Supuesta modalidad de atraco es falsa: mensaje que circula por Internet

Continúa circulando un mensaje falso por Internet que dice que en el norte de Bogotá hay personas que se hacen atropellar para cobrarles a las víctimas millonarias sumas.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

A mediados del año pasado EL TIEMPO publicó, en esta misma sección, una explicación pormenorizada que desmentía un mensaje que circulaba por aquellos días y que decía que había una nueva modalidad de robo a automovilistas en Bogotá.

Al mejor estilo de los virus informáticos, el mensaje tuvo una mutación y volvió a rondar los buzones de correo electrónico de muchos usuarios de la Red, algunos de ellos en sectores de mucha credibilidad, que al replicarlo a sus amigos ayudan a reforzar ese carácter de aparente seriedad del mensaje.

Dice el mensaje de correo que entre las calles 72 y 127 una banda de delincuentes ¿según la misiva, conformada por miembros corruptos de la Fiscalía, Medicina Legal, la Secretaría de Movilidad, compañías de ambulancias y de otras entidades¿ se dedica a montar accidentes para pescar incautos y sacarles grandes sumas de dinero.

Cantidades exageradas
Supuestamente, uno de los delincuentes se hace atropellar de la víctima y ahí viene una cadena de montajes que le puede sacar al conductor hasta 408 millones de pesos. Dice el falso correo que ocho de cada 10 accidentes con heridos en la zona son llevados a cabo por la mencionada banda.

Las cifras de 408 millones de pesos y ocho de cada 10 accidentes fueron desmentidas por las aseguradoras y la Policía Metropolitana de Bogotá, respectivamente, pues ese monto no existe en ninguna póliza de seguros ni sanción alguna llega a tales topes; además el número de accidentes es exagerado, ya que hasta el momento no hay un solo caso reportado que corresponda a esa forma de estafa.

Los demás elementos de la falsa alarma que circula por Internet, como la toma de croquis y demás procedimientos, tampoco corresponden a la realidad. Por eso la recomendación es que haga caso omiso a este mensaje, que le puede llegar de algún amigo y, sobre todo, no lo siga circulando, pues quien lo recibe probablemente le dará una credibilidad que no merece.

Este mensaje comenzó a circular hace unos años en países como México y adopta el lenguaje y algunas características propias de cada país para hacerlo más creíble.
 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.