Toyota llegó a once generaciones con su icónico modelo Corolla

Este carro, que se fabrica desde 1966, tiene diferentes versiones dependiendo del mercado, pero comparten el motor de 1,8 litros, caja manual, CVT y automática. No se confirma la llegada a Colombia.

Redacción Motor

04:49 p.m. 25 de junio del 2013

Ver imágenes de cada una de las generaciones que preceden al Toyota Corolla

El Toyota Corolla es el carro más viejo en producción y a la vez el más vendido del mundo, dos distinciones que lo convierten en una insignia de la industria automotriz que hasta el momento suma 11 generaciones en más de 47 años de producción que le han permitido facturar a la marca japonesa casi 40 millones de unidades en todo el mundo.

Precisamente, con ese abultado palmarés se presentó hace dos semanas la más reciente generación de este sedán ante el resto del mundo, pues en Japón se mostró hace un año, en configuraciones para el mercado americano y el europeo que tienen pequeñas diferencias entre sí y en las cuales se refleja una audaz interpretación estética que se salió del molde y que le da mayor agresividad y deportividad a un modelo que muy pocas veces se salió de la ruta de lo tradicional.

Sobre esta onceava generación del Toyota Corolla se calcaron las líneas del prototipo Furia que se vio durante el pasado salón del automóvil de Detroit, a comienzos de este año, y por ello luce un frontal más corto e imponente, a pesar de que su longitud se aumentó, con un capó de pliegues bien marcados y una caída vertical que acentúan su aire robusto y cuya presencia está marcada por un enorme bómper de dos secciones, una delgada parrilla de una hoja, con el logo flotante, que tiene continuidad en los costados con las enormes luces frontales 'ojo de águila' que le dan carácter y, como es norma, también con ‘cejas’ led para el día.

Dos detalles llaman la atención en este punto: los ángulos achatados y rectos de los bómperes sobre el paso de las ruedas y la boca que forma la entrada de aire inferior. Estas señales inéditas le arrebatan ese aire convencional que siempre fue un argumento exitoso en este sedán, pero que se estancó en el tiempo y del cual quieren desprenderse en Toyota para volver a atraer compradores a caudales como en otras épocas, pero ahora con un espíritu más dinámico.

Solo queda en el aire una pregunta: ¿por qué tiene un inocultable parecido en esta vista con el nuevo Honda Civic?

En la parte posterior todo el diseño depende del nuevo bómper, que también está aplanado en los costados y le da un aspecto compacto, pues todo se agrupa en un octágono central. Los stops van desde el paso de la rueda y se extienden hasta el baúl en un diseño asimétrico. Remata esta vista un alerón camuflado muy deportivo y una gran altura sobre el piso que lo hace ver enclavado en la vía, muy dinámico. Sin embargo, aunque hubo cambios, no se arriesgó mucho en esta porción y menos en los costados, que apenas sí recibieron un par de pliegues que le dan profundidad.

Y es que la renovación del Corolla está en puntadas precisas y no en una revolución, pues en su ADN heredó una continuidad con el paso del tiempo que le ha pemitido permanecer siempre en los deseos de los consumidores, que lo convirtieron en un best-seller.

Pero algunas cosas se ajustaron al momento y se hicieron mejores. Por ejemplo, gracias a la eficiencia tecnológica y al empleo de materiales ligeros, este carro es más grande que el modelo predecesor, con 10 centímetros más de longitud, y tiene una gran distancia entre ejes de 2,7 metros que le permite ofrecer un mayor espacio interior que notarán los pasajeros del puesto trasero, pues tendrán 7,5 centímetros más para acomodar las piernas. También es ligeramente más ancho (1,6 cm) y más bajo (1 cm), por lo que, a pesar de su tamaño, se ve compacto.

El interior recibió un nueva distribución de algunos elementos con un tablero envolvente de relojes análogos con iluminación azul, pantalla digital en el centro de la consola que se trazó con escuadra, así como rejillas del aire acondicionado, asientos de mayor tamaño, mejores materiales, un gran trabajo de insonorización y, en resumen, un acabado de mayor calidad que tendrá hasta cuatro presentaciones diferentes. Dentro de su equipamiento estándar habrá ocho airbags, Bluetooth y sistemas de conectividad.

