Suzuki presentó el Alto 800 que se convierte en la línea de entrada en su segmento

Esta es la edición más económica del Alto y llega con nuevo diseño y el motor más pequeño, de 800 cc, con 47 caballos de potencia y caja de 5 velocidades. Viene desde India en 19 millones de pesos.

Redacción Motor

05:00 a.m. 20 de marzo del 2014

Economía, es la palabra clave del Suzuki Alto 800 que ingresa al mercado colombiano importado por el grupo chileno Derco desde India para competir en el segmento de entrada, de los carros de menos de 20 millones de pesos.

Para lograr esa posición de privilegio en ese masivo sector, esta segunda línea del Alto que se va a comercializar tiene el motor más pequeño, que es de tres cilindros y 800 c.c que permite disponer de 45 caballos de potencia y 68 NM de torque a las 3.200 vueltas, suficientes para mover en la ciudad sus 735 kilos, que es el peso vacío promedio del carro.

Por lo mismo, no puede esperarse un comportamiento deportivo, pero si un consumo dietético de combustible que según cifras de la marca, es de más de 70 kilómetros por galón en recorridos mixtos, lo cual ha sido uno de los argumentos más fuertes en la historia de este vehículo.

Pero en el sector al que llega a instalarse también muestra su mejor cara. El Alto 800 llega con un nuevo diseño, mucho más actual y atractivo que el que mostró su hermano mayor, el K10, cuando se presentó en Colombia en octubre de 2012.

En su estética se emparenta más con el Celerio, gracias a sus grandes luces ovaladas de dos secciones y disposición vertical y los stops, también verticales y que ocupan una pequeña área lateral superior, estos últimos quizá demasiado grandes. También luce un nuevo capó, con dos nervaduras que nacen de los pilares frontales y se extienden hasta el faldón frontal, así como luce un aspecto más deportivo con la gran toma de aire y la diminuta parrilla en la que sobresale un gran logo flotante de la marca, suspendido sobre una hoja cromada.

Los pasos de las ruedas más anchos también mejoraron su aspecto y le dan un aire más robusto al pequeño carro, así como los costados que tiene un pliegue más resaltado, así como una línea de cintura más alta y sólo se extrañan los protectores laterales que desaparecen en el nuevo modelo y que son una gran protección en los parqueaderos. Los bómperes también son nuevos y la puerta posterior también se rediseñó. Llama la atención el techo acanalado, que pareciera pertenecer más al mundo de las pick ups y carros de trabajo.

Con esta renovación estilística el carro se ve más grande de lo que es, pues sus medidas lo siguen catalogando como un ‘city car, con 3.39 metros de largo, 1.49 de ancho y 1.47 de alto, por lo que en su interior se pueden instalar 4 personas adultas sin incomodidad, mientas el baúl cumple con el requisito de estar, pues cuenta apenas con 180 litros de volumen.

Este nuevo Alto es una gran opción, no sólo por su actualización y por la facilidad de manejo que prestan este tipo de carros en el tráfico de las grandes ciudades, su radio de giro es de apenas 4.6 metros por lo cual será fácil ubicarlo en espacios diminutos de forma sencilla. Pero lo más importante, es que su precio arranca desde 19 millones de pesos, un buen ‘estartazo’ para mover ese primer segmento del mercado y convertirse en el Alto más chiquito de Suzuki para Colombia.

Tres presentaciones diferentes
El nuevo Suzuki Alto 800 llega en tres versiones denominadas GA, sin aire acondicionado, GA con aire y la versión GLX. De serie trae dirección electroasistida, radio Cd con panel desmontable y Bluetooth. La edición más equipada suma el bloqueo central, elevavidrios eléctricos adelante, llave con control remoto, apertura de la puerta posterior desde el interior y rines de lámina con embellecedor. En el interior cuenta con pocos pero muy prácticos portaobjetos

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.