la forma de las luces frontales, para darle mayor agresividad.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.