Cirugía estética a la Toyota Prado

Uno de los modelos más exitosos de la marca se refresca con pinta renovada y una amplia oferta de equipamientos que suman tres versiones.

Revista Motor

04:16 p.m. 28 de noviembre del 2017
Nueva Toyota Prado

Nueva Toyota Prado

Llega con motor de diésel o de gasolina y sistema de impulsión permanente. Como su antecesora, tiene un interior amplio y cómodo e incluye dos asientos adicionales que se despliegan en el baúl.

La SUV mediana de la línea Land Cruiser de Toyota no requiere presentación. Es uno de los vehículos de su tipo más reconocidos y, si se quiere, de los más ‘aspiracionales’ que ruedan en el país, gracias a sus líneas agresivas que contrastan con un interior con vocación familiar, pero, sobre todo, por las soluciones todoterreno en las que la marca japonesa es casi imbatible.

Se ubica por encima de su hermana 4Runner, por lo cual luce más compacta que aquella y ofrece muchos equipamientos que no se refieren específicamente al tren motor, sino a elementos de estética y confort por los que hay que pagar una buena suma de dinero adicional.

En orden ascendente, las vitrinas Toyota ofrecen la renovada Prado como TX, TX-L y VX, cada una con opción de motor de diésel de cuatro cilindros en línea y 2.982 cm3, turbo de geometría variable e intercooler, de 170 caballos de potencia y 410 Nm de torque, unido a una transmisión automática con opción manual de cinco velocidades.

Nueva Toyota Prado

.

También fueron equipadas con una máquina V6 de gasolina, de 24 válvulas VVT-i dual y 3.956 cm3 de desplazamiento, de 271 caballos de potencia a 5.600 rpm y un torque de 381 Nm a 4.400 rpm, ayudado por una caja automática con manejo manual de seis velocidades.

Todas incluyen impulsión 4x4 permanente en las cuatro ruedas con desconexión automática de diferencial, como parte de un paquete tecnológico reconocido por la marca como ‘VSC+HAC+DAC+ATRC’ (el concesionario tardará por lo menos una hora en explicárselo), destinado a circular de forma inteligente bloqueando las ruedas que no tienen tracción o rodar con toda la potencia para salir de líos en condiciones extremas.

Las cifras del armazón delatan también su vocación de tropera, especialmente las que influyen directamente con su comportamiento en carreteras extremas (esto es, en últimas, la cualidad que buscan quienes se deciden por un vehículo de estos y no por una de las tantas crossover que están imponiéndose en los diferentes mercados).

Nueva Toyota Prado

.

Para empezar, contempla un voladizo delantero de 950 milímetros y trasero de 1.075, con los que logra un ángulo de ataque de 31 grados y de salida de 25, que le permiten moverse sin complejos sobre carreteras llenas de baches y ondulados. Esto es posible también en virtud de la suspensión de doble tijera con resortes helicoidales y de cuatro articulaciones también con espirales atrás, con los cuales puede someterse a condiciones extremas sin afectar su rigidez torsional.

Los ocupantes de la Prado circulan en una generosa carrocería de 4.840 milímetros de largo, 1.885 de ancho y 1.845 de altura, que provee una cabina muy cómoda, e incluye un baúl de 553 litros, en donde se despliega otra banca para llevar a dos más, aunque no tan cómodamente sentados como los cinco de las dos filas principales.

Las sillas de las versiones TX fueron forradas en tela, con seis ajustes manuales la del conductor y cuatro la del copiloto, mientras que los modelos TX-L y VX recibieron butacas en cuero/vinilo con ajustes eléctricos y climatización las del conductor y su acompañante. El aire acondicionado de tres zonas también es exclusivo de estas dos versiones (climatización manual la TX), como los siete airbags, pues la SUV de entrada guarda únicamente las dos bolsas delanteras reglamentarias.

Nueva Toyota Prado

.

El control crucero, el accionamiento automático de luces y el de limpiaparabrisas sí son exclusivos de la versión más equipada (VX), al igual que el monitor de 360 grados, el deslizamiento eléctrico de espaldares y cojines de las bancas traseras y los sensores delanteros y traseros, ausentes en los modelos de entrada y los intermedios.

