Siguiente
Tuercas

El Twingo regresa a la senda del diseño innovador y atractivo. Rumbo al Salón de París

'Dibujado desde 'ceros', es una invitación directa hacia la personalización y una apuesta por una mecánica novedosa, que propone un motor turbo de bajo cilindraje instalado sobre el eje trasero.

Redacción Motor

04:22 p.m. 09 de septiembre del 2014

Imágenes del Twingo que debutará en el Salón de París

Una mirada expresiva y una carrocería pequeña por fuera pero grande por dentro, es el regreso a los genes del Renault Twingo, que en su versión anterior asomó con un cupé poco agraciado, el cual pasó sin pena ni gloria pues fue incomprendido en sus inicios, sin embargo luego fue un carro que se hizo al corazón de sus clientes y cuyas características se convirtieron en una referencia para los otros constructores. Que lo copiaron pero nunca le llegaron.

El Twingo inicial es único, por eso los dos modelos que vinieron después fueron efímeros y lejos de su concepto primario.

El 2015 endereza el camino y se en¬marca dentro de la renovación del porta¬folio de compactos en la que está inmersa la marca francesa, la cual tocó ya, y con gran acierto, el icónico Clio (el que rueda en Europa, por supuesto).

Este nuevo Twingo se muestra con líneas más sugestivas y, para sorpresa de todos, con un pequeño motor instalado debajo del baúl trasero y ya no pegado a la parrilla delantera, un cambio que les permitió a sus diseñadores trazar una cabina mucho más amplia y llena de detalles, e incluirle a la carrocería cuatro puertas sin sacrificar su carácter urbano.

‘Personalización’ también fue un concepto que jugó un papel importante al momento de repensar el Twingo, de ahí que sus compradores podrán elegir la pintura, acompañada de diferentes molduras, parrillas y espejos, gráficos deportivos, rines y un gran techo corredizo de 71 centímetros de largo por 68 de ancho.

Adentro, el panel de instrumentos de varios tonos, los adornos para el timón en rojo, azul y negro, además de los detalles de color en los asientos y las molduras de las puertas y la consola central, también les permitirán a sus dueños marcar diferencia frente a los demás y volver a un Twingo como el primero.

Renault no escatimó seguridad, aun tratándose del vehículo popular de la marca, para cumplir con las normas EuroNcap 2014. Paralelo al chasis reforzado que absorbe la energía a velocidades hasta de 80 kilómetros por hora, el frente fue armado con materiales plásticos para proteger a los peatones en caso de accidente. Lo equiparon con cuatro airbags, cámara de reversa, alertas de abandono de carril, frenos ABS con asistente de frenado de emergencia y control de ascenso.

Conectado a la nueva generación
El cuidado en los detalles de diseño se hace evidente también en la unidad de entretenimiento, que obliga a instalar el teléfono inteligente en todo el centro de la consola para acceder, a través de él, al GPS, la música, el computador a bordo y el ‘manos libres’. Cada uno de estos sistemas aparece en la pantalla del teléfono luciendo su respectivo ícono dibujado sobre un fondo de color específico. Mapas: rojo; sonido: azul; información técnica: verde, y Bluetooth: amarillo.

52
Litros es la capacidad de almacenaje del baúl, y 219 si se despliegan los asientos traseros y el del copiloto. También puede desarmarse 50/50, es decir, dejando intactos el puesto del conductor y el de quien viaja detrás de este para trastear objetos hasta de 2,31 metros de largo sobre una superficie perfectamente plana.

Dos motores
El nuevo Twingo sale al mercado europeo con dos opciones de motor de gasolina de tres cilindros, aunque de características diferentes. El primero, de 898 cm3 turbocargado, alcanza 90 caballos de potencia y 135 Nm de torque para una respuesta muy eficiente a bajas revoluciones. El segundo, de 999 cm3, llega a los 70 caballos de potencia a 6.000 rpm y desarrolla un torque de 91 Nm para circular sin afanes por la ciudad.

Ambiente relajado
El interior del Twingo fue ajustado para proporcionarles a los ocupantes un ambiente especial, con tapizados y molduras deportivas de dos colores y un panel de instrumentos que consta de un velocímetro de tamaño generoso y, en medio, una pantalla digital que se despliega para mostrar información clave, como las revoluciones y los niveles de aceite y gasolina.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.