Suzuki trae al país la variante MPV del Swift, llamada Ertiga GL

Llega de la India con motor 1,4 litros VVT de 94 caballos de potencia y espacio suficiente para alojar a un clan de siete.

Redacción Motor

03:55 p.m. 12 de agosto del 2014

Conozca el interior del nuevo Suzuki Ertiga GL

Derco lo ofrecerá con transmisión manual de cinco velocidades o automática de cuatro, a 39'990.000 y 42'990.000 pesos, respectivamente, y un equipo pensado en una vida a bordo cómoda y segura.

Este nuevo jugador del seg­mento de pequeñas SUV es una pro­puesta de Suzuki para competir en un nicho que fue copado por varias marcas de origen chino, pero que cada día en­cuentra más y más opciones provenien­tes de otras latitudes y dirigidas a la fa­milia de billeteras no tan abultadas pero sí necesitadas de un vehículo espacioso.

Es lo que promete el Suzuki Ertiga GL que, al igual que sus hermanos Alto y Swift Life, llega de la planta que posee la marca en Gurgaon (India) con una generosa carrocería que suma 4.265 milímetros de largo y 1.695 milí­metros de ancho, suficientes para albergar siete per­sonas en su interior cuando se despliegan los dos asientos adicionales en el baúl.

Lo mueve un motor de cuatro cilin­dros y 1.373 cm3, armado con 16 válvu­las de apertura variable VVT, el cual de­sarrolla 94 caballos de potencia a 6.000 rpm y alcanza un torque de 130 Nm a 4.000 rpm.

Ambas versiones, con caja manual de cinco velocidades o automática de cua­tro, fueron equipadas por igual. Incluyen rines de aleación de 15 pulgadas calza­dos con neumáticos 185/65, dirección asistida eléctricamente, frenos de disco adelante y tambor atrás reforzados con sistema ABS y distribución de frenado EBD, y espejos exteriores eléctricos con luces direccionales.

Precisamente el diseño exterior es un punto a favor del Suzuki Ertiga, en un segmento en donde todas las camio­netas de este tipo tienden a parecerse entre sí. Adelante emula al Swift actual, con las mismas luces envolventes y una parrilla en la que sobresale la letra 'S' de la marca y se divide en dos, gracias al parachoques que va de guardabarros a guardabarros.

De lado se nota un esfuerzo por agra­dar más allá de las fronteras asiáticas con sus cuatro puertas de tamaño gene­roso y el corte aerodinámico que permi­te dos pequeñas ventanas traseras para mayor visibilidad de quienes viajan en el baúl.

Con este vehículo, Suzuki completa una buena oferta de modelos en nuestro país, que va desde los populares Alto y Dzire hasta el sedán Kizashi, desde el 4x4 Jimny hasta las dos versiones del Grand Vitara, con precios ajustados a la realidad del nuevo consumidor nacional.

Buen espacio interior

El generoso portón trasero se abre desde el parachoques y permite el ingreso fácil de objetos al baúl, y los asientos de la segunda fila son abatibles 60:40 y los traseros 100 por ciento para mejorar su capa­cidad de carga. Las dos versiones traen radio CD MP3 con puerto USB y cuatro parlantes instalados en las puertas delanteras y traseras.

Correcto en seguridad

El Ertiga GL tiene dos airbags adelante, cinturones en las tres filas de asientos, direc­ción colapsable, seguros de niños en las puertas traseras, inmovilizador y aire acon­dicionado dual (adelante/atrás). Hay que decir, sin embargo, que la ficha técnica no acusa anclaje isofix para sillas de bebé, clave en vehículos de corte familiar.

DATOS
El volumen de carga es de 460 litros con la tercera banca abatida y de 113 con las sillas desplegadas. Logra 810 litros con las dos filas traseras recogidas.

Los asientos están forrados en tela de color claro, muy común en vehículos de origen asiático. Son del mismo tono de los parales, el tablero y las puertas.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.