Otras soluciones de estética y confort, como el techo de cristal corredizo, los estribos laterales y la persiana frontal cromada, son compartidas por los modelos TX-L y VX, aunque la apertura de puertas y el encendido del motor sin intervención de la llave y los dos anclajes Isofix para sillas infantiles son comunes en todas las versiones que contempla la oferta de la nueva Toyota Prado.

Claves de la nueva Prado

LOS FAROS delanteros son halógenos en los equipamientos TX y TX-L, y ledes con iluminación diurna en el modelo VX. Las luces exploradoras no fueron incluidas en la versión de entrada.

EL BÓMPER del color de la carrocería es común en todos los modelos, aunque el TX se diferencia por el color negro de la parrilla, que incluye detalles cromados en los modelos TX-L y VX.

LA LLANTA DE REPUESTO
fue atornillada en la zona baja de la carrocería, la cual se alza 215 milímetros sobre el piso y deja un espacio muy generoso para sortear obstáculos agrestes.

LAS UNIDADES DE LUZ TRASERAS fueron rediseñadas por completo (aunque guardan la misma forma de las del modelo anterior), y los espejos incluyen luz de cruce y son electrocrómicos en la versión VX

LOS RINES son de 17 pulgadas en las Prado de entrada e intermedia, y de 18 en el modelo VX, mientras que los estribos laterales son exclusivos de las versiones TX-L y VX (con iluminación los de esta última).

Nueva Toyota Prado

.

Diseñada para andar

Además de las soluciones mecánicas y de seguridad, la Toyota Prado invita a una vida a bordo sencilla, pero con elementos suficientes para viajar cómodamente, como los seis portavasos ubicados en sitios estratégicos de las tres filas de asientos, la climatización automática propia de los modelos más equipados y la instalación de sonido con seis altavoces (nueve en las Prado TXL y VX), esta última con puertos USB y Bluetooth.

Todo tipo de competidores

La Toyota Prado diésel VX no es propiamente barata, aunque por sus características compite con otras reconocidas troperas de variados precios, lujos y características, como Jeep Wrangler Unlimited Rubicon, Mitsubishi Montero 3.8, Land-Rover Discovery o Chevrolet Trailblazer LTZ. Su mejor carta de presentación es, sin duda, el prestigio de la marca que la respalda.

Nueva Toyota Prado

.

DATOS

198 millones de pesos es el precio de la versión TX de gasolina y 199,5 millones el de diésel. Los modelos TX-l cuestan entre 205 y 239 millones (según equipamiento) y las vx fueron tasadas en 270 y 273,6 millones de pesos.

La nueva Toyota Prado llega desde Japón marcada como 2018 y es entregada por las vitrinas de la marca con garantía de cinco años o 120.000 kilómetros.

La dirección hidráulica es sensible a la velocidad y el timón fue recubierto en cuero en las versiones más equipadas. Todos se pueden ajustar en altura y profundidad, aunque el manejo remoto de audio y Bluetooth es exclusivo de los modelos TX-L y VX.

La Toyota prado forma parte de un portafolio todoterreno de Toyota, en donde se mueven los modelos Fortuner, 4Runner, FJ Cruiser, los Land Cruiser 71, 76, 78 y 79 y la robusta LC 200, complementadas por la utilitaria RAV4, la camioneta más pequeña de este portafolio japonés.

Ficha técnica
Modelo: VX
Motor: 2.982 cm3 diésel
Potencia: 170 caballos a 3.400 rpm
Torque: 410 nm a 1.600-2.800 rpm
Caja: 5 marchas secuencial
Impulsión: 4x4

Noticias recomendadas

Más noticias

BMW Gran Tourer, el Serie 2 familiar

Trae carrocería más larga que la de su compañera de plataforma -la Active Tourer- y, opcionalmente, dos pequeños asientos adicionales.

Imágenes del McLaren Senna

Este bólido equipado con un propulsor V8 biturbo de 800 caballos, es un homenaje al piloto Ayrton Senna.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.