No más tolerancia con el alcohol: organismos de tránsito tendrá 12 mil alcoholímetros

No más tolerancia con el alcohol: organismos de tránsito tendrá 12 mil alcoholímetros

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Arranca un fuerte dispositivo policial para detectar conductores borrachos, acompañado de una campaña promovida por el Fondo de Prevención Vial.

¿A cualquier hora, en cualquier momento, en cualquier lugar, tu aliento puede salvarte tu vida¿. Con esta frase está promoviendo el Fondo de Prevención Vial (FPV) una nueva campaña que busca crear conciencia, en lo que resta del año, sobre las consecuencias de manejar con tragos.

 ¿El propósito de la nueva campaña es impulsar, a través de la realización de un millón de pruebas de alcohol en Colombia, una acción de persuasión masiva entre los ciudadanos ¿dice el FPV-.
Estas pruebas se realizarán a cualquier hora, en cualquier momento y en cualquier lugar, y no solo en los habituales controles establecidos a las salidas de los bares y las discotecas¿.

Para lograrlo, la entidad entregará 12 mil alcoholímetros manuales a los organismos de tránsito de todo el país y a la Policía Nacional, con el fin de darles herramientas a los agentes para detectar borrachitos, sin que medie un operativo destinado a ese propósito.

La campaña está basada en un estudio del Instituto de Medicina Legal, que demuestra cómo, de 2.220 autopsias realizadas a conductores fallecidos en accidentes de tránsito, presentaban tasas de alcohol del 34,5 por ciento (la tercera parte de los examinados).  

Así es al alcoholímetro
La Resolución 000414 de 2002 les permitió a Medicina Legal y la Policía de Tránsito trabajar más en llave en procedimientos para determinar el grado de embriaguez de los conductores.

Para ello avaló, además de la prueba física realizada en laboratorios especializados, una prueba electrónica, obtenida a través del alcoholímetro, un sencillo, pero sofisticado aparato que, al igual que el test médico, mide el número de gramos de alcohol presente en la sangre.

El valor numérico que arroja la pantalla del alcoholímetro es tan preciso como el de una prueba de sangre y, como aquella, es en un 99 por ciento confiable. 

Consiste en una especie de caja portátil con una boquilla, que el conductor debe soplar de manera continua, por unos segundos.
Esa boquilla es la entrada del aire a un medidor que registra con exactitud cuánto alcohol ingirió, y lo muestra luego en una pantalla que indica dentro de cuál de los grados de embriaguez está la persona evaluada.

Sin embargo, la experiencia de los agentes les permite detectar ¿al ojímetro¿ si un conductor es sospechoso de estar conduciendo con tragos. El sudor en la frente, el parpadeo lento y el caminar pausado los delata de inmediato.

Otros ingieren alimentos o mentas para ocultar el vaho y la mayoría asumen una posición de ¿hombre serio¿, creyendo que con eso ocultan su estado.

TENGA EN CUENTA¿
Cuanto más tome, más alta será la concentración de alcohol en la sangre.
Cuanto más rápido tome, más pronto el alcohol alcanzará una alta concentración en la sangre.
Las mujeres tienen más agua y menos grasa por libra de peso, de ahí que el alcohol se concentre más en ellas.
Cuanto más pesado, más agua tiene el cuerpo y menos concentración de alcohol tendrá.
Comer algo antes de tomar hace más lenta la absorción de alcohol en la sangre.


MEDICIÓN DE LA CANTIDAD DE ALCOHOL

El grado de embriaguez lo determina la Resolución 000414, en su artículo segundo, así:

Resultados menores a 40 miligramos de etanol por cien mililitros de sangre total se interpretan como estado de embriaguez negativo.

Resultados entre 40 y 99 miligramos de etanol por 100 mililitros de sangre total corresponden al primer grado de embriaguez.

Resultados entre 100 y 140 miligramos de etanol por 100 mililitros de sangre total corresponden al segundo grado de embriaguez.

Resultados mayores o iguales a 150 miligramos de etanol por 100 mililitros de sangre total corresponden al tercer grado de embriaguez. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.