Subaru volvió a alinear al famoso WRX con las características externas que tuvo en el pasado

Un sedán familiar, 4x4, capaz de ganar rallies y volar en las rutas, actualizado con todos los avances electrónicos y motores que reciben la última tecnología internacional.

Redacción Motor

04:20 p.m. 09 de septiembre del 2014

Imágenes del nuevo Subaru

El mundo del automóvil tiene clavada en la memoria una referencia de Subaru: el WRX, que se hizo famosa luego de todo el periplo de la marca en los mundiales de rallys, donde tuvo años imbatibles. Ese empaque de vehículo, 4x4 y motor de cilindros opuestos con turbocargador, tenía la tipología perfecta para ganar en las carreteras ásperas, y al revés de lo que ahora sucede con esos autos de competencia que poco tienen que ver con el de producción, el WRX fue siempre una extrapolación del automóvil que la gente podía comprar para el uso diario.

Los autos domésticos se llamaron WRX y STI, que marcaban dos niveles de potencia y sofisticación. Subaru dejó los rallies mundiales en 2008, una vez que la tarea de darse a conocer quedó completa y en el mundo sus modelos de alto músculo que cabalgaban sobre el Impreza ya tenían la suficiente aceleración de mercadotecnia. Sin embargo, así como la marca levantó el acelerador, también lo hicieron sus modelos siguientes, que no trajeron mayores novedades, salvo una carrocería hatchback que poco conectó el sabor Racing que traía su historia.

Al ver las fotos del nuevo WRX, ahora llamado S4, lanzado la semana pasada en Japón y con rápida exportación prevista, se aprecia que Subaru regresa al concepto del sedán familiar, pero absolutamente rabioso bajo el acelerador y que renovó agregando elementos indispensables para seguir siendo un WRX conforme a sus costumbres.

La inyección directa de la gasolina es el gran cambio en los motores, que siguen siendo 4 cilindros, planos y frontales, gracias a la cual los 300 caballos son rutinarios. A diferencia de los modelos previos, la versión STI no representa un gran aumento de la caballería, pues solo sube 8 unidades y 22 Nm de torque con respecto a los 400 del auto de base. Por supuesto, un 2 litros con esa potencia es un motor más que sobresaliente, así sea turbocargado, como en este caso.

Las diferencias entre el S4 y el STI están ahora mucho más en los equipos y acabados que en su poderío. En el STI ofrecen una configuración mucho más deportiva y profesional, además de las diferencias del performance del motor citadas. Por ejemplo, la caja es manual de seis adelante mientras que en el ‘familiar’ se recibe una transmisión CVT de relaciones variables con control electrónico, que se ajustará más a su espíritu urbano y a la dosis de confort que esto representa.

Externamente las fotos ilustran lo que es el nuevo carro y ahí sí, como en el pasado, el STI se diferencia por su enorme y aparatoso spoiler trasero, cuya funcionalidad en las velocidades del diario rodar es tan discutible como su estética. La entrada de aire en el centro del capó para enfriar el inter¬cooler sigue siendo una característica de ambos modelos.

Para amparar los impulsos de quienes compren el STI, las llantas de este último son más anchas, aunque las montaron en los mismos rines de 18 pulgadas.

Por lo pronto, la familia de los WRX apenas comenzó a pasar a manos de los clientes japoneses hace dos semanas, pero su divulgación mundial comenzará pronto, aunque no es evidente que a Colombia llegue en un plazo corto. Cabe anotar que la marca ha tenido una notable recuperación local en sus ventas pues está llegando a las 100 unidades mensuales, y los WRX que estaban en el inventario ya recibieron placas, lo cual muestra que si bien Subaru es una marca muy tradicional y poco evolutiva en las formas de sus carros, siempre tiene una clientela que aprecia sus diferencias y exclusividad, y otra que sigue con fidelidad la huella de los autos de alto rendimiento de esta familia, que siempre serán verdaderos ‘fierros’ para los conocedores y una enorme sorpresa para quienes se atrevan a tomarles el pulso a sus numerosos caballos y peculiares tecnologías.

Subaru obtuvo 47 victorias en los mundiales de rallies con la familia WRX, que le significaron 128 podios, tres títulos de constructores y otros tantos de pilotos.

Un motor actualizado

El motor del último WRX es el mismo de cuatro cilindros opuestos, turbocargado y colocado muy bajo en el tren delantero, pero ahora, con la inyección directa de combustible, pasó a 300 caballos y acusa una notable mejora del torque. La complejidad de la maquinaria se simplifica por su reputada confiabilidad.

Interior más deportivo

La cabina de los nuevos WRX es mucho más diferenciada de la del sedán Impreza, gracias a sillas más envolventes de distinta presentación y una instrumentación más abundante que va en línea con la mejor tecnología. El timón es en forma D, con mejor agarre y mayor espacio para las piernas del conductor.

La línea del nuevo modelo está más acorde con la anterior hatchback. Es un sedán muy estilizado, tanto que parece un cupé de dos puertas, y en la versión S4 pasará discretamente, mientras que el enorme spoiler del STI se encargará de hacer una diferencia ineludible a la vista.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.