SYM Citycom S 300i, scooter al cuadrado

Una maxiscooter con arrestos para grandes viajes y perfecta para andar en la ciudad con todo el confort.

Revista Motor

05:49 p.m. 03 de noviembre del 2015
Scooter al cuadrado

Scooter al cuadrado

SYM, propiedad del grupo taiwanés Sanyang, es uno de los 10 mayores fabricantes de motos en el mundo. Más de 60 años de experiencia en esa industria lo posicionan como un referente y sus productos son muestra clara de su evolución.

La SYM Citycom S 300i es el aparato que en el medio de las motos se conoce como la ‘maxiscooter’, una máquina de 300 cm3 de cilindrada, con rines de 16 pulgadas, gran espacio de bodega y muy buena carrocería. Esas características son propias de las motos de ese tipo que han sido pensadas para recorrer con todo confort grandes distancias, apoyadas por motores de suficiente empuje para moverse en la ruta con toda propiedad.

Scooter al cuadrado

Scooter al cuadrado

Por lo tanto, la moto de turno en nuestras pruebas está equipada con un motor de un solo cilindro, 278 cm3, 4 válvulas y refrigerado por agua, genera 27,9 caballos de potencia, y eso hace que camine más que bien. Le cuesta un poco arrancar, pero de 40 kilómetros a 100 se consume el velocímetro llegando con facilidad a los 130 y con posibilidad de seguir avanzando tranquilamente. Cuenta con transmisión CVT, común en la gran mayoría de scooters.

La suspensión es rígida y de corto recorrido para el uso de calle, pero la amortiguación de la silla evita que se sufra, y cuando se rueda por carretera se aprecia un comportamiento más deportivo, como el que brinda ese tipo de suspensiones.

La posición de manejo es inmejorable, pues es como viajar sentado en un sillón por el respaldo que, adicionalmente, permite descansar mientras se conduce. Lo mismo ocurre al pasajero, cuya silla es amplia y los reposapiés (salen oprimiendo un botón que libera el seguro) le brindan el apoyo perfecto para estar cómodo y bien soportado.

Scooter al cuadrado

Scooter al cuadrado

Cuenta con frenos de disco adelante y atrás, sin embargo, cuando la moto se impulsa -lo que hace con mucha facilidad- detenerla requiere espacio y atención. En este aspecto, para estar totalmente tranquilo, se debe prever siempre una distancia prudente para frenar. Los mandos son muy suaves de operar y precisos en la progresión.

La carrocería es muy moderna, con cortes en ángulos agudos, y las luces, grandes y agresivas, le dan un aspecto muy moderno a la moto. Viene muy equipada: un panel de instrumentos muy completo, tacómetro, velocímetro y medidor de temperatura del motor análogos, pantalla LCD con odómetro, medidor de distancias parciales, voltaje de la batería y reloj.

Scooter al cuadrado

Scooter al cuadrado

También tiene hand savers o protectores para las manos y dos compartimentos pequeños en la parte baja del manillar, uno de ellos con una toma eléctrica de 12 voltios muy práctica para cargar el celular, entre otros usos. Bajo el sillín hay una bodega de espacio muy generoso para un casco integral y otros accesorios, como el impermeable.

Es una moto muy completa en su conjunto, prestaciones, comodidad, aspecto y funcionalidad. Su precio de 14 millones la convierte en una opción para tener en cuenta si se analiza la relación costo-beneficio. Viene disponible en colores negro, gris y blanco.

Scooter al cuadrado

Scooter al cuadrado

DATOS
La expansión del uso de la moto obliga a que cada vez en el mercado haya productos más polivalentes y capaces, porque la gente ya no la limita al uso urbano o a las calles pavimentadas. Esta ‘maxi’ es un buen ejemplo de la ampliación de las características de la scooter hacia una máquina de viaje y con mayores capacidades y alcances de velocidad.

Scooter al cuadrado

Scooter al cuadrado

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.