¡Transportaron al ministro!

¡Transportaron al ministro!

Redacción Motor

08:13 p.m. 28 de mayo del 2012

Había grandes expectativas sobre la gestión del Ministerio de Transporte de este gobierno Santos. Veníamos de ocho años de una cuestionada presencia del exministro Gallego en el cargo, pues su blindaje de nivel presidencial superó todas las críticas y descontentos.

El presidente Santos descartó de manera tajante que el país necesitara un ministerio separado para el Transporte y la Movilidad y le confió esas tareas a un ministro que era perfecto para ser el titular de la cartera de obras públicas pero no para el título de su ministerio, que es totalmente equivocado a juzgar por las tareas fundamentales que tiene: infraestructura.

El doctor Cardona tuvo una ingrata y pesada misión: meterle mano y enderezar el torcido proceso de contrataciones, suspender las entregas de platas para obras que ni planos tenían, organizar
su desarrollo y, en líneas generales, ponerle gerencia, racionalidad y profesionalismo a un ministerio que ha tenido la mayor rotación de funcionarios en su cabeza a lo largo de los últimos gobiernos, y la enorme mayoría de ellos han sido malos o pésimos o claramente inadecuados.

El doctor Cardona, hombre serio, honesto e ingeniero de profesión, se dedicó a esa tarea tan compleja y le confió el viceministerio de Transporte a un joven ejecutivo, Felipe Targa, quien llegó al puesto a aprender del tema y a amalgamar sus pulidos títulos académicos de los Estados Unidos con un desorden y la falta de criterios y conocimientos que caracterizan históricamente a la oficina del manejo del transporte y la movilidad del país, donde se decide a la brava, con decretos acomodados para levantar paros.

Pero la cosa tampoco ha caminado porque no se puede tener en una persona y en una misma oficina el manejo de la pésima "organización" de los transportes de pasajeros y de carga, cuya
operación tiene totalmente infiltrado al gobierno y organizando la movilidad. Son dos cosas que cohabitan pero necesitan diferentes manejos.

Buenas ideas se oyeron y hasta normas de avanzada como el ABS y los airbags obligatorios para todos los autos, orden que naufragó en favor de los importadores y fabricantes y en contra de la seguridad de los ciudadanos. Un texto de nuevo código de tránsito llegó al Congreso con muy poco contenido técnico, impreciso y genérico.

Tanto que su estudio no ha arrancado y seguramente va a merecer un replanteamiento total dada su liviandad y falta de contundencia. Una ley de ese tipo no se puede promulgar de manera abierta para que la reglamenten a punta de resoluciones y decretos posteriores acomodando a todos los actores.

El viceministro se encuentra en una beca de estudios hace casi dos meses en el exterior y está encargado por dos meses otro viceministro, Dimitri Zaninovich Victoria. Y se estrena en unos días
en la cartera Miguel Peñaloza, cercano consejero del presidente pero poco conocido en el tema del transporte. La prioridad siguen siendo las obras, claramente, y así debe ser, pero sin abandonar
los otros puntos tan neurálgicos para ocupar esas
carreteras debidamente.

Ojalá lo maneje como esperamos todos los colombianos. Entretanto, el doctor Cardona se va al Vaticano a pavimentar la posible visita del Papa al país desde la embajada respectiva, donde podrá rezar muy cerca de la iglesia matriz para perdonar a tantos enemigos que le hicieron la vida imposible y el trabajo invivible.

¿Pasará algo por fin en el ministerio que debe reglamentar los combustibles para poder firmar el TLC con Europa -tarea que anda en manos del ministro de Agricultura, que defiende intereses que no van en línea con las exigencias técnicas del mundo-, promulgar un moderno código de tránsito, impulsar el desarrollo de energías alternativas de manera profesional y tantas otras cosas que penan en nuestro gobierno desde los tiempos en que se dijo que el país iba a hacer la "U" en este punto o tema?

Y, por otra parte, ¿será capaz de poner en cintura y en organización moderna al transporte? Son las mismas preguntas que pudimos haber escrito hace 113 meses. Ojalá, una vez más, haya alguna respuesta seria.

RECUADRO:

"Desde Hace nueve años y medio el país espera medidas serias, técnicas y profesionales en materia de transporte y movilidad, pero
el Ministerio sigue patinando en el tema y estrenando funcionarios".

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.