En la parte mecánica, este nuevo Corolla contará con dos motores de gasolina. El básico, el conocido de 1,8 litros y 132 caballos de potencia que estará en los modelos L, LE y S. El segundo es una evolución del anterior con la misma cilindrada pero equipado con la tecnología Valvematic (distribución de la apertura de válvulas variable en el tiempo) lo que le permite disponer de 140 caballos de potencia y reducir su consumo hasta en un 5 por ciento con respecto al estándar. Este último se denominó Eco.

El Corolla también tendrá tres transmisiones disponibles: una manual de seis velocidades, una automática de 4 que ya luce anticuada, y una nueva CVT de 7 cambios. Con estas configuraciones, la marca asegura que la versión más económica en consumo podrá tener un rango de 64 kilómetros por galón.

Otro dato clave es que este carro es más ligero que la edición anterior pues su estructura se fabricó con acero de alta resistencia, lo que hace que en la balanza marque 1.290 kilogramos, que para la edición de mayor poder le daría una relación peso/potencia de 9,2 kilos por caballo, que no lo hace una flecha pero le da los arrestos suficientes para defenderse en ciudad y pasar sin ahogos a la carretera.

Las demás partes se mantuvieron intactas pues básicamente se trata del mismo carro de la décima generación por cuyo desempeño mecánico no hay quejas. Con estos argumentos Toyota reemplaza la anterior generación del Corolla, que tuvo casi cinco años de vida desde su lanzamiento, y le vuelve a dar manivela al eterno sedán que ha sido su ‘nave’ insignia en la industria y cuyo odómetro vuelve a quedar en ceros.

RECUADROS:

BIOGRAFÍA DEL COROLLA
Su comercialización comenzó en 1966 bajo una carrocería coupé y un motor de 1,1 litros. La carrocería sedán apareció en 1970 con motores de 1,4 y 1,6 y se convirtió en la segunda generación. Entre el 74 y el 79 surgió la tercera generación. Con la cuarta se incluyó la inyección electrónica. En 1983 se renovó una vez más y se introdujo un motor diésel. La sexta generación (87) llegó con tracción total. En 1991 aparece la séptima renovación y desaparece el carburador. De nuevo, cuatro años más tarde hay un salto generacional y se introduce el motor con bloque de aluminio. En el 2000 llegó la novena familia y a finales de 2006 apareció la décima. (Ver fotos de cada generación)

PRESENTACIONES DIFERENTES:
Toyota sabe administrar sus diferentes mercados. La generación 11 del Corolla se estrenó en Japón en mayo del año pasado (Axio), pero no tiene nada que ver con las que se presentaron hace dos semanas en Turquía para Europa y en California, Estados Unidos, con diferencia de un día. De hecho, estas dos tienen diferentes estéticas, pues mientras el modelo americano tiene pinta deportiva, el modelo europeo sale con una parrilla cromada de tres hojas, un capó más liso y unas luces menos esculpidas que lo hacen lucir mucho más conservador, sobrio y elegante.

FRASES:

LA ESTÉTICA ‘ATREVIDA’ DEL COROLLA YA SE HABÍA INTERPRETADO EN LA MÁS RECIENTE EDICIÓN DE LA RAV, POR LO CUAL TODOS LOS DEMÁS MODELOS ADOPTARÁN ESTE NUEVO LENGUAJE DE DISEÑO.

EL COROLLA ES PRODUCIDO EN 16 PLANTAS DE TOYOTA Y SE VENDE EN 154 PAÍSES. EL NUEVO CARRO SALDRÁ AL MERCADO ESTADOUNIDENSE EN SEPTIEMBRE.

 SUS MEDIDAS LO HACEN UN VEHÍCULO DEL SEGMENTO C, PUES TIENE 4,64 METROS DE LONGITUD, 1,77 DE ANCHO Y 1,45 DE ALTO.

Ver fotos de la más reciente generación que presentó la firma

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.