El 'uno, dos, tres' del Gran Premio Nacional de Tractomulas se quedó en Duitama

La corona se la llevó Juan Carlos Galindo, quien se alzó con los 20 millones de pesos y con el título a Mejor volante pesado de Colombia.

Redacción Motor

03:55 p.m. 12 de agosto del 2014

Galería de imágenes del evento y resultados

Este año, las tractomulas compitieron en nueve carreras durante dos días y los camiones livianos lo hicieron en seis oportunidades.

Más de 15.000 espectadores asistieron a la edición 27 del Gran Premio Nacional de Tracto­mulas Mobil Delvac, celebrado el fin de semana del 26 y 27 de julio en el Autódromo de Tocancipá, en donde los camioneros boyacenses demostraron de nuevo por qué su fama de profesionales del volante.

Fueron tres los hijos de la región de la papa y la cebolla larga (concretamente de Duitama) quienes subieron al podio de este encuentro, y uno de ellos, Juan Carlos Galindo, es el único que ha conquista­do la máxima presea en cuatro ocasiones desde que se institucionalizó esta competencia hace 27 años.

Galindo fue elegido de nuevo Mejor volante pe­sado de Colombia a bordo de su Kenworth roja, seguido por Henry Guío, conductor de una 'mula' International de color blanco, y de Luis Grimaldo, de 20 años de edad, quien obtuvo también los reconoci­mientos como Mejor novato y el conductor más jo­ven de la historia del certamen en subir al podio. Lo logró al mando de una Freightliner. El cuarto lugar le correspondió a Túquerres (Nariño), municipio que representó con grandes elogios José Pantoja, cam­peón del año pasado, al mando de una International.

Todos ellos pasaron por nueve pruebas diferen­tes durante los dos días de competencia. La prime­ra, una carrera individual a lo largo de la pista del Autódromo de Tocancipá en la que se tuvieron en cuenta los mejores tiempos. La segunda, también medida por los minutos y los segundos de cada uno, fue el tradicional Duelo de cabezotes, en el que los conductores se convirtieron en pilotos de competición y pusieron a rodar sus máquinas co­mo bólidos de carreras.

Les siguieron las eliminatorias respectivas, los piques en el cuarto de milla, las diferentes pruebas con los remolques a cuestas y la semifinal en la zo­na de frenado, que develó a quienes disputarían la gran final de la competencia.

La bolsa de premios

El primer puesto ganó 20 millones de pesos, el segundo 15 millones, el tercero 10 millones y el cuarto 5 millones de pe­sos. Los conductores que consiguieron del quinto al octavo puesto recibieron un millón de pesos cada uno, y los que lograron del noveno al duodécimo, 750.000 pesos cada uno. El podio del Gran Premio de Camiones Livianos recibió 5 millones de pesos (primero), 3 millones (segundo), 2 millones (tercero) y un millón de pesos el cuarto.

Tercera edición de 'livianos'

Paralelo a la tradicional competencia de tractomulas se disputó la tercera edición del Gran Premio Nacional de Camiones Livianos Mobil Delvac 1, en donde el bogotano Javi Sierra al­canzó el primer puesto, seguido de Walter Vásquez y Fabio Páez, segundo y tercero, respecti­vamente, y por el nariñense Luis Pantoja, quien ocupó el cuarto lugar.

DATOS
Los cabezotes utilizaron la recta principal para las pruebas de habilidad, y el circuito de 2.040 metros de longitud para las competencias de fondo.

El mejor novato en la categoría de camiones livianos fue Edwin Garzón y la marca ganadora fue Chevrolet.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.