Suzuki presentó en Moscú la renovación estética de la Grand Vitara

Los cambios estéticos radican principalmente en la parte delantera con una parrilla más grande, curvada y barras horizontales. El paragolpes, las luces y el interior también sufrieron leves cambios.

Redacción Motor

05:16 a.m. 11 de septiembre del 2012

Dentro de las novedades que dejó el reciente Salón del Automóvil de Moscú no podemos dejar a un lado la 'cirugía' estética que le realizó el fabricante japonés a la segunda generación de la Grand Vitara.

La nueva versión de este vehículo, que no había recibido ninguna modificación desde el año 2008 cuando fue lanzado, muestra algunos ligeros cambios estéticos sin que la parte mecánica haya sido modificada.

Los principales detalles que actualizan a este 'campero' urbano se encuentran en la parrilla que ahora luce líneas horizontales con una pequeña área curvada en la zona central, donde se ubica el emblema de la marca.

También los faros delanteros cuentan con unidades ópticas más oscuras y luces LED para la circulación diurna, mientras que el bomper fue modificado con la incorporación de una barra de protección para impactos menores. También se ofrecen llantas de 17 y 18 pulgadas para acompañar a las ligeras actualizaciones realizadas en los laterales de la carrocería.

En el interior, el nuevo tapizado de los asientos, que lucen un aspecto más deportivo, no altera el estilo sobrio y casual que ha caracterizado el perfil del habitáculo. La nueva Gran Vitara se podrá ofrecer en dos nuevos colores para la carrocería.

Como lo habíamos dicho, no sufre cambios mecánicos y mantiene la oferta de motorizaciones de la siguiente manera: dos motores a gasolina de 1.6 y 2.4 litros que ofrecen 106 y 169 caballos de potencia, respectivamente.

La Grand Vitara sigue ofreciendo tracción total permanente con diferencial central y bloqueo, carrocería monocasco, suspensión independiente y un reparto de pesos 50:50 entre ambos ejes, gracias a la colocación del motor en posición longitudinal.